Política

LA LUCHA POR LA TIERRA

No son pequeños propietarios: los que piden represión en Guernica son los grandes especuladores

Detrás del pedido de represión del Gobierno y los medios, se esconden multimillonarios que lucran con la especulación inmobiliaria, mientras niegan el derecho a la vivienda de miles de familias.

Martes 29 de septiembre | 13:35

Fotografía: Sebastián Linero- Enfoque Rojo

En las últimas semanas pudimos ver cómo desde el Gobierno se lanzaba una campaña rabiosa contra las familias que luchan por tener un techo donde vivir, comer, un lugar donde sus hijas e hijos pueden jugar resguardarse. La campaña no fue sólo mediática, también tuvo su contracara en el hostigamiento policial, el uso de patotas para amedrentar a las familias y la permanente amenaza de represión y desalojo.

Los argumentos que más se escucharon fueron que los "ocupantes" estaban en la ilegalidad, que había que pensar en los derechos de los "propietarios" y defender la propiedad privada.

@Piter_Scrouch

Te recomendamos: Amenazas represivas y patotas: Kicillof y el peronismo contra el derecho a la vivienda

Pero, nos preguntamos ¿Quiénes son los supuestos dueños de las tierras? En su nota del domingo en Página/12, Mario Wainfeld cuenta que los que se reclaman dueños, están muy flojos de papeles: "son varios, uno solo alega ser propietario. Los demás se autodefinen como tenedores o poseedores. Ninguno aporta evidencias serias", cuenta Wainfeld que tuvo acceso al expediente judicial.

Un caso particular, relata Wainfeld, es tan desopilante como indignante: una mujer, afirmó “ser poseedora de ciertos lotes que le habrían sido cedidos por la Parroquia de la Zona para construir una iglesia”: adjuntó documentos privados sin valor legal. La iglesia no existe", cuenta en la nota antes citada.

La justicia, rápida para ponerse del lado de los poderosos, le dio la derecha a esa y otras denuncias sin sustento.

En ese expediente, además, ni siquiera se aportan los nombres completos de los denunciantes. En el barrio diríamos que es una denuncia bastante "trucha".

Hace un tiempo la revista Crisis, armó un informe muy completo, que reprodujimos en este medio, donde cuenta cuales son las empresas que ocupan el predio de Guernica.

Una es El Bellaco S.A y otra Liorsel S.A. Se trata de empresas de emprendimientos inmobiliarios, que se subieron a la ola del "boom" inmobiliario, que tomaron los predios que comprenden hoy los terrenos de Guernica. La primera, no paga los impuestos ARBA hace dos años, acumulando una deuda de casi un millón de pesos y hace un año descontinuó las obras y le dejó de pagar las cargas sociales a los trabajadores. Gente que vive realmente en la ilegalidad ¿Qué derecho tiene para reclamar?

La segunda, Nidia Edith Desplats, dueña de Liorsel, hace la denuncia, pero sus terrenos son colindantes a la toma y nadie se encuentra en estos momentos sobre "sus" terreno ¿Qué está denunciando entonces?

Las dos empresas pertenecen a familias ricas y de la "elite" platense, ambos pertenecen a los empresarios más ricos del país, parte de una rama, como es la inmobiliaria, que factura millones a partir de la especulación de mantener terrenos desocupados, mientras hay decenas de miles de familias que no tienen donde vivir.

La intendenta Cantero, del Frente de Todos, defiende la gran propiedad de estos multimillonarios. La ministra nacional de Desarrollo Territorial y Hábitat , María Eugenia Bielsa habla de defender la "propiedad privada", los ministros de Kicillof sentencian que hay que "cumplir con lo que dicta la justicia", pero nadie -nadie- habla del derecho constitucional a la vivienda digna.

Los grande empresarios, los bancos, los especuladores, "tranzan" con los políticos burgueses para quedarse con las tierras, mientras impiden que millones puedan tener, siquiera una casa.







Temas relacionados

Guernica   /    Derecho a la vivienda   /    Especulación   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO