Sociedad

EDUCACIÓN

Numerosa asamblea contra el control represivo en el Conservatorio Astor Piazzolla

La comunidad educativa de dicha institución se expresó en contra de las medidas impulsadas por la Dirección de Enseñanza Artística (DEGEART).

Ilana Yablonovsky

Estudiante del Conservatorio Astor Piazzola

Miércoles 19 de octubre de 2016 | 01:30

El Centro de estudiantes del conservatorio de la ciudad “Astor Piazzolla” convocó el 17 de Octubre a una asamblea interclaustros para debatir acerca del propósito de la Dirección de Enseñanza Artística (DEGEART) de instalar molinetes de seguridad en la puerta de dicha institución. La medida también plantea la instalación de reconocimiento de huellas dactilares de estudiantes, docentes y no docentes del conservatorio para el ingreso y un reloj para controlar el ingreso y salida de los trabajadores de la institución.

No se sabe el paradero de dicha información de reloj sabiendo además que en la provincia de Buenos Aires una experiencia similar es aplicado bajo el control de quién fue gerente de Techint durante la última dictadura genocida de nuestro país.

Por unanimidad los estudiantes, docente y no docentes votaron en contra de su instalación compartiendo la visión de que solo es una medida más del gobierno para controlar a los trabajadores, que privatiza la institución ya que mucha gente no podría ingresar a informarse para la matrícula, o que necesitaría un permiso como también la gente que desea asistir a los conciertos y audiciones de los estudiantes. Al parecer, la idea surgió en la DEGEART por un acontecimiento en el que una persona de la calle entró a escuchar la música que estaban haciendo en la clase, comentando que sabía tocar en el piano la canción “Por una cabeza”.

Con esta historia, más bella que terrorífica, impulsan la instalación de medidas de seguridad con el discurso que está planteando ahora el Macrismo de la inseguridad que no es solo otra cosa que estigmatización y discriminación a personas pobres, privándolas de la posibilidad de acceder a espacios públicos como nuestra institución educativa pública.

De todos modos, el paquete de seguridad también traía una rampa para personas con discapacidad que sigue siendo una exigencia del estudiantado como el pedido del uso pleno del edificio que hoy compartimos con el conservatorio Manuel de Falla.








Temas relacionados

Asamblea estudiantil   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO