Juventud

Estado Español

HUELGA ESTUDIANTIL

Nueva jornada de movilización contra la LOMCE y la Reválida

Segunda jornada de huelga de este curso contra la aplicación de la contrarreforma educativa obra del exministro Wert. Los engaños de “retirada de la Reválida” merman la masividad de la protesta.

Pere Ametller

@pereametller

Jueves 24 de noviembre | Edición del día

Foto: ID

Tras las masivas manifestaciones de la pasada huelga estudiantil del 26 de Octubre, a solo unos días de la investidura de Rajoy, el PP, con la ayuda de casi todos los grandes medios de comuniciación, anunció una supuesta paralización de la Revalida.

Una maniobra comunicativa propia de Goebbels, si una mentira se repite y se repite, se convierte en verdad. Como explicaba Jorge Remacha en este artículo, el contenido de lo anunciado distaba mucho de los titulares. La LOMCE y la Reválida siguen bien vivas, y esta última será la prueba de acceso a la univerisdad ya el próximo mes de junio.

El Sindicato de Estudiantes (SE) anunció una nueva convocatoria de movilización. Como la anterior, lo hizo “desde arriba” y sin plantearse la necesidad de impulsar la más mínima iniciativa para desarrollar la autorganización en los centros, menos aún el construir la unidad entre estudiantes de medias y de universidad. Estas debilidades de la huelga del 26O, en el marco de la intoxicación informativa de estas semanas, se han convertido en fatales para la nueva convocatoria, que en general se ha mostrado como mucho más desinflada que la anterior.

La política sectaria de otras muchas organizaciones estudiantiles, algunas con un relativo peso en la universidad o en algunas partes del Estado (como el SEPC en Catalunya), de no querer sumarse a la jornada por estar convocada por el SE han sido otro elemento que explica el desinfle de la movilización en tan poco tiempo.

Aún así se han producido manifestaciones en 50 localidades del Estado, y aunque menos nutridas, miles de jóvenes han vuelto a participar en ellas con un espíritu de combate y de querer tumbar las contrarreformas del PP. Desde el SE se ha anunciado que la huelga ha sido secundada por el 85% de los estudiantes. El Ministerio de Educación, como es costumbre, la calificado como “irrelevante” su seguimiento. La huelga estudiantil ha estado respaldada por CCOO, UGT y STES, como el 26O, aunque no han convocado huelga del profesorado en ninguna comunidad. Podemos e Izquierda Unida también han apoyado la convocatoria, así como la confederación de asociaciones de padres y madres de alumnos, CEAPA, aunque ha diferencia de la pasada huelga, esta vez no ha hecho un llamamiento a no llevar a los hijos a los centros.

La manifestación convocada en Barcelona ha partido de la plaza Universidad hasta plaza Santa Jaume. En el transcurso de la misma se han gritado cánticos contra los recortes, por una educación de calidad, contra la Monarquía, el PP, Puigdemont y a favor de la unión de los estudiantes y los trabajadores. Desde la organización de la manifestación se ha exigido a CCOO y UGT que convoquen una huelga general contra todos los recortes. También ha habido palabras para denunciar la reciente muerte de una anciana en Reus a causa del corte de la luz que sufría. La manifestación ha sido menos masiva que la del pasado mes, unos 2.000 jóvenes.

En Madrid otro par de miles han marchado por el centro de la capital. En esta ocasión también se ha formado un bloque que bajo el lema “Contra las revalidas y la elitización. Ruptura y horizontalidad”, que ha querido manifestarse exigiendo la derogación de la LOMCE, pero sin participar de la manifestación convocada por el SE. En Zaragoza unos 200 estudiantes han marchado desde la universidad hasta la delegación del gobierno, donde las diferentes organizaciones convocantes han leído un comunicado de las organizaciones convocantes.

La LOMCE supone unas regresiones en la educación inaceptables. Además de la mencionada revalida que dificulta más el acceso a la universidad, se degradan asignaturas como arte o historia de la filosofía, se incluye la asignatura de religión como optativa en primero de Bachillerato contando su calificación para la media, se atacan los modelos de inmersión lingüística, se pretende distinguir y segregar entre los alumnos desde muy tempranas edades y se de mayor peso a la educación privada y concertada.

Los intereses corporativistas de los diferentes sindicatos han provocado que los estudiantes de secundaria y los universitarios no hayan salido a las calles juntos en ninguna ocasión. Esto solo ha favorecido a que las demandas de la supresión de la LOMCE y del 3+2 hayan tenido menos fuerza. En la huelga del 26 de octubre salieron miles de estudiantes a las calles masivamente, con la participación de los universitarios podría haber sido no solo un golpe enorme para frenar las reformas reaccionarias del gobierno, sino un punto de inflexión que relanzara la movilización social y animara a otros sectores a luchar de nuevo.




Temas relacionados

LOMCE   /    Huelga Estudiantil   /    Movilización estudiantil   /    Movimiento estudiantil   /    Juventud   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO