Internacional

ESTADOS UNIDOS

Nueva York: imágenes y relato sobre la "marcha por nuestras vidas"

Las calles de la "Gran Manzana" fueron ocupadas por más de 100 mil personas en un contexto en el que crece el rechazo a las políticas de Trump.

Luigi Morris

@LuigiWMorris

Domingo 25 de marzo | 21:26

El tren de la línea Q llegó con demora a la estación de Beverly Road en Brooklyn. Ya a las 9 de la mañana del sábado, las estaciones y vagones se poblaron con jóvenes y familias que llevaban sus propios carteles a lo que sería una nueva movilización histórica a lo largo y ancho de los Estados Unidos.

Aún quedaban restos de nieve pero el día prestaba las condiciones ideales para que más de cien mil personas salieran a las calles a manifestarse en la “March for our lives” (Marcha por nuestras vidas) contra la “violencia armada”.

Diez días atras, alrededor de un millón de estudiantes salieron de los colegios de los Estados durante 17 minutos para recordar a los 17 estudiantes asesinados en el tiroteo masivo dentro de una escuela en Parkland, Florida. La acción anunciaba que se venía algo muy grande.

Leer más en: EE. UU.: “Marcha por nuestras vidas”, el movimiento contra la violencia en las escuelas y sus perspectivas

La policía diseñó un operativo bastante complejo para tener absoluto control de la marcha que ya de por sí era muy pacífica. Para sumarse a la columna que ocupaba cuadras a lo largo de Central Park West en Manhattan, había que llegar al único punto de ingreso habilitado para acceder a la avenida por la calle 72. Sin embargo, la movilización superó los pronósticos y el ingreso se trasladó a la calle 86.

Las decenas de miles que se dirigieron hasta el ingreso, ya se expresaban con sus carteles y cantos. Entre las canciones más escuchadas por los jóvenes se destacaron:

“Hey, hey, ho, ho, the NRA has to go” (La Asociación Nacional del Rifle se tiene que ir”).

“What do we want?
Gun Control!
When do we want it?
Now! If we don’t get it?
Shut it down!

(¿Qué queremos? Control de armas! ¿Cuándo lo queremos? Ahora! ¿Y sino lo tenemos? Paremos todo!).

La gran mayoría de los carteles iban en el mismo sentido: exigir control de las armas y denunciar a la NRA. El Partido Demócrata no solo busca dirigir y capitalizar el movimiento por arriba.

Así lo expresó la presencia del Gobernador y el Alcalde de NY en la movilización, también como forma de intentar recomponer lazos con su base electoral.

Así como a las masivas Women’s March (Marchas de las mujeres) le adosaron la consigna “Power to the Polls” (Poder a las urnas). En la marcha se podían ver carteles y escuchar cánticos con el mismo objetivo, además de que, cada dos cuadras, había demócratas registrando gente para las elecciones de medio término de este año.

Durante las administraciones de Obama, no se aprobó ninguna ley contra el uso de armas. Si quedó al desnudo la violencia policial contra los negros que gestó el radical movimiento Black Lives Matters. Los demócratas están agitando el “gun control” con el único objetivo de capitalizar el sentimiento anti Trump, sacarlo de las calles y llevarlo a las urnas para recomponerse electoralmente.

Otra consigna que recorría la extensa columna, era el amplio rechazo que generó la brutal propuesta de Trump de armar a las docentes para evitar asesinatos masivos. Este repudio se sintió aún más fuerte cuando la movilización pasó por la entrada de la ostentosa Trump Tower, abucheos y el dedo mayor apuntado al edificio se transformaron en una constante.

Te puede interesar: Control de armas en Estados Unidos: un debate sobre violencia y Estado

Algunas horas después, la jornada terminaba y poco a poco la ciudad de Nueva York volvería a su ritmo habitual. La energía de los miles de jóvenes que vienen manifestándose contra la violencia armada, está cada vez más encerrada en una encrucijada. El movimiento corre el peligro de terminar reforzando el aparato represivo del Estado y la recomposición del Partido Demócrata, en lugar de plantear una alternativa independiente que denuncie y cuestione la violencia propia del Estado capitalista de la principal potencia del mundo. Las movilizaciones con cortes de autopistas y enfrentamiento con las fuerzas represivas contra el asesinato del joven afroamericano Stephon Clarke por la policía de Sacramento, son una muestra de esta constante violencia por parte del Estado contra las comunidades negras, inmigrantes y sectores que salen a luchar.








Temas relacionados

Control de armas   /    Donald Trump   /    Republicanos   /    Demócratas   /    Armas   /    Nueva York   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO