Cultura

INMIGRACIÓN

No alcanza con llorarte, Aylan...

La Izquierda Diario reproduce unas líneas escritas por Roberto Amador ante la desgarradora muerte de Aylan Kurdi de tres años de edad.

Jueves 3 de septiembre de 2015 | Edición del día

No alcanza con llorarte, Aylan; aunque en esa lágrima se manifieste la ingenua voluntad de buscar llenar el vacío que deja la muerte en tu cuerpo, no alcanza.

Hasta el mar sintió la deshonra de ahogarte; tan libre de culpa te devolvió ya sin vida, arrastrándote con el cuidado propio de las olas dejándote en el reposo eterno sobre la arena húmeda. Hijo de las madres del mundo Aylan pero ni con eso alcanza.

Te veo ahí, tieso, tan gobernado por la muerte, tan inocente y frágil; los dueños del mundo se congestionan Aylan, debaten lo propio e impropio de la verdad sobre la arena, es tu cuerpo que sabe a mar y huele a guerra; sin voz sobre la arena te has transformado en la garganta rabiosa de los desposeídos que habiendo tierra mueren ahogados...

La democracia languidece, los muertos flotan en el mar; han transformado el mediterráneo en una enorme fosa común, las bodegas de los barcos atestan si no de lágrimas si de muertes...medio oriente, tan alejado a mis pies tan cercano a mis ojos Aylan...

Una niña vietnamita corre desnuda en la memoria, sus ropas quemadas por el napalm, ella en llamas, vos ahogado, ella gritando "quema" vos tan sinónimo de los tiempos que corren Aylan...la derecha del mundo está golpeando la puerta de los magnates, ante tanta obscenidad dicen que lo mejor son las fosas comunes bajo tierra y las cámaras de gas, no hay muerto que escape, garantizan.

La humanidad peregrina sobre un sendero de espinas, es por eso que no alcanza con llorarte, Aylan; aunque en esa lágrima se manifieste la ingenua voluntad de buscar llenar el vacío que deja la muerte en tu cuerpo, no alcanza...porque quieren obligarnos a beber el agua de la barbarie.







Temas relacionados

Aylan Kurdi   /    Kobane   /    Crisis migratoria en Europa   /    Inmigración   /    Inmigrantes   /    Siria   /    Opinión   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO