Política Chile

POLITICA

Nueva Mayoría y Chile Vamos en un gallito por las reformas

Cercano al fin del mandato de la Nueva Mayoría con la presidencia de Michelle Bachelet y ad-portas del gobierno del recientemente electo Sebastián Piñera, es que se ha abierto la disputa por llevar a cabo con urgencia las legislaciones que consolidan las reformas emblemáticas del programa de la coalición oficialismo.

Domingo 7 de enero | 07:33

Cercano al fin del mandato de la Nueva Mayoría con la presidencia de Michelle Bachelet y ad-portas del gobierno del recientemente electo Sebastián Piñera, es que se ha abierto la disputa por llevar a cabo con urgencia las legislaciones que consolidan las reformas emblemáticas del programa de la coalición del oficialismo.

Pese al constante llamado a la conciliación durante la campaña de segunda vuelta del abanderado de derecha y una aparente búsqueda de acuerdos amplios que permitan gobernar y legislar, Chile Vamos a salido ofensivamente a increpar al actual gobierno a no ’realizar las reformas pendientes y que de otro modo estas serán rechazados, de la misma forma que con pensiones se refirieron a Ley de Identidad de Género y la reforma al Capítulo XV de la Constitución (que impide cambios a la carta magna).

En el centro del debate se encuentra la reforma al sistema de pensiones, con la muy sentida demanda de No+AFP en el general de los chilenos con 9 de cada 10 que rechaza el actual sistema de jubilación, ubicando a quien logre llevar a cabo su programa como un “salvador” que venga a remodelar el desgastado modelo, pero sin dar respuesta de fondo a un sistema laboral con condiciones precarias e inestabilidad que lleva a pensiones de miseria.

La propuesta de la Nueva Mayoría de un proyecto que implica la creación de un fondo solidario administrado por un ente estatal, se abren contradicciones como la búsqueda de acuerdos al momento de legislar, entre conglomerados políticos que antes parecían más lejanos, pero que en la actual crisis de representación se han visto en clara cercanía por ejemplo con el reciente quiebre del ala más a derecha de la DC donde probablemente Piñera busque apoyo a su rechazo a las propuestas de Bachelet.

Por otro lado se ve la apresurada necesidad de la centroizquierda de marcar un “legado del gobierno de las reformas” que intentó ser el saliente mandato, y aunque hace menos de un mes el ministro de gobierno Nicolás Eyzaguirre en tono pesimista afirmó que era imposible que los proyectos del Gobierno terminaran su tramitación y fuesen aprobados hoy da un rápido giro que a duras penas intenta en su último respiro posicionarse como la oposición a la derecha.

Se profundiza la crisis política de representación aún más y la necesidad de mirar con desconfianza la política tradicional chilena y sus tácticas de coalición y acuerdo que rompen con los intereses de una amplia población y se enfrascan en burdos juegos de poder.






Temas relacionados

Política Chile   /   Reforma previsional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO