Géneros y Sexualidades

DERECHO AL ABORTO

Novaresio a Polledo del PRO: "No puede imponer a las mujeres su convicción ideológica"

El periodista insistió en la obligación de los legisladores en hacer a un lado sus convicciones religiosas en el debate por el aborto. Carmen Polledo lo cruzó por mencionarla en su discurso.

Martes 10 de abril | 12:50

Luis Novaresio, periodista y abogado, generó polémica con su intervención en el debate que se desarrolla en el Congreso en estos momentos por el derecho al aborto. La diputada oficialista Carmen Polledo solicitó la palabra para responderle luego de que la mencionara tres veces en su discurso y remarcara que las convicciones personales que la legisladora manifestó públicamente como argumento contra el aborto, no pueden primar en el debate parlamentario.

El periodista empezó su exposición remarcando que hace 36 años fijó su posición sobre este tema e hizo especial hincapié en el deber que tienen legisladores y legisladoras, de hacer a un lado sus convicciones personales y religiosas. En ese sentido remarcó que “los que imponen convicciones religiosas en la ley son los teócratas” y que Argentina no es una teocracia, sino una “república laica”. “Los que imponen convicciones personales a los otros se llaman autoritarios”.

"Hay varios motivos por los que los legisladores están obligados, no solo facultados a apoyar la ley de despenalización del aborto. Hay motivos médicos, científicos y hay motivos culturales”, explicó.

“La cuestión de salud ya debería cerrar el debate. Como dijo muy bien Verónica Llinas, hay 350 mil o 500 mil casos de abortos que la ley condena a la clandestinidad. Esto hace que merezca directamente la aprobación de la ley”, sostuvo Novaresio.

Ustedes no pueden seguir favoreciendo que las mujeres ricas accedan al misoprostol y que las mujeres totalmente excluidas, a la rama de perejil. Usted no puede obligar a aquellos que pensamos distinto a vivir en una teocracia o en un sistema autoritario

El periodista se centró en la discusión sobre el momento en que se considera que inicia la vida humana y remarcó que “es importante que los legisladores que van a votar esto sepan que no hay un criterio uniforme, único e irrebatible científicamente de cuándo comienza la vida”. En este punto mencionó por primera vez a la diputada Carmen Polledo, titular de la comisión de salud de la cámara baja.

“Hoy la escuchaba a Carmen Polledo en la radio, decir que es una cuestión filosófica”, planteó. Más adelante insistió en que “algunos creen que (la vida empieza) desde la concepción en el seno materno. Perdón Carmen que la vuelva a citar pero me parece muy ejemplificador. Carmen que cree que la vida se inicia en el seno materno, está protegida por la ley, pero todos aquellos basados en la ciencia, no en una tradición religiosa, en una superchería, en una opinión, que creemos que la vida inicia cuando el sistema nervioso central está perfeccionado, esto es en la semana 14, no estamos protegidos. Y mucho peor, las mujeres que creen esto están condenadas a la clandestinidad, a la muerte, a las consecuencias de un aborto inseguro. Los legisladores y perdón que parezca petulante por lo que voy a decir, no están en estos casos para hacer primar su criterio personal”.

“Las mujeres se mueren diputados lo digo nuevamente en ella no solo porque es la vicepresidenta de la comisión si no porque representa honestamente una convicción. Carmen, no puede dejar que las mujeres se sigan muriendo, no puede imponerle al resto de las mujeres una convicción ideológica que yo defiendo pero que es única personal e intransferible. Ustedes no pueden seguir favoreciendo que las mujeres ricas accedan al misoprostol y que las mujeres totalmente excluidas a la rama de perejil. Usted no puede obligar a aquellos que pensamos distinto a vivir en una teocracia o en un sistema autoritario”, sentenció.

Cuando terminaron sus minutos reglamentarios para hablar, la diputada Ivana Bianchi pidió la palabra y dijo que mencionar a Polledo había sido algo fuera de lugar. Finalmente Carmen Polledo también pidió la palabra y sostuvo que haberla mencionado tres veces estuvo por fuera de la dinámica pautada. Polledo le hizo dos preguntas a Novaresio. Una sobre si sabe que una nena de trece años que no tiene permitido comprar un litro de cerveza, podría ir a solicitar sola que se le realice un aborto y otra sobre si es consciente de que existe la objeción de consciencia.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO