Cultura

ANIVERSARIO

"Nosotros no hacemos films para morir”

"Nosotros no hacemos films para morir, sino para vivir, para vivir mejor. Y si se nos va la vida en ello, vendrán otros que continuarán... " (Raymundo Gleyzer, 1974) El 25 de septiembre de 1941 nacía en Buenos Aires Raymundo Gleyzer. A 73 años de su nacimiento publicamos este homenaje escrito, el de la acción lo hacemos cada vez que nuestra mirada, y la suya, denuncian cada injusticia cometida en este sistema, que como él queremos terminar.

Gabi Jaime

documentalista

Jueves 25 de septiembre de 2014 | Edición del día

Nada mejor que esta presentación suya para contar quien fue:

"Soy un cineasta argentino y hago films desde 1963.Todos tratan sobre la situación social y política de América Latina. Trato de demostrar que no hay más que un medio de realizar cambios estructurales en nuestro continente: la revolución socialista."

Intensa, luminosa,apasionada, fue la vida de Raymundo. Pero sus films, su obra, es tan porfiada y potente como su autor que revive en cada proyección de "Me matan sino trabajo y si trabajo me matan", en los ojos de cada trabajador que descubre que el burócrata de su sindicato es igual a Barrera,el burócrata de "Los traidores".
Homenajear a Raymundo es "usar" su obra, difundirla para la acción.
Con motivo de su cumpleaños, para festejar su nacimiento, hablamos con Juanita Sapire, su compañera de toda la vida, radicada en Nueva York.

J.S :Para mi el gran orgullo es que la obra la vean, uno está estudiando cerámica en alguna provincia del país y le muestran “Ceramiqueros tras la sierra”, en la Sorbonne, en Francia “Los traidores” está en el plan de estudios…te digo estas cosas porque para mí ese es el honor, que se desparrame por todos lados….siempre para alguna fecha o para alguna discusión hay una película que sirve…como “Ni olvido ni perdón”, como “Me matan sino trabajo y si trabajo me matan”, son posiciones claras de un problema que no se resuelve y entonces sirven…”Los Traidores” ni que hablar, “México, la revolución congelada” se vio por primera vez en México, después de 36 años…Hace 5 años Elena Fortes, me invitó al Festival Ambulante en México. Yo fui y la presente en varios cines, en varios lugares no solo en el DF, la gente hacia cola para ver esta película que había estado prohibida…Lo asombroso para una humilde cineasta argenta era ver la fila de gente, muchísimos jóvenes y yo iba y entre función y función hacíamos una charla, preguntas…

G.J:Hablando sobre el porqué de la vigencia de la obra, Juanita se apasiona:

J.S: Porque los problemas son los mismos, el sistema capitalista hijo de la chingada, en México me preguntaban ¿Usted cómo ve el México de hoy comparada a la película? Y yo decía no mejor dígame usted que es el Mexicano que vive acá….Y me dicen –Estamos igual o peor…

“Los traidores” la burocracia, los gordos, son los mismos!!
Lo que Raymundo y yo hemos tratado de hacer toda la vida y yo sigo porque es lo mío es tratar de no solo ser testigos, sino tratar de aportar algo…es un poco agridulce esto, lo que pasa con la figura de Raymundo….

G.J: Como paradoja o miseria de este sistema, Juanita nos cuenta una anécdota reciente:

J.S: La legislatura porteña me contacta a mí, que querían honrar a Raymundo, declararlo persona destacada de la cultura.¡Qué bueno! dije yo, como no. Después de muchas vueltas, varios llamados, etc, me dicen: No podemos declararlo persona destacada de la cultura porque está muerto….

G.J: Cumplían años casi juntos ella y 23 y el 25 y en 1969, deciden casarse, un 23 de septiembre. A raíz del casamiento nos cuenta:

J.S: La hermana de Raymundo, que era una persona normal, porque a nosotros no nos consideraban muy normales, estaba preocupada con que nos ocupáramos de los preparativos del casamiento y dale con los preparativos…y Raymundo dijo: Basta con los preparativos, sándwiches de salame para todo el mundo! Pero después fue y consiguió todo…

Raymundo, el de los ojos color del cielo, el del nombre heredado de un guerrillero francés, revive en cada puño que se alza contra este sistema de explotación y opresión. Y para eso, para saber que no tenemos que empezar de cero, que hubo otros antes, nos dejó sus películas.

Filmografía de Raymundo Gleyzer:

El ciclo (1963)
La tierra quema (1964)
Ocurrido en Hualfin (1965)
Pictografías del Cerro Colorado (1965)
Ceramiqueros de Traslasierra(1965)
Quilino (1966)
Nuestras Islas Malvinas (1966)
Nota especial sobre cuba (1969)
México, la revolución congelada (1971)
Comunicado Cinematográfico del ERP Nº 5 y 7 (1971)
Comunicado Cinematográfico del ERP Nº2: Banco Nacional de Desarrollo (1972)
Ni olvido, ni perdón: 1972 la masacre de Trelew (1973)
Los traidores (1973)
Me matan sino trabajo, si trabajo me matan (1974)







Temas relacionados

Juana Sapire   /    Raymundo Gleyzer   /    Cine argentino   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO