Cultura

ACTUALIDAD

Ni un pibe menos, un documental sobre Kevin de Zavaleta (o sobre miles de pibes)

Hoy se estrena Ni un pibe menos. Un documental sobre el asesinato del niño de nueve años Kevin Molina, en 2013 en Buenos Aires. La lucha de su familia, la organización La Poderosa y el rol criminal de las fuerzas de “seguridad”.

Jueves 4 de mayo | Edición del día

“La vida de los pibitos que viven en las villas también vale. Porque si un pibe se nos muere, se nos muere a todos”

El 7 de septiembre de 2013, en el barrio Zavaleta de la Ciudad de Buenos Aires, dos bandas de narcotraficantes se disputaban una boca de expendio de drogas. Como es habitual, la zona había sido liberada por la Prefectura y la Gendarmería, fuerzas instaladas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para dar supuesta “seguridad” al vecindario (aunque en verdad es para aumentar el control policial sobre la población trabajadora y pobre)

Se dispararon 105 proyectiles de armas de guerra durante tres horas de tiroteo. Una de esas balas ingresó por la ventana de la casa de los Molina y mató a Kevin de 9 años que estaba escondido con sus hermanos debajo de una mesa.

El barrio Zavaleta (catastralmente denominado Villa 21-24) fue creado hace 45 años. Pero en el GPS o en la Guía T, figura como una gran mancha blanca o roja. Es un barrio donde viven miles de personas que sufren a diario la persecución de las fuerzas del “orden” a las cuales temen y de las cuales escapan. Fuerzas que están al servicio de los secuestros, del negocio de las drogas, del encubrimiento de femicidas, de la trata de personas y de la desaparición y muerte de chicos de diversos barrios en todo el país.

A través de los testimonios de sus seis hermanos y hermanas, de su mamá Roxana y su papá Claudio, de su mejor amigo Javi, de gente del barrio y de la maestra, quien mire el documental conocerá su vida y la de los habitantes de Zavaleta. De la mano de la cámara, camina por sus calles, visita casas, comedores y entra a la Garganta Poderosa, el vehículo por el cual se comunican con el resto del mundo quienes viven allí.

La cámara también refleja cómo la Prefectura está adentro del barrio y sus efectivos se niegan sistemáticamente a identificarse, aún cuando quienes acumulan vasta experiencia sobre el rol de esas fuerzas se lo exigen

Lucha es la palabra que más se hace presente en este documental del italiano Antonio Manco (coproducido por Mascaró Cine Americano, Cultural Video Production y Taozern Film y auspiciado por el Festival del Cinema dei Diritti Umani di Napoli). Y la lucha se ve reflejada en cada acción y en cada relato.

A Kevin lo mató la bala de una banda narco. Pero en realidad lo mató la acción consciente de las fuerzas de “seguridad” que están al servicio de las patronales y la desidia de la justicia burguesa. A tres años y ocho meses de su asesinato, esas fuerzas y esa justicia continúan reprimiendo y matando con total impunidad.

El Estado, en toda esta situación, no está ausente. Está presente, como refleja la cámara, articulado en sus fuerzas represivas, como la Prefectura, que está adentro del barrio y que como dice el padre de Kevin “los tengo acá en la puerta y no sé para qué. No sé cuándo me van a entregar”. Ninguno de los efectivos tiene identificación.

El crimen vil de Kevin se produjo durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. Y entre las imágenes del documental que ilustran el accionar de Prefectura y Gendarmería se puede ver, además de los patrullajes en Zavaleta y otros barrios, las represiones a luchas obreras y populares en cortes de calle y en autopistas a cargo de Sergio Berni. Esto con Macri no cambió ya que las fuerzas del “orden” siguen con sus horas extras custodiando las bandas narco y dejando a su suerte a miles de niñas, niños, jóvenes, hombres y mujeres de los barrios más pobres.

“Ni un pibe menos” relata, también, el proceso de organización de La Poderosa, que con su revista La Garganta Poderosa y su plan de control de las fuerzas de seguridad denominado “Vecinos sin gorra” se convirtió en un espacio de denuncia implacable y de desenmascaramiento de la mentira de un Estado nada comprometido con los pobres y la clase trabajadora.

Kevin era parte de La Poderosa. Como sus hermanas y hermanos. ”Ni un pibe menos” habla de su asesinato pero también de cómo siguen en pie quienes compartieron con él sus nueves años de vida.

Hoy se estrena el documental en el cine Gaumont de la Ciudad de Buenos Aires (Av. Rivadavia 1635) a las 14.15 h (y a las 20 h) y en todos los espacios Incaa. Será, seguramente, tarea de todos difundirlo hasta el último rincón de América Latina y del mundo.

Ficha Técnica
Guión: Antonio Manco
Producción: Omar Neri, Antonio Manco, Mónica Simoncini
Director: Antonio Manco






Temas relacionados

Villa 21-24   /    Zavaleta   /    La Garganta Poderosa   /    Kevin   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO