Política

24 DE MARZO

Neuquén: ganar las calles y exigir fuera la Gendarmería de la región

El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, junto al jefe de Gabinete de la cartera, Pablo Noceti, anunció este viernes el desplazamiento de 400 gendarmes a la región.

Natalia Hormazábal

Abogada del CeProDH

Domingo 18 de marzo | 00:00

En el encuentro del llamado Comando Unificado Patagónico del que participan las provincias de Río Negro, Chubut y Neuquén, los funcionarios de Nación anunciaron el desplazamiento de 400 gendarmes para la región. Hacer este anuncio a pocos días de un nuevo aniversario del golpe genocida, es una verdadera provocación.

Por estos días se cumplirán también 21 años de la brutal represión dispuesta por la policía provincial y la Gendarmería Nacional, en la comarca petrolera de Cutral Co y Plaza Huincul que terminara en la muerte de Teresa Rodríguez.

Es una fuerza represiva que tiene sobrada historia en la región. Como querellantes en los juicios “La Escuelita”, ya hemos demostrado cabalmente durante 10 años que la Gendarmería Nacional fue parte en el circuito represivo desplegado en la región de Neuquén y Rio Negro. Su aporte fue fundamental, sobre todo en Chos Malal y en la zona de cordillera. No es inocente el traslado dispuesto con tanta fuerza, a la Patagonia. Y mucho menos después de la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, así como el asesinato de Rafael Nahuel, ambos crímenes de Estado.

¿Qué quiere decir con qué van a ser utilizado en conflictos? ¿En cuáles? Sin dudas es una clara muestra -una vez más- de que ese aparato represivo que viene intacto desde la dictadura, va a seguir siendo utilizado contra quienes salgan a luchar, dando vía libre a todas las fuerzas de seguridad del Estado, para atacar a los que enfrentan las políticas de ajuste y crear un “enemigo interno”. Y parte de ese gran enemigo en construcción, son las distintas comunidades mapuce que resisten el despojo de sus territorios en función de los negociados petroleros instalados en Vaca Muerta y toda la provincia. Y por supuesto, todos los que acompañamos su lucha.

El gobierno de Mauricio Macri, con la ayuda de sus gobernadores amigos, oficialistas y de la oposición, ha mostrado abiertamente cuáles son sus ejemplos a seguir en el modo de utilizar las fuerzas represivas. Asistimos por estas horas a la conmoción y repudio internacional frente al asesinato de la luchadora y concejal de izquierda Marielle Franco, a manos de las fuerzas policiales dispuestas por el gobierno golpista de Temer en Brasil. Mujer, negra, activista feminista, nacida en la favela de Maré. Nos llena de bronca su muerte, y lo que representa, mientras crece la indignación y la fuerza de miles que se levantan en Rio de Janeiro y en todo el país contra la policía, y la intervención del Ejército.

Y aquí en el país, la llamada “doctrina Chocobar”, que se replica en todas las provincias, que implica garantizar impunidad a las policías para profundizar el gatillo fácil contra los niños y jóvenes pobres, empieza a ganar fuerza en los crímenes contra Facundo Ferreira de sólo 12 años, o con la brutal golpiza policial al joven neuquino Facundo Agüero que hoy pelea por su vida.

Los datos son incontrastables: durante este gobierno, una persona es asesinada a manos del Estado, cada 23 horas. Durante el año 2015, bajo el gobierno de Cristina Fernández, 1 cada 28 horas. Siempre, se trata de pobres. Estos números son sólo un anticipo de las intenciones del gobierno.

Pero el 14 y 18 de diciembre miles se movilizaron al Congreso de la Nación frente al saqueo a los jubilados. Miles marchamos con bronca en todo el país. Y sólo con una brutal represión que terminó con manifestantes gravemente lesionados, es que pudieron votar sus leyes de ajuste. Y el 8 de marzo millones de mujeres, y hombres también, salimos a las calles a reclamar por nuestros derechos. A exigirlos, a gritarlos.

Por eso, sin dudas que una de las banderas que tenemos que levantar fuertemente en las calles este próximo 24 de marzo, además de cárcel común perpetua y efectiva para todos los genocidas y sus cómplices, y el desprocesamiento de todos los luchadores obreros y populares, es fuera la Gendarmería Nacional ya de la región.

Vamos a ganar las calles nuevamente, como el 14 y 18D, como el 8 de marzo, como cada 24 de marzo, mostrándole a Macri y a todos los gobernadores, que somos miles y miles, los que estamos dispuestos a enfrentar sus políticas de ajuste, represión e impunidad.







Temas relacionados

24 de Marzo   /    Pueblo Mapuche   /    Vaca Muerta   /    CeProDH   /    Gendarmería   /    Opinión   /    Libertades Democráticas   /    Neuquén   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO