Política

CASO MALDONADO

Nueva y peligrosa maniobra del Gobierno: poner el eje en los testigos

Myriam Bregman denuncia cómo el Gobierno intenta desviar el eje de la responsabilidad estatal hacia la revictimización de los testigos de la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Myriam Bregman

Legisladora electa CABA - FIT | CeProDH | @myriambregman

Viernes 8 de septiembre | 15:51

Cuando empecé a intervenir en causas de lesa humanidad aprendí mucho con personas admirables como Nora Cortiñas, que nunca dejaron de reclamar la apertura de los archivos de la represión. Si el Estado hubiese abierto esos archivos, no hubiésemos necesitado depender casi exclusivamente de los testigos. Si el Estado hubiese abierto los archivos de la represión, Julio López no hubiese quedado solo en ese juicio, dando un montón de datos sobre la patota de Etchecolatz. Mientras este estaba preso, su patota estaba libre y volvió a secuestrar a Julio. Eso pasa cuando en crímenes en que participa el Estado, se invierte la carga de la prueba y queremos probar todo con testigos.

Es terrible que estemos discutiendo si alguien guardó o no unos binoculares en su bolsillo para no perderlos mientras le picaban las balas. Que el Estado es responsable significa que es este el que debe presentar las pruebas, que el Estado escondió los listados de Gendarmería, de todos los móviles y personas que participaron, que no sabemos todavía si nos dio todas las pruebas, que no nos dio todos los celulares, que permitió que se fraguaran los libros de Gendarmería del 31 de julio y el 1º de agosto. ¿Por qué lavaron las camionetas? ¿Por qué rompieron las fajas de seguridad? ¿Por qué el juez no incomunicó inmediatamente a los gendarmes y les secuestró la ropa? ¿Cuál es el resultado del cruce de llamadas y pericias sobre las antenas?

Es el Estado el que nos tiene que decir qué pasó. ¿Por qué aparecen informes de inteligencia dando vueltas en los medios? Los que participamos en este tipo de causas e investigamos casos de desaparición forzada sabemos que jamás, jamás hay que poner exclusivamente el peso de la prueba en las víctimas o en lo que estas puedan recordar. Cuando esto sucede, es fácil que se los cuestione y revictimice. Eso hicieron los genocidas. Nosotros no lo hacemos.








Temas relacionados

Santiago Maldonado   /    Gendarmería   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO