Cultura

MÚSICA

Nofx y su nuevo disco reflexionan: ¿las drogas son buenas?

La banda punk de los Estados Unidos saca nuevo disco en Octubre. anticipan un disco que muestra las aristas de su experiencia de consumo y otras vivencias sumamente personales.

Viernes 29 de julio de 2016 | Edición del día

Inspirado en su propio consumo de drogas, Nofx escapa al tabú establecido de no hablar sobre el tema. Dos caras de una misma moneda son el uso recreativo y estimulante de las drogas y su consumo problemático y abusivo. Apologistas y moralistas se plantan desde cada una de las veredas. Nofx estaba, hasta ahora, más cerca de los primeros. Drugs are good, canta uno de sus himnos. Pero en este disco se encara el tema desde una visión más compleja.

La fecha de salida ya fue anunciada. El 7 de octubre estará a la venta el “reemplazante” de Self Entitled, su último disco, de 2012. En los 4 años intermedios la banda no se había quedado quieta. Grabaron en 2015 su segundo DVD en vivo, NOFX: Backstage Passport II, acaban de editar The Hepatitis Bathtub and Other Stories, un libro autobiográfico y hasta giraron con su propio musical, Home Street Home.

First-Ditch Effort, será el título y ya tiene un primer tema adelanto, con video incluído. El primer corte, Six Years On Dope (‘Seis años en las drogas’) ya refleja parte de lo que será el disco. Con un sonido bien potente y en apenas 1 minuto y 33 segundos de duración, reflejan sus años de consumo más intenso de drogas de todo tipo. Mirando hacia atrás esos años, Erik “Smelly” Sandin -baterista de la banda- es muy autocrítico. “Era una basura humana y estaba consiguiendo acortar mi tiempo vital”, contaba en una entrevista, en sintonía con la letra del primer tema conocido del nuevo álbum.

Pero el disco no es un giro de 180º en la mentalidad de la banda hacia el straight edge, ni mucho menos. Antes que los moralistas más acérrimos antidrogas piensen en tomar a Nofx como bandera, el bajista y cantante, Fat Mike, deja en claro que ser conscientes de las distintas formas de consumo, las que les fueron perjudiciales por su abuso y las que les sirvieron como estimulantes para desarrollar su arte, son ambas parte de su experiencia y no hay nada que ocultar. “En el pasado solía ir sobrio al estudio” contó Fat Mike a MediaMikes, “(para este disco) después de mandarme una línea [de cocaína] me concentraba al máximo en hacer la canción de la mejor manera posible. Mucho de esto viene no solo de escribir un libro sino del trabajo que hice con el musical, Home Street Home.”

En canciones como Oxy Moronic (una de las que ya han sido adelantadas en shows en vivo) el tema de las drogas está presente nuevamente. Pero el decimotercer trabajo de larga duración de Nofx aborda otra serie de cuestiones muy personales para los miembros de la banda. Algunos ejemplos pueden ser letras como la de I Don’t Like Me Anymore, donde habla del desconocerse a uno mismo y no estar para nada a gusto con lo que se ha llegado a ser. Más fuerte aún es la declaración de odio a su padre, por parte de Fat Mike. “Estoy feliz de que estés muerto (...)Cambié mi nombre para asegurarme/de que tu apellido no continúe viviendo/y cuando yo esté muerto nuestra historia familiar se habrá ido”, dice la letra de Happy Father’s Day. Ni hablar de I’m So Sorry, Tony en la que muestran su dolor por la muerte en 2012 de Tony Sly, quien fuera voz y guitarra de No Use for a Name.

Con estas pocas muestras de lo que será First-Ditch Effort, las referencias sobre el carácter introspectivo del disco -el más personal de todos, según Fat Mike- parecen estar de más. Ahora solo resta esperar la fecha anunciada para escuchar el trabajo completo y confirmar que Nofx sigue haciendo a la perfección su trabajo de mantener la élite del punk rock.







Temas relacionados

Nofx   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO