GATILLO FÁCIL

Nuevos casos de gatillo fácil

Adolescente muerto por integrante de la Guardia Republicana y saña policial en Maldonado

Viernes 14 de octubre | 18:19

La muerte de Nicolás Cuña

El joven, de 19 años, murió como consecuencia de los balazos recibidos el día domingo en las inmediaciones del local bailable Coyote de la zona del Reducto.
Nicolás había concurrido al baile junto a sus amigos y se encontró con los disturbios que se produjeron al cerrarse las puertas del local al llegar al límite de personas que entran en su interior. Los incidentes se originaron alrededor de las 2 a.m. porque aún quedaba mucha gente con entradas en las inmediaciones de Coyote que no había podido ingresar.

Los integrantes de la guardia republicana involucrados en la muerte de Nicolás trabajaban como “seguridad” del boliche de manera irregular ya que este tipo de tareas están explícitamente prohibidas. Los policías efectuaron los disparos pasadas las 4 am, cuando la situación ya se había distendido, quedaba mucha menos gente en la zona y nada justificaba el accionar policial.

La muerte del joven motivó que amigos, familiares y allegados se movilizaran exigiendo justicia para este nuevo caso de gatillo fácil. Finalmente el juez penal de 12º turno, Nelson dos Santos, procesó ayer con prisión a tres integrantes de la Guardia Republicana al constatarse que el joven murió como consecuencia de los disparos realizados por los efectivos.

Persecución encarnizada en Maldonado

En una acción completamente desmedida, una persona fue herida gravemente en Maldonado por disparos policiales en una persecución por el robo de una garrafa de 13 kg. y un auto.

El Juez dictó el procesamiento para los policías dado que consideró que la intervención fue desproporcionada y no correspondía usar armas de fuego en la persecución; además de riesgosa para las personas que se encontraban en la zona. El Juez en el auto de procesamiento indicó que hubo una “verdadera granizada de balas” y que se podía constatar que los policías tiraban a matar y no para disuadir. Los vecinos denunciaron también que algunas balas alcanzaron las casas del barrio.

Criminalización de la pobreza y la juventud

Ambas situaciones muestran que las fuerzas policiales se sienten habilitados para un accionar represivo que pasa por encima a los derechos humanos o pone a la juventud pobre como sospechosa y pasible de acciones como las sucedidas en Coyote.




Temas relacionados

Uruguay   /   Criminalización de la juventud   /   Impunidad   /   Gatillo fácil

Comentarios

DEJAR COMENTARIO