Economía

TURBULENCIA FINANCIERA

Nueva jornada de caídas bursátiles en todo el mundo

El día de ayer la bolsa de Shanghai cerró la sesión con una caída del 2.92 %, alcanzando su nivel más bajo en 13 meses. En Madrid, el IBEX 35 cayó 1,72 %.

Viernes 29 de enero de 2016 | Edición del día

Ayer fue una nueva jornada con importantes caídas de los valores bursátiles. Aunque algunos países que venían con pérdidas ayer cerraron con resultado positivo, varias plazas marcaron la continuidad de la tendencia negativa. Los mercados de Shanghái y Tokio que retrocedieron 2.92 y 0.71 % respectivamente.

Las principales bolsas de China cerraron de nuevo con fuertes pérdidas que amplían por encima del 25 % la caída acumulada en lo que va de año y hasta el 48 % el descenso desde los máximos registrados en junio pasado. El Shanghái Composite Index cerró la sesión con una caída del 2.92 %, hasta los 2,655.66 puntos, su nivel más bajo en 13 meses y 25% inferior al registrado al cierre de 2015.

En el caso de Europa, donde últimamente las bolsas se mueven al ritmo del precio del petróleo, ayer ignoraron la subida del crudo cerraron con fuertes caídas ante las dudas sobre el sector financiero italiano y la debilidad económica en Estados Unidos. El Ibex de Madrid cedió un 1,72 % hasta los 8.590,60 puntos.

El repunte en el precio del rebote ante la posibilidad de un acuerdo para recortar la producción de Rusia y los países de la OPEP, no tuvo ayer el mismo efecto en las bolsas europeas que en las últimas sesiones. Pesaron más las dudas sobre la primera economía del mundo, después de las palabras de la Fed y los débiles datos macroeconómicos conocidos en Estados Unidos, y la incertidumbre sobre la banca italiana, que ha contagiado otra vez a los valores del sector en el resto del Viejo Continente.

El Dax alemán se alejó de los 10.000 puntos y la Bolsa de Milán tuvo una caída del 3,5 % en medio de otra jornada de caídas en bancos como Monte dei Paschi (-8 %), UBI (-6 %) y Banco Popolare (-6 %). La temporada de resultados ha confirmado además las pérdidas millonarias adelantadas ya en Deutsche Bank. Los números rojos alcanzaron los 6.800 millones de euros en 2015.

Esto se da en el medio de malas noticias sobre el panorama de EE.UU. Un día después de la mayor cautela que trasladó la Fed, el dato de pedidos de bienes duraderos de EEUU ha registrado un batacazo del 5,1 %, muy lejos del 0,6 % esperado y el dato de ventas pendientes de vivienda ha sido peor de lo esperado. Solo las peticiones semanales de subsidio por desempleo han mejorado las previsiones.







Temas relacionados

Derrumbe bursátil   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO