Géneros y Sexualidades

ALERTA FEMINISTA

Nuevo feminicidio y nueva Alerta de mujeres

Ayer se realizó una nueva Alerta a raíz del feminicidio de una mujer en Rivera. Las mujeres nuevamente ganamos las calles exigiendo #NiUnaMenos.

Karina Rojas

Montevideo

Sábado 27 de enero | 20:42

El pasado martes 23 de enero, vecinos de la localidad de Tranqueras, en el departamento de Rivera, denunciaron el feminicidio de una mujer de 65 años, quien fuera encontrada muerta por un disparo dentro de su casa. A pocos metros de su cuerpo, se encontró el de su pareja de 56 años quien, luego de matarla se suicidó.

En tanto, ayer viernes 26 se realizó una nueva Alerta Feminista en repudio a este feminicidio, el tercero en lo que va del 2018, para visibilizar esta lamentable situación, para exigir medidas concretas y para ganar las calles con los reclamos de las mujeres.

Otra vez la rabia, el dolor, la impotencia y las preguntas. ¿Por qué paso? ¿Cómo se pueden prevenir los feminicidios? Otra vez la omisión del Estado, este Estado capitalista y patriarcal que sigue sin atender a nuestras demandas.

Los feminicidios son la máxima expresión, la más cruel, de la violencia de género. De esas violencias de donde ya no se puede volver y donde todo se precipita.

Según los últimos datos brindados por la Cepal, Uruguay se encuentra en el quinto lugar dentro de 23 países de América Latina y del Caribe por el número de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas. Por su parte, la Primera Encuesta Nacional de Prevalencia de la Violencia basada en el Género y Generaciones confirma que 7 de cada 10 mujeres han sufrido algún tipo de violencia de género en Uruguay.

La violencia machista es algo estructural de nuestras sociedades, un problema cultural que arrastramos de hace mucho. Nuestras sociedades están basadas en el patriarcado y el capitalismo, dos estructuras que explotan y oprimen a la mayoría de la población, entre ellas por supuesto a las mujeres.

Por eso pensamos que el Estado es responsable - de hecho la definición de Feminicidio marca la responsabilidad estatal por la omisión de acciones tendientes a prevenir o bien a asistir en estas situaciones - y por eso volvemos a marchar.

Estado y gobiernos, responsables

El gobierno uruguayo - con 13 años de gestión frenteamplista -, si bien ha venido legislando en los últimos años sobre la violencia de género, no puede - o, mejor dicho, no quiere - atacar cuestiones básicas de esta sociedad patriarcal y capitalista.

Por ejemplo, una profunda transformación educativa, que necesitamos para educar a niños y niñas desde una perspectiva que no sea machista. Esto se da porque detrás del poder gubernamental - en especial del presidente Tabaré Vázquez - siguen los poderes eclesiásticos como el de la Iglesia Católica.

El gobierno sigue permitiendo que maltraten a las mujeres cuando - como último recurso - se concurren a las comisarías para denunciar la situación de violencia o acoso y nos vuelven a victimizar.

El gobierno no corrige al sistema judicial, donde duermen los expedientes de las mujeres que viven situaciones de violencia, o bien se intentan "mediaciones" entre el agresor y la mujer para que "se reconcilien", o los jueces y juezas premian a los varones violentos y desamparan a las mujeres, culpabilizándolas.

El gobierno sigue sin poner recursos económicos para la construcción de centros de acogida para las mujeres que deben salir corriendo de sus hogares llevando a sus hijos, escapando de la violencia.

El gobierno mete la cabeza en el tacho, como si no quisiera ver que hay gurisas desaparecidas hace meses y años, que hay redes de trata que operan con la impunidad que les otorga las fuerzas represivas y hasta sectores del poder político y judicial. Las usan como bestia de carga para la explotación sexual y para perpetuar el cinismo machista. Y por ellas también luchamos para que aparezcan.

El gobierno hace la vista frente a la desigualdad laboral en los trabajos, al acoso laboral y sexual que permanentemente sufrimos las mujeres, a la diferencia en el trato y en las condiciones de trabajo que nos imponen, al tipo de trabajo que nos proponen - en general los menos calificados, y por tanto, los peor pagos - porque en Uruguay todavía las mujeres seguimos cobrando una 24 % menos de salario comparado con el de los varones por la misma tarea.

Calentando motores de cara al 8M

Previo a la Alerta, se realizó una Asamblea de Mujeres para preparar el Paro Internacional de Mujeres el próximo 8 de Marzo. Será necesario que pongamos todas las fuerzas de las mujeres trabajadoras y de todas las mujeres para frenar los feminicidios y la violencia machista, pero solo lo conseguiremos unidas y organizadas en los lugares de trabajo y estudio. Porque ¡si matan a una, miles nos organizamos!






Temas relacionados

feminicidios   /   Uruguay   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO