Política

PROVOCACIÓN FASCISTOIDE

Negacionistas del genocidio en la Legislatura porteña a doce años de la desaparición de López

Una “ONG” que niega a los 30 mil desaparecidos hace una charla sobre “adoctrinamiento en las escuelas”, mientras en La Plata se marcha por López y pocas horas después de un nuevo aniversario de La Noche de los Lápices.

Alejandrina Barry

@alebarryceprodh

Martes 18 de septiembre de 2018 | Edición del día

El evento al que invita a participar la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires consta de una charla sobre “Adoctrinamiento en las escuelas” y es organizado por la Asociación Civil Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional.

La autodenominada “ONG en defensa de las instituciones republicanas” es presidida por el abogado José Magioncalda, quien se destaca por negar a los 30 mil detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar y repudia la ley que obliga en la Provincia de Buenos Aires a colocar en comunicaciones oficiales el concepto “30 mil desaparecidos”.

La supuesta “defensa de las instituciones republicanas” llega al colmo de caracterizar como “mafiosos” a las y los docentes que luchan por aumento salarial y de negar el secuestro y tortura de la docente Corina Del Bonis.

Tampoco se priva de definir al Grupo de Trabajo de la ONU que denunció la arbitraria detención de Milagro Sala como un “Grupo de Tareas de la ONU”.

En el blog de la Asociación convocan a la charla afirmando que entienden “que la cuestión del adoctrinamiento escolar debe ser abordada de modo interdisciplinario, a fin de comprender cabalmente los trastornos que dicha práctica genera en los distintos integrantes de la comunidad educativa, en el proceso de aprendizaje y en la formación de ciudadanos dignos de una democracia republicana, como la que establece nuestra Constitución Nacional”.

El 30 de junio en el portal Tribuna de Periodistas Magioncalda denunciaba en una columna titulada “Adoctrinamiento escolar, la peor de todas las corrupciones” una “bajada de línea” que “se realiza mediante discursos en actos escolares en los que se llegan a cuestionar políticas de gobierno, o mediante la adhesión de algunos docentes a campañas organizadas por partidos políticos, sindicatos u organizaciones con clara filiación partidaria (Ej: la Operación “Maldonado”) e inclusive, mediante el aprovechamiento, con fines partidarios, de dificultades edilicias u otras deficiencias que suelen presentar las escuelas”.

El negacionista abogado militante contra el “adoctrinamiento escolar” toma como caso “testigo” el abordaje que se realizó en las escuelas durante los 79 días en que Santiago Maldonado estuvo desaparecido.

En definitiva, para el “defensor republicano” hablar en las aulas sobre los grandes problemas que aquejan a las familias trabajadoras, las libertades democráticas y el genocidio perpetrado por la dictadura cívico-militar, entre otros, peca de adoctrinamiento escolar “restringiéndoles la posibilidad de pensar”. Nada es inocente.

Otro que viene surfeando la ola derechista “anti adoctrinamiento” es el periodista del diario La Nación Mariano Obarrio, quien [rechaza la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) definiéndola como “adoctrinamiento sexual”→http://www.laizquierdadiario.com/Mas-medieval-que-nunca-para-Mariano-Obarrio-la-educacion-sexual-es-adoctrinamiento].

Lo que él llama adoctrinamiento en realidad es una conquista de muchos años de lucha, lograr que se reconozca que en la Argentina hubo un genocidio, un plan sistemático que tuvo un objetivo concreto que fue aniquilar a una generación militante de trabajadores jóvenes, que luchaban por cambiar de raíz la sociedad. Un plan que se llevó adelante con mas de 500 centros clandestinos de detención. Durante todos los gobiernos hemos luchado por demostrar esto en forma independiente del estado.

La verdad histórica: son 30 mil y fue un genocidio

El negacionismo, al negar el número de nuestros desaparecidos, quiere minimizar los crímenes atroces del genocidio para lograr impunidad para los represores pero también para conseguir mayor legitimación en la represión actual. Su “campana” contra Santiago Maldonado y contra los que luchamos por su aparición con vida, es parte de esta política.

Con toda nuestras fuerzas peleamos por justicia por Santiago, fue un crimen de Estado y el Gobierno es responsable. No vamos a parar hasta que vayan presos tanto los autores materiales como los políticos que ordenaron esa represión y que pusieron todo el aparato de Estado al servicio de encubrirlo. El Estado y el Gobierno son responsables, con su ministra Patricia Bullrich en primer lugar.

Poner en duda el secuestro y tortura de la docente Corina de Bonis es de una gravedad inusitada.

Es repudiable que esta organización pueda dar una exposición en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, cuestión que nadie puede hacer si no tiene un vínculo político, sólo que en este caso no se animan a decirlo abiertamente porque saben que tendrían un repudio social enorme.

Es repudiable también que sea nada más y nada menos que el día que se cumple doce años de la desaparición de Jorge Julio López. Desaparecido por la patota del genocida Etchecolatz junto con la Policía Bonaerense entre las que se encontraban en sus filas miles de represores de la dictadura.

Este martes, día de lucha en el que estaremos en la calle reclamando contra la impunidad de sus secuestradores, Myriam Bregman y Patricio del Corro, legisladores del PTS/FIT presentarán una declaración acompañando la pelea por el juicio y castigo a los culpables.







Temas relacionados

Legislatura porteña   /    Patricio del Corro   /    Myriam Bregman   /    Dictadura cívico-militar-eclesiástica   /    Jorge Julio López   /    Genocidio   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO