Mundo Obrero

ALMIRANTE BROWN

Nueva audiencia por despidos en la empresa de colectivos San Vicente

La audiencia fue acompañada por una protesta donde participaron choferes de otras líneas de colectivos, trabajadores de Coca Cola y organizaciones sociales y políticas. Denuncian persecución y discriminación.

Jueves 14 de marzo | 17:23

El miércoles por la mañana se llevó a cabo una nueva audiencia en el Secretaría de Trabajo de Almirante Brown, ubicado en la localidad de Burzaco, por el despido del chofer Victorio Gianella.

Esta fue la segunda reunión convocada en la dependencia, donde la empresa nuevamente ratificó el despido. Los trabajadores denuncian el caracter persecutorio y antisindical del mismo. Ante la falta de acuerdo entre las partes se iniciarán acciones legales para reclamar la reincorporación.

Mientras se desarrollaba la reunión, en la puerta del Secretaría acompañaban con un corte de calle trabajadores de otras líneas de colectivos, organizaciones sociales y políticas. Entre los presentes se encontraban trabajadores en lucha de Coca-Cola y SIAM que invitaron a una reunión para coordinar las luchas en curso. El encuentro se realizará el viernes a las 17.30 hs. en el Hotel Bauen.

El despido del chofer se da en el contexto de un ataque generalizado a las condiciones de trabajo en el gremio de la UTA, en el que su dirigente Roberto Fernandez lleva adelante una escandalosa tregua. La empresa San Vicente, que pertenece al grupo DOTA, está avanzando con despidos y suspensiones a los trabajadores y a la par recorta el servicioa los usuarios. Al cierre de líneas esta semana se le sumó el recorte del recorrido del 74 que terminará en Burzaco, lo que ya despertó la queja de vecinos de Longchamps.

La línea 165 también sufre una grave crisis por los manejos de DOTA la empresa expreso Lomas. Actualmente los trabajadores no pueden prestar servicio por falta de colectivos para circular.

Durante muchos años DOTA y todas las empresas de transporte recibieron millones de pesos del Estado, tanto con el kirchnerismo como con el macrismo. No hubo ningún tipo de control sobre el uso de estos fondos, lo que derivó en que los empresarios no inviertan nada mientras embolsaban millones con la complicidad de la burocracia de la UTA. Mientras tanto los usuarios son azotados por los tarifazos, pagando cada vez más por un servicio que empeora.

Para terminar con la crisis del transporte necesitamos poner las empresas bajo gestión de los trabajadores y usuarios populares.







Temas relacionados

San Vicente   /    Choferes   /    Almirante Brown   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO