Economía

PROPUESTA PROGRAMÁTICA LISTA 1A RENOVAR Y FORTALECER

No al pago de la deuda externa

La deuda externa es un mecanismo de extorsión del capital financiero imperialista. Hoy vemos en Grecia como exigen ajustes en los salarios, las jubilaciones, más impuestos al pueblo pobre y privatizaciones.

Sábado 18 de julio de 2015 | Edición del día

El juez Griesa pretende que se le paguen miles de millones de dólares a unos buitres que compraron bonos por centavos. El gobierno -aunque sostiene un enfrentamiento con los “buitres malos” que litigan en Nueva York- le sigue pagando a los “buitres buenos”.

La reestructuración de deuda no fue para nada soberana. A pesar de las quitas, los especuladores obtuvieron ganancias de hasta 300%, como reconoció el propio gobierno. No sólo eso. Se aceptó la jurisdicción de EE.UU. para dirimir diferencias en la justica. Una entrega de soberanía inaceptable.

A pesar del discurso de desendeudamiento y que Argentina pagó más 200 mil millones de dólares, la deuda siguió creciendo. En 2005, luego del primer canje y los pagos en efectivo al FMI, la deuda estaba en 126 mil millones de dólares. El 31 de diciembre de 2014 (último dato disponible) la deuda alcanzó 222 mil millones de dólares. Esto significa un incremento del 76%.

Si bien es cierto que la relación deuda/PBI se redujo desde 2002, esta relación ha comenzado a subir en los últimos años: la deuda sube mientras la economía está prácticamente estancada. Los compromisos asumidos por el gobierno en el intento de volver a los “mercados” hicieron que la deuda creciera 9% entre 2013 y 2014. Los acuerdos con el Club de París y el CIADI, los préstamos obtenidos de China y la utilización de YPF para conseguir dólares: toda esta deuda significa una enorme carga para el presente y las generaciones futuras.

Además de la reducción de la relación deuda/PBI, si en la última década la deuda se hizo más manejable es porque una gran parte se transformó en deuda intra estatal con el Banco Central, el Banco Nación, Anses y otros organismos. El 67% de los recursos del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS) del ANSES está “invertido” en títulos y obligaciones negociables. Lo que el oficialismo llama desendeudamiento, lo pagan en gran parte los jubilados resignando recursos que podrían ir al 82 % móvil.

Durante el transcurso de 2015 se estarán pagando unos 15 mil millones de dólares entre capital e intereses de la deuda. Son 135 mil millones de pesos. En todas las asignaciones (AUH, a embarazadas, familiares, etc.) se gastan 31 mil millones de pesos. Si se deja de pagar la deuda, la AUH podría ser de $2.600. O se podrían multiplicar los presupuestos de salud, educación, vivienda y empleo, para resolver las grandes necesidades populares.

Mientras todos los asesores económicos de Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa dicen que hay que regularizar la situación con los buitres, seguir pagando y volver a endeudarse, el Frente de Izquierda plantea tirar abajo esta herencia de la dictadura.

U$s 222 mil millones de dólares suma la deuda pública el 31/12/2014.

76% aumento entre 2005 y 2014.

U$s 200 mil millones asegura el gobierno que pagó en la última década.

67% de los recursos de los fondos del ANSES está “invertido” en títulos y obligaciones negociables.

$ 135 mil millones se pagarán en 2015 entre capital e intereses de la deuda.

Por eso planteamos:

  •  No pagar la fraudulenta deuda externa.
  •  Desconocimiento de la deuda al Club de París.
  •  Plata para trabajo, salud, educación, vivienda y obras públicas, no para los especuladores.





    Temas relacionados

    Economía   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO