Mundo Obrero

PERSECUCIÓN POR RECLAMAR

Nora Cortiñas contra la persecución a los trabajadores del hospital Piñero

Nora Cortiñas y Myriam Bregman, entre otros, sumaron su apoyo a la campaña de repudio al amedrentamiento por parte de la jefatura y referentes de la burocracia sindical del hospital hacia los trabajadores, que reclaman por elementos de protección personal.

Viernes 22 de mayo | 19:56

Son los esenciales para enfrentar esta pandemia. Sin embargo, cuando plantean su criterio sobre cómo debería organizarse los turnos de trabajo para poder dar mejor respuesta a las necesidades de la población sin quemarse o exponerse al contagio, distribuirse los insumos o equipos de protección personal (EPP), porque con un camisolín y un barbijo quirúrgico por día no alcanza. O cuando piden que debería testearse periódicamente a los compañeros de trabajo y habitantes de los barrios populares que son nuestros pacientes, entre otras cuestiones; no sólo no son escuchados sino que incluso son atacados y perseguidos.

Ya lo vimos con el Ministro de Salud de la Nación, Ginés Gonzáles García, que atribuyó los altos números de contagios entre trabajadores de la salud, casi un al mal uso de los EPP por parte de los mismos trabajadores o al hecho de que tengan que trabajar en varios lugares a la vez.

Si eso dice el Ministro de Nación, difícil no esperar que las autoridades del hospital no sigan sus pasos, exigiendo a enfermeros del Hospital que presenten pruebas de lo dicho en el diario La Nación donde contaban la falta de personal, la escasa provisión de barbijos y camisolines por jornada laboral, el mal accionar frente a contagios de trabajadores en el hospital, entre otras cuestiones. Tampoco extraña como represalia que a otras compañeras les quiten la posibilidad de hacer horas extras por ser “muy quilombera” y reclamar por elementos para no contagiarse, tal como le respondió la burocracia de SUTECBA cuando hizo el reclamo.

Te puede interesar: Trabajadores de la salud: organizarnos contra un sistema que enferma

Los trabajadores del Hospital Piñero, organizados de forma autoconvocada en asamblea para pelear por sus derechos y los de los pacientes en esta pandemia, no naturalizan este tipo de amedrentamiento.

Lanzaron la campaña “que taparnos la boca no signifique callarnos, basta de persecución laboral”, que recibió cientos de firmas de organismos sociales, comisiones internas o referentes sindicales de listas opositoras, trabajadores de otros hospitales y centros de salud, así como personalidades políticas y organismos de derechos humanos.

Entre las primeras firmas recibidas se encuentran: Norita Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, Myriam Bregman, Alejandrina Barry y Gabriel Solano, diputadas por la ciudad por el PTS y el PO en el Frente de Izquierda, respectivamente, CeProDH, CTA Autónoma - Lomas de Zamora, CTA Autónoma Alte Brown - Pte Perón, ATE Alte Brown - Pte Perón, ATE Gran Buenos Aires Sur Lomas de Zamora, Junta Interna ATE Ministerio de Economía, APACSA - CABA Asociación de Profesionales de Antropología, Comunicación, Sociología y Afines de la Ciudad de Buenos Aires, Mesa de género del Bajo Flores - Barrio Padre Ricciardelli. También sumaron su apoyo la Asamblea de Trabajadores del Htal. Penna, la Asamblea de Residentes y Concurrentes del Hospital Álvarez, la Asociación de Profesionales de Servicio Social (APSS) y ATE Htal. Piñero, entre otros.

La campaña continúa sumando apoyos. Los trabajadores del Piñero se preguntan si la persecución continuará luego de que el propio director del área programática, El Dr. Edgardo Knopoff, declarara en un portal de noticias de la comuna 7 que “Con relación al Covid-19 al interior del Hospital estamos con muchas falencias de EPP (Elementos de Protección Personal), tenemos que trabajar también la capacitación para usarlos y en la prevención de la enfermedad para no contagiarnos. Se están proveyendo pocos insumos y se piensa poco desde el gobierno en la respuesta que podríamos dar desde la particularidad de nuestros barrios. (...) Hoy es urgente la provisión de barbijos específicos, los N95, y también camisolines descartables para el día a día. Al estar más expuestos se genera un grado de tensión que no debería suceder, porque tenemos que seguir atendiendo. Nos hacen faltan termómetros tipo pistolitas con scanner de temperatura con los que uno pudiera medirla en los lugares de ingreso y rápidamente”.

Esperan respuestas de parte de directivos y representantes sindicales, acordes a la defensa de sus derechos; a quienes han presentado distintas notas denunciando la persecución y exigiendo el llamado a medidas de fuerza a la altura de una situación económica y sanitaria que perfila una profunda crisis.

Compartimos acá para sumar apoyo y leer completo el comunicado de la Asamblea de Trabajadorxs del Htal. Piñero y Área programática.







Temas relacionados

Nueva normalidad   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    persecución sindical   /    Hospital Piñero   /    Persecución   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO