Crisis de la salud

No va más: Arcioni no paga el salario esenciales en Chubut

El Ministro de Salud se hizo presente en el Hospital Zonal de Trelew. No dio respuestas al reclamo del sector, los directivos de varias áreas programática presentaron su renuncia y en asamblea, trabajadoras y trabajadores decidieron paro y movilización para este viernes 5 de junio. En Chubut se evidencia cada vez más que la única salida puede darse con un programa de fondo.

Lucia Jimena Carrizo

Lic. en Musicoterapia

Jueves 4 de junio | 20:10

El gobierno de Arcioni había anunciado que iba a pagar al personal de salud con el desembolso de los 5000 millones que venían de Nación, según lo establecía la Ley de Emergencia Sanitaria. Esta mañana, las y los trabajadores nos enteramos que no había fecha de cobro y que nos establecieron en un rango único (el quinto) del pago escalonado.

Las y los trabajadores de salud no hemos cobrado el sueldo de abril y ya deberíamos estar cobrando mayo. Junto al conjunto de estatales, venimos enfrentando el pago escalonado desde hace dos años.

En el día de hoy, desde la dirección del Hospital de Trelew convocaron al Ministro de Salud, para notificarlo de la renuncia de los directivos de las Áreas Progamáticas de Trelew, Rawson, Dolavon, Gaiman, Camarones, Paso De Indios y Las Plumas. Las y los trabajadores se empezaron a concentrar en la escalera de la Dirección del hospital para exigir al ministro una respuesta.

No va más

Mañana, viernes 5 de junio, habrá un paro convocado por el gremio SiSaP y ATE/CTA dará aval de paro por tiempo indeterminado, medidas que fueron votadas en la asamblea de Trelew. También habrá asambleas en otros hospitales de la Provincia.

Recordemos que Trelew se encuentra en un momento clave, donde aparecen nuevos casos (once en menos de cinco días) y se ha declarado la transmisión comunitaria del virus, por no haberse encontrado el caso 0 (nexo epidemiológico). En este contexto el no pago a las y los trabajadores de salud es un hecho criminal, ya que sumado a la sobrecarga laboral que implica la pandemia, enfrentan el virus con el stress e incertidumbre de no saber cuando van a cobrar sus sueldos.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda Unidad, luchamos contra el sentido común que pretende instalar la administración de las migajas del capitalismo. No nos resignamos a aceptar la pelea y división entre sectores que quieren imponer desde las burocracias sindicales, por la puja por las "dádivas" del gobierno nacional, que significan parches totalmente insuficientes. Nuestro objetivo tiene que ser que no quede ningún trabajador y trabajadora sin cobrar su salario durante esta pandemia.

Tenemos que ir con un plan de conjunto porque el derecho a la Salud no está garantizado si no se les paga el sueldo a las y los estatales pero tampoco está garantizado si hay falta de insumos, desempleo, precarización, falta de vivienda y de condiciones dignas de vida. Luchamos contra el corporativismo que quieren imponer las burocracias, que nos lleva a una lucha entre sectores por la administración de la pobreza, por ver cuál es el sector más esencial en este contexto. Nos quieren hacer creer que tenemos que pelear entre nosotras y nosotros para ver quién merece cobrar el sueldo atrasado de dos meses.

Trabajadores de la salud debemos organizarnos junto con los usuarios de los servicios de salud, junto a otros sectores en lucha como los ambientalistas y el movimiento de mujeres, para vencer esta naturalización del ajuste (y que solo nos debemos contentar con migajas) que nos quieren imponer el gobierno y las burocracias sindicales.

Por un lado, peleamos por las revindicaciones del sector en cuanto a no morir por el simple hecho de ir a trabajar, tener todos los insumos para atender dignamente y refuerzos para el personal de limpieza y enfermería, por todos los insumos para la protección, e incluso, mejoras edilicias para que la gente no se amontone en los hospitales y en las salas de espera.

Pero también desde una visión integral de la Salud: Tenemos que ser conscientes de las condiciones de vida de la población que afectan gravemente el estado de su salud. Tenemos que levantar las demandas del pueblo laborioso, luchar codo a codo con nuestros pacientes, en perspectiva de una sociedad distinta, donde la vida merezca ser vivida.

No debemos ocuparnos solamente de las demandas sectoriales de cobrar el sueldo, cuando el desempleo y la pobreza trepan a niveles altísimos, cuando hay gente que pasa frio y hambre en las barriadas. Cuando hay mujeres que no tienen donde ir, agravándose aún más con las restricciones de la cuarentena, que no contempla en nada los miles de casos de de violencia. Cuando hay amedrentamiento a los pueblos originarios y cuando quieren imponer la megaminería contaminante. En estos momentos, donde salud juega un rol fundamental, la lucha que debemos dar es por la coordinación de todos los sectores oprimidos de la sociedad.

Para ello proponemos el impuesto progresivo a los grandes capitalistas que más ganaron a costa de la crisis todos estos años como la familia Bulgheroni dueña de la Pan American Energy, los Madanes Quintanilla (Aluar), las pesqueras y los terratenientes. Asi mismo, desconocer el pago de la deuda externa tanto nacional (al FMI) como provincial, porque la deuda no es con los especuladores multimillonarios, sino con las y los trabajadores. Junto al control del comercio exterior y la nacionalización de la banca, lograríamos que no continúen las fugas que realizan los empresarios a nuestras espaldas. Todos esos recursos, deben ponerse de forma inmediata para el sistema de Salud, la Educación, el pago de salarios, la generación de trabajo, los pase a planta permanente, el pago de una IFE de 30 mil pesos para quiénes lo necesitan.







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Mariano Arcioni   /    Salarios atrasados   /    Trabajadoras y trabajadores estatales   /    Crisis de la salud pública   /    Chubut

Comentarios

DEJAR COMENTARIO