Política

POLICÍA DE LA CIUDAD

Nuevo jefe en la Policía porteña: un amigo del Fino Palacios con un pasado que lo condena

La historia del nuevo jefe de la Policía de la Ciudad Carlos Arturo Kevorkian.

Alan Gerónimo

@Gero_chamorro

Miércoles 27 de diciembre de 2017 | 13:57

Tras meses de que la Policía de la Ciudad no tuviera un jefe, debido al desplazamiento de José Potocar, Horacio Rodríguez Larreta, designó a un nuevo cabecilla de dicha fuerza. Potocar había sido removido en abril por estar procesado en una causa de pedido de coimas a comerciantes y “trapitos” de los barrios de Núñez y Saavedra.

Hasta el momento no se había nombrado una nueva cabeza de la Policía de la Ciudad ya que según palabras de Horacio Rodríguez Larreta: “No había apuro por nombrar un nuevo jefe. Había que probar la capacidad de la gente laburando, ver si no había objeciones”.

Después de la brutal represión, a manos de la Policía Federal y de la Ciudad, el 18 de diciembre sobre los manifestantes que protestaban contra la reforma previsional, ayer se designó a un nuevo jefe, su nombre: Carlos Arturo Kevorkian.

¿Quién es Carlos Arturo Kevorkian?

Kevorkian era miembro de la Policía Federal y fue miembro fundador de lo que fue la Policía Metropolitana junto a su cercano amigo Jorge "Fino" Palacios, quien renunció a su cargo antes de que esta fuerza tuviera su “bautismo de fuego” en la represión del Parque Indoaméricano donde fueron asesinadas 3 personas.

El “Fino” Palacios había renunciado a este cargo tras salir a la luz una red de espionaje hacia rivales políticos junto a Ciro James. Fue acusado además por el caso AMIA, considerado un partícipe necesario en el delito de encubrimiento, además de autor penalmente responsable del delito de abuso de autoridad y autor del delito de violación de pruebas.

El 27 de junio del 2005 se jugaba en la cancha de Huracán el partido entre Chacarita y Defensores de Belgrano.

En ese momento varios policías de civil se infiltraron en la tribuna de la cancha de Huracán donde se encontraban los hinchas del “Defe” para provocar desmanes y así justificar la brutal represión que luego ocurriría. La misma modalidad que siguen usando hasta ahora para deslegitimar las grandes movilizaciones.

En ese momento Carlos Arturo Kevorkian era Comisario de la Policía Federal y estaba a cargo del operativo de seguridad junto al comisario Fernando Gabela.

Fernando Blanco, hincha de Defensores de Belgrano, bajó intacto de la tribuna hasta que llegó a la avenida Amancio Alcorta. Allí varios policías de civil lo tomaron por los pelos y le dieron palazos por todo el cuerpo, todas las imágenes de ese operativo fueron tomadas por el programa “Cámara Testigo”.

Blanco murió dos días después a raíz de la brutal paliza por parte de la Policía Federal con Kevorkian como jefe del operativo. Fernando había sufrido fracturas de cráneo, contusión cerebral y hemorragia meníngea.

La versión policial fue que Fernando Blanco “se tiró” del patrullero para no ser detenido y que eso le ocasionó la muerte. La mentira “oficial” duró apenas unos días hasta que el video de cuando es detenido salió a la luz.

Tiempo Argentino se entrevistó con Ángel, el padre de la víctima, quien recordó que durante la represión, uno de los simpatizantes le gritó a Kevorkián: “Nosotros pagamos la entrada y vos nos cagás a palos”. Y la repuesta no se hizo esperar. En tono burlón, vestido de civil y con el handy en su mano derecha, el comisario le contestó al hincha: “Y claro que sí”.

Otras de las cosas dichas en ese operativo por el prepotente Kevorkian fue cuando increpó a otro hincha de Defensores: “Te hago cagar a palos, ¿cuál es el problema?”, mostrando el grado de conocimiento y alentando a sus subalternos para que golpeen brutalmente a la parcialidad del “Dragón”.

Caer para arriba

Lejos de haber sido juzgado por este hecho, Kevorkian junto a otros integrantes implicados en el asesinato de Fernando Blanco fueron trasladados, no al penal, si no a las comisarías de la ciudad para ser parte de lo que en su momento había sido la Policía Metropolitana, hoy la Policía de la Ciudad.

El padre de Fernando diría en el año 2009: “Los dos que manejaban el patrullero en el que llevaron a mi hijo quedaron pegados pero están libres. El policía que llevaba una manopla fue sobreseído y me dijeron que está trabajando en la Metropolitana. Se llama Leandro David Quiroz. Kevorkián no sirve para nada, es un tipo que se ampara en el poder que le da la chapa y la pistola”.

Ese mismo año, el por entonces jefe del Gobierno porteño Mauricio Macri (actual presidente) en una resolución designó a Kevorkian como coordinador general de la Policía Metropolitana, cargo que desempeñó hasta ahora.

Lejos de desplazarlo y hacerle pagar por el asesinato de Fernando Blanco, en el día de ayer Larreta tiene un nuevo “flamante” amigo del gatillo fácil para manejar los patrulleros de la Ciudad: Carlos Arturo Kevorkian.

No es solo Kevorkian

Gabriel Oscar Berard, actual superintendente de Operaciones, es ascendido a subjefe policial. Berard es uno de los principales responsables del operativo represivo del 18 de diciembre en Congreso cuando miles de manifestantes ocupaban la plaza del Congreso contra la reforma previsional. El saldo fue 4 personas con pérdida de ojos y cientos de manifestantes heridos.

Legislador rechaza el ascenso de Kevorkian y Berard

Al respecto, el legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Patricio del Corro (PTS-FIT) declaró en La Izquierda Diario: "Al frente de la Policía de la Ciudad acaban de poner a un amigo del ‘Fino’ Palacios. Como no podía ser de otra manera se trata de otro delincuente amigo del gatillo fácil. Además para completarla en la nómina de ascensos policiales, va segundo Gabriel Berard, uno de los que comandó el violento operativo del 18 contra los manifestantes que protestaban en Congreso contra la reforma previsional. Más crimen organizado y represión que nunca".








Temas relacionados

Delincuencia policial   /    Policía de la Ciudad   /    Brutalidad policial   /    Jorge "El Fino" Palacios   /    Policía Federal   /    Policia Metropolitana   /    Mauricio Macri   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Libertades Democráticas   /    CABA   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO