Juventud

No esperar a 2019

Una reflexión sobre los desafíos que tenemos los jóvenes para enfrentar al gobierno de Cambiemos después de su victoria electoral.

Leo Deza

Referente Juventud del PTS/FIT - @LeoLuzbo

Miércoles 25 de octubre | Edición del día

Del domingo a hoy, hay por lo menos 3 datos importantes de las elecciones.

El primero es que el oficialismo se impuso cómodamente en todo el país y, como no pasaba hace más de 30 años, ganando los 5 distritos más importantes de Argentina, dando vuelta varios resultados de las PASO, incluyendo Provincia de Buenos Aires donde Cambiemos superó con margen a Cristina Fernández.

Eso es parte del segundo dato. El peronismo, que venía en un laberinto complejo, queda post elecciones atrapado en una crisis interna que promete alquilar balcones.

En síntesis, los peronistas que más se quisieron acercar a Macri recibieron palizas importantes en sus propias provincias (Urtubey, Schiaretti, Peppo, Menem, Massa).

A la vez, Cristina lidera en votos el espectro, pero cuenta con una gran resistencia interna y un techo bajo que le impediría ganar una elección nacional. Ni hablar de haber "duranbarbizado" toda la campaña, anunciando su disposición a negociar con todo el PJ "traidor" como mostró la UNIDAD de la lista en CABA (y seguir negociando en las legislaturas y el congreso con el PRO como hasta ahora). También llevando a intendentes en la lista de Buenos Aires y al ex intendente Espinoza, y cansándose de decir que es peronista, un movimiento histórico en el que todo vale. Como siempre a lo largo de la historia, las alas ‘progres’ del movimiento Nac&Pop se degradan a su esencia conciliadora con la derecha cuando se alejan del aparato del Estado y del viento favorable de la economía.

Así, los oficialismos truchos perdieron frente al oficialismo posta, y quienes han tenido una ubicación más confrontativa pudieron aguantar los trapos. Y así se viene la tercera.

El Frente de Izquierda realizó en todo este contexto de polarización y hundimiento de los espacios "ni-ni", la mejor elección de toda su historia. Dos Diputados por la Provincia de Buenos Aires con la lista encabezada por Nicolás Del Caño, dos legisladores de la Ciudad con Myriam Bregman liderando la elección. Y verdaderos batacazos en Jujuy, con Alejandro Vilca del PTS cerca del 20% de los votos para diputado nacional, un trabajador de la recolección de residuos, obrero coya revolucionario, emergiendo con potencia inocultable en el feudo de Morales. En Mendoza, donde se sostiene con Noelia Barbeito lo que ya Del Caño había generado, Santa Cruz, entre otros ejemplos.

Y esto lo hicimos estando siempre donde hay que estar, sin ningún tipo de especulación electoral, sin salir ni un minuto de las calles desde la asunción de Macri, ni cuando detuvieron a Milagro Sala, ni cuando quisieron cerrar PepsiCo, ni frente a la desaparición de Santiago. Con el orgullo de ser la única fuerza nacional que puede decir que no le ha votado una sola Ley a Macri.

En las redes sociales vi con cierta desesperación el triunfo del Gobierno, como si ya no hubiera nada que hacer, solo quizás esperar a 2019 y ver si se le gana. Y así un ciclo que se activa solo cada 2 años. Los mismos que llamaron a desmovilizar frente a la aparición del cuerpo de Santiago, nos quieren hacer siempre esperar "a las urnas". Pero así niegan la necesidad de sumarse HOY a quienes nos organizamos cada día y cada año, haya elecciones o no, en nuestros lugares de estudio y trabajo, como la única manera de hacerle frente a Macri, a la política de los empresarios, de los terratenientes como Benetton, a la burocracia sindical antes K ahora PRO y junto a los trabajadores que decididamente enfrentan los despidos, la represión y que más que nunca hay que fortalecer para las reformas que se vienen.

Es que desde nuestro punto de vista, los resultados electorales tienen que ser un punto de apoyo para enfrentar al Gobierno, en el Congreso y en las calles, como hicimos frente a cada ataque del gobierno anterior. Miren si vamos a aflojar ahora cuando gobiernan representantes directos del gran capital financiero. Esa es la alternativa política del PTS y del Frente de Izquierda.

No hay tiempo que perder. No hay que esperar a 2019. Que esa angustia y bronca se conviertan en organización! Las conquistas del Frente de Izquierda están al servicio de fortalecernos en esa pelea.








Temas relacionados

Cambiemos   /    Fernando Espinoza   /    Mauricio Macri   /    Peronismo   /    Kirchnerismo   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO