Política

Lesa Humanidad

Obreros gráficos de Bahía Blanca ¡Presentes!

Jueves 4 de septiembre de 2014 | Edición del día

En simultaneo a la puesta en producción bajo control obrero de la empresa grafica Donneley (ex Atlántida), se está desarrollando el juicio oral que incluye el caso de los asesinatos de los obreros gráficos bahienses, Enrique Heinrich y Miguel Loyola. La tarea de imputar y juzgar a los responsables civiles aun está pendiente.

Como informamos ayer, comenzó el martes en Bahía Blanca, con la presentación de once testigos, un importante juicio en el que se desnuda la participación conjunta de la Armada, Prefectura y el Ejército durante el genocidio. La causa es caratulada como "Fracassi, Eduardo René y otros por privación ilegal de la libertad agravada, reiterada, aplicación de tormentos reiterada, homicidio agravado reiterado a Aguilar, Guillermo Aníbal y otros".

Se juzgan los crímenes cometidos contra 66 víctimas, 13 se encuentran desaparecidas, cinco fueron asesinados y las restantes fueron secuestradas y torturadas durante su permanencia en centros clandestinos ubicados en la zona de Puerto Belgrano y la Base de Infantería de Baterías, y el V Cuerpo del Ejército de Bahía Blanca.

Entre los casos, se encuentran los asesinatos de Enrique Heinrich y Miguel Loyola. Ellos eran obreros gráficos del diario La Nueva Provincia y dirigentes del Sindicato de Artes Gráficas de esta ciudad sureña. Heinrich era maquinista en la rotativa y secretario general del sindicato, mientras que Loyola trabajó como estenotipista y tesorero de la organización gremial. Los dos trabajadores fueron secuestrados el 30 de junio de 1976, y sus cuerpos maniatados, con signos de torturas y numerosos disparos, aparecieron el 4 de julio de ese año en la Cueva de los Leones, sobre la ruta nacional 33 y a 17 kilómetros de Bahía Blanca.

En el debate se intentará demostrar "la sincronización del Ejército y la Armada donde hay casos que actuaron las patotas de la Armada y pasaron por centros clandestinos del Ejército". Sin embargo, el desmembramiento de las causas de lesa humanidad ha siginificado que un actor esencial en este entrado, el director del diario La Nueva Provincia, Vicente Massot, no está entre los acusados, a pesar de estar imputado por crímenes cometidos durante la dictadura, atento a probada relación con la Armada y su responsabilidad en la desaparición de obreros del diario que aún dirige.

En el comunicado firmado del Comité de Apoyo a los Juicios se lee: “Heinrich y Loyola, obreros gráficos del diario y dirigentes del Sindicato de Artes Gráficas formaron parte de una generación que luchó por reconquistar derechos arrebatados a los trabajadores. Su militancia gremial se vio reflejada en el trabajo cotidiano desarrollado en los talleres de la empresa monopólica donde el reconocimiento de sus compañeros y el enfrentamiento a las medidas patronales preocupaban al clan Massot”. Y concluyen: “continuamos exigiendo el juicio y castigo para los Massot.”







Temas relacionados

Genocidio   /    Libertades Democráticas   /    Bahía Blanca   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO