Política

GATILLO FÁCIL

Nicolás Vargas: un año de su asesinato en manos de la Policía Bonaerense

El 1° de Abril de 2017 el policía Rodrigo Laurent le disparó a Nicolás Vargas y sigue impune. El joven que iba en moto con un amigo por 38 y 155 murió dos días después.

Maine García

Hija de desaparecidos | Miembro del CeProDH y de Justicia Ya!

Jueves 5 de abril | Edición del día

Foto: Infocielo

El 1° de Abril de 2017 el policía Rodrigo Laurent le disparó a Nicolás Vargas. El joven iba en moto con un amigo por 38 y 155, en el barrio platense de Romero. El disparo le provocó un cuadro de muerte cerebral. Dos días después Nicolás murió en el hospital San Martín. El policía está libre. El muchacho que iba con Nicolás, Gonzalo Daniel Barrientos, está preso desde hace un año con una causa armada por resistencia a la autoridad y portación de armas de uso civil falsamente atribuidas a los jóvenes.

La familia y los amigos de Nicolás Vargas, junto al Colectivo contra el gatillo fácil de la ciudad de La Plata, hace un año que reclaman justicia para el joven de 19 años asesinado por la policía. El sargento que le disparó con su arma reglamentaria no solo está libre, sino que continúa en funciones y no está siquiera imputado. Según obra en la causa la bala ingresó por la sección parietal del lado izquierdo y su trayectoria tuvo salida por el lado derecho con pérdida de masa encefálica.

La causa y la impunidad

La fiscal Leila Aguilar, titular de la fiscalía 5 de La Plata, resolvió tomarle declaración testimonial a los policías que cumplieron funciones en el operativo de esa noche. Posteriormente decidió no procesar a Laurent valorando que el hecho se inscribe en un caso de legítima defensa.

Esta versión es cuestionada por la familia de la víctima y la abogada que la representa, Marcelo Ponce Núñez. El letrado explicó que existen graves incoherencias entre las deposiciones orales expuestas por los agentes policiales que obran en la causa y las actas de procedimiento. Es por ello que Ponce Núñez se presentó en el juzgado de Garantías 5 a cargo de Marcela Garmendia, a fin de requerirle la apertura de un nuevo expediente bajo la carátula de “Averiguación de Causales de Muerte”, una tarea que la fiscal Aguilar decidió no llevar a cabo.

El Sargento tirador aún sigue en funciones y Ponce Nún hizo una presentación en la Dirección de Asuntos Internos de la Provincia de Buenos Aires. Allí pedirá una investigación a fondo sobre el efectivo.

“Resulta extraño creer que en movimiento y en una calle oscura, el policía haya efectuado tan solo un disparo que en teoría f
ue el único que terminó impactando en Vargas, también vamos a cuestionar el hecho de que las pericias las hizo la misma Bonaerense cuando tuvieron que haberlas realizado otras fuerzas de seguridad como puedo haber sido Gendarmería”, cerró la letrada.

Supuestamente existió una denuncia sobre una persecución a motochorros por la zona donde asesinaron a Nicolás. Sin embargo, no hay rastros de dicha denuncia.

Pasaron más de 365 días sin respuestas certeras y por ende, familiares y amigos de la víctima se congregaron en la puerta de la Fiscalía de 7 entre 55 y 56. Su madre, María Cristina Campo, denuncia varias falsedades en los dichos del policía, entre otras, que Nicolás hizo un ademán como para sacar un arma. La falsedad de esta afirmación quedó demostrada por el testimonio del muchacho que vivió junto a Nicolás esa fatídica noche.

Julio Avinceto, de la agrupación HIJOS La Plata manifestó que “se trató de un pibe como tantos otros que nos arrebatan las fuerzas policiales, vamos a seguir denunciando porque no son prácticas aisladas sino que la represión es política de Estado. El propio asesino Laurent reconoce que él asesinó a Nicolás con su arma reglamentaria”.







Temas relacionados

Policía Bonaerense   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO