Política

POLÍTICA

Nordelta: el paraíso de los ricos y el infierno de los pobres

Diego Genoud habla del modelo de barrios privados que desde hace algunos años se instaló en el Tigre de Sergio Massa.

Fernando Rosso

@RossoFer

Martes 21 de abril de 2015 | Edición del día

Como parte de la extensa entrevista con Diego Genoud (ver artículo principal), también le preguntamos por los barrios privados en Tigre y especialmente por Nordelta.

Con una extensión de 1600 hectáreas, Nordelta es una de las más de noventa “urbanizaciones cerradas” que existen en el municipio de Tigre. Es por lejos la más grande y constituye un estado privado dentro del Estado. En esta ciudad cerrada hoy viven unas 30 mil personas y apuestan a llegar a los 100 mil. Algunos estudios indican que el 60% del territorio de Tigre está ocupado por barrios privados, allí habita el 10% de la población. El otro 90% vive en el 40% del territorio restante. La construcción de este tipo de urbanizaciones para las clases altas y medias altas afectó gravemente la geografía y la infraestructura urbana, perjudicando a los barrios pobres ubicados a su alrededor. Las inundaciones recurrentes son uno de los principales problemas.

Tigre, Nordelta, los barrios privados ¿cómo es ese modelo?

  •  Sucede que bajo el kirchnerismo el boom inmobiliario floreció de una manera inédita. Entonces, creo que no lo puede cuestionar ni alguien que apoye al Gobierno. Se desarrolló con todo el negocio inmobiliario, la falta de regulación del suelo, de planificación etc. Eso sucede en todos lados y también en Tigre. Pero también en la Ciudad de Buenos Aires, en las grandes capitales, en Rosario con el “socialismo”, en todos lados.

    En eso, como que todas las grandes fuerzas políticas confluyen y convergen en un modelo que es expulsivo y eleva el precio del metro cuadrado.

    Tigre tiene esta particularidad, que es una transformación tremenda e inédita de la geografía urbana que se desarrolló en los últimos 20 o 25 años. Y Nordelta es muy fuerte, pero es un modelo que se replica. Si le ponemos nombre propio son (Eduardo) Constantini, (Jorge) O’Reilly, Marinas Golf (empresas y empresarios inmobiliarios, NdR). O’Reilly con otro sistema que es más de “hermano pobre” porque es “sin plata”, cada uno se va costeando ese espacio y ellos compraron, compraron y compraron terrenos. Hasta donde yo escribí el libro ya tenían 860 hectáreas que es la mitad de Nordelta. Nordelta es un modelo único e irrepetible como dice Constantini en la entrevista, es un “bicho característico argentino” (el anexo del libro tiene una entrevista a Constantini, NdR).

    En Tigre no hay más tierra, no existe más la tierra. No es que no existe sólo para los pobres o para los sectores populares, ni siquiera para la clase media profesional que tampoco tiene acceso a la vivienda en toda la Argentina. El tema es que ya no hay más tierra, por eso Constantini creó el segundo Nordelta en Escobar. El precio del metro cuadrado pasó de cinco dólares a ciento ochenta.

    Me llamó la atención de la entrevista a Constantini que dice que “no recibimos nada del Estado”, excepto las leyes y los permisos, pero que lo considera como “nada”.

  •  Si yo le digo que hay una ley y me contesta “si hay una ley que es del tiempo del ñaupa” y le recuerdo que es de 1977, bajo la dictadura. Él dice “ah sí sí, yo era chiquito”. Es interesante la entrevista a Constantini porque muestra cómo piensan.

    Sí, lo interesante es que vos le preguntás si son una especie de organización paraestatal, porque tienen una forma de gobierno propia que negocia con el municipio.

  •  Sí, por eso yo le pregunto quién gobierna “el territorio emancipado de Nordelta”. Y ellos es como que te dicen que no es autónomo y el Estado tiene peso, pero después te van demostrando que en realidad no es así, porque si uno quiere pasar tiene que tener la venia de la asociación de vecinos “nordelteños”, que es una organización poderosa de los consorcistas más importantes de Nordelta, donde deciden quién entra y quién no. Entonces, por supuesto que el municipio tiene responsabilidad, la provincia, la nación; pero ellos tienen una autonomía importante. Deciden quién entra y por ahí un vecino no entra, nosotros no podemos entrar o es difícil que entremos, pero los narcos entran…

    Eso me llamó la atención en ese reportaje, la naturalización y el reconocimiento de que los narcos viven y entran fácilmente a instalarse en Nordelta.

  •  Si “es un nido de narcotraficantes”, dice Contantini.

    Ver la entrevista completa: “Massa promete menemismo político y kirchnerismo económico”








    Temas relacionados

    Diego Genoud   /    Nordelta   /    Sergio Massa   /    Urbanismo   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO