Internacional

UNIVERSIDAD DE VERANO

“Necesitamos una juventud anticapitalista y revolucionaria contra la Europa del capital"

Durante la Escuela de Verano Internacionalista organizada en el sur de Francia por las organizaciones europeas de la Fracción Trotskista (FT), un centenar de jóvenes militantes revolucionarios de esta corriente internacional organizamos un encuentro donde discutimos las perspectivas para la construcción de una gran juventud anticapitalista y revolucionaria en Europa.

Viernes 2 de agosto | 21:49

En este encuentro participamos jóvenes militantes del grupo Revolutionäre Internationalistische Organisation (RIO) de Alemania, de la Corriente Revolucionaria de Trabajadoras y Trabajadores (CRT) del Estado Español, de la Courant Communiste Revolutionnaire (CCR) de Francia y de la Frazione Internazionalista Rivoluzionaria (FIR) italiana. Durante el plenario pudimos intercambiar experiencias de militancia y lucha en algunos de los principales centros del imperialismo europeo.

Te puede interesar Exitosa universidad de verano internacionalista y revolucionaria en el sur de Francia

La crisis capitalista internacional iniciada en 2008 se descargó sobre los hombros del conjunto de la clase trabajadora y, especialmente, sobre las mujeres y la juventud. Los gobiernos europeos realizaron toda una serie de ataques en forma de recortes, contrarreformas y represión que han hipotecado el futuro de las nuevas generaciones. Los jóvenes de hoy ya sabemos que viviremos peor que nuestros padres y la pregunta ahora es si lo haremos peor que nuestros abuelos.

Sin embargo, no hemos permanecido pasivos ante todo esto. Los jóvenes y las jóvenes que vivimos en Europa, nativos o inmigrantes, hemos protagonizado los principales fenómenos de lucha en el continente, como el 15M, las huelgas generales en Grecia, el movimiento Nuit Debut en Francia, movimientos antirracistas o, más recientemente, en el apoyo a los refugiados, el movimiento de mujeres o las movilizaciones contra el cambio climático.

Los jóvenes y las jóvenes militantes de la Fracción Trotskista somos parte activa de estas luchas, en las que participamos desde la defensa de una salida socialista y revolucionaria. Buscamos desarrollar y organizar en el seno de los movimientos sociales alas de izquierda, furiosamente anticapitalistas y vinculadas orgánicamente a la clase trabajadora. Algo que hacemos a través de agrupaciones juveniles que impulsamos junto a compañeras y compañeros independientes con los que compartimos un programa y una práctica comunes.

Es desde esa perspectiva que se desarrollan nuestra intervención política y, con ella, nuestros principales desafíos para la construcción de corrientes anticapitalistas y revolucionarias juveniles en Europa.

Hacer de la juventud estudiantil punta de lanza de la transformación social

A lo largo de la última década los gobiernos capitalistas europeos han emprendido una ofensiva constante contra el sistema de educación pública, especialmente las universidades. El objetivo de estos ataques no ha sido otro que el de privar a los hijos de la clase trabajadora del acceso a los niveles superiores de la educación y vincular esta cada vez más a los intereses directos de las grandes empresas mediante su inclusión directa en los planes de formación o a través de figuras como el estudiante en “prácticas”.

Las luchas del movimiento estudiantil europeo contra LOMCE, la Scuola Lavoro, las ocupaciones de universidades en Francia, etc. nos han encontrado en primera fila de las movilizaciones defendiendo el derecho a una educación pública, gratuita, universal y de calidad.

Pero no defendemos el sistema educativo tal cual es, una fuente de transmisión de la ideología dominante capitalista, sino que apostamos a poner las universidades y los centros educativos al servicio de las necesidades del pueblo trabajador y de la transformación social. Por eso luchamos por la radical democratización de la educación, bajo control de sus estudiantes, docentes y trabajadores y denunciamos a la casta académica cómplice de la mercantilización de las universidades y centros de estudio.

Apostamos a la politización del estudiantado para que dé respuestas a las grandes demandas sociales más allá de las propias reivindicaciones estudiantiles, confluyendo con la clase trabajadora y los movimientos sociales, para pasar “de la crítica de la universidad de clases al cuestionamiento de la sociedad de clases”. De esta forma, impulsamos referendos sobre la monarquía en las principales universidades del Estado español, hemos promovido la unidad obrero-estudiantil en fenómenos de lucha de clases como el de los chalecos amarillos, o luchado desde la juventud universitaria contra las leyes racistas y los campos de internamiento de refugiados en ciudades como Berlín o Múnich.

Acabar con la precariedad de la juventud con los métodos de lucha de la clase trabajadora

En toda Europa, especialmente tras el estallido de la crisis del capitalismo, se han adoptado políticas para favorecer la precarización laboral. Una precariedad que afecta principalmente a la juventud, a las mujeres y a la clase trabajadora migrante y que han dificultado la organización colectiva en estos sectores, abandonados por la actuación de las burocracias sindicales.

Los conflictos en sectores precarizados como la huelga de las trabajadoras de la limpieza de Onet en Francia, los trabajadores de Telepizza o "Las Kellys" en el Estado Español, los estudiantes trabajadores de las universidades de Berlín, las movilizaciones de los “riders” en toda Europa, etc., con un elevado protagonismo de la juventud, han mostrado la explosividad y potencialidad de estos sectores cuando emergen a la lucha.

Te puede interesar Deliveroo, Telepizza, becarios... precarios en lucha en toda Europa

La juventud de la FT ha puesto sus fuerzas en el desarrollo de estas luchas, no solo impulsando la solidaridad y confluencia hacia los mismos desde fuera sino también organizándolos desde dentro en varias ocasiones, como en la histórica huelga de Telepizza o en la universidad de Berlín. Porque apostamos a la construcción de corrientes anticapitalistas, revolucionarias y militantes entre la juventud trabajadora precarizada, que planten cara a las burocracias sindicales y recuperen los sindicatos y los métodos de lucha de la clase trabajadora para enfrentarnos a la precariedad y terminar con la explotación capitalista.

El movimiento de mujeres y el combate del feminismo revolucionario para terminar con el patriarcado y el capitalismo

Los últimos años están irremediablemente marcados por el grito de millones de mujeres en todo el mundo que han dicho basta de violencia machista y opresión patriarcal. El movimiento de mujeres es actualmente uno de los mayores cuestionamientos al orden criminal existente, sostenido sobre la opresión a las mujeres.

Junto a nuestras compañeras de la agrupación internacional de mujeres Pan y Rosas, defendemos un feminismo de clase que busca desatar toda la energía de la lucha contra el patriarcado para apuntar también contra el sistema capitalista que lo sostiene; inspirándonos en las ideas de feministas socialistas como Louise Mitchel, Clara Zetkin, Sylvia Pankhurst o Alejandra Kollontai.

Desde esa perspectiva hemos participado e impulsado las movilizaciones de mujeres en toda Europa, alrededor del paro de mujeres del 8M con las trabajadoras al frente, siempre junto aquellas que se levantan contra la explotación y la precariedad.

La lucha de las mujeres trabajadoras también es internacional, por eso apoyamos a nuestras compañeras en su reivindicación del derecho al aborto en Argentina o Chile, contra el misógino y reaccionario Bolsonaro y para terminar con los feminicidios en México y en todo el mundo.

La crisis medioambiental y la perspectiva del comunismo como única forma de salvar el planeta

La crisis ecológica generada por la descontrolada y anárquica expansión de la industria capitalista no solo acerca cada vez más futuros escenarios catastróficos, sino que sus consecuencias ya están afectando a las clases populares en todo el mundo en forma de refugiados climáticos, problemas de salud, ampliación de fenómenos climáticos extremos…

Conscientes de esta realidad, centenares de miles de jóvenes pertenecientes al movimiento Fridays for Future, iniciado por la joven sueca Greta Thunberg, han tomado las calles de las principales ciudades europeas. El movimiento, que ha tenido como novedad el uso del método de la “huelga”, un planteamiento internacional y una composición muy juvenil -protagonizado por la generación Z-; ha logrado poner la cuestión medioambiental en la agenda política de las grandes potencias europeas.

Sin embargo, estos gobiernos defensores de los grandes intereses capitalistas no van a resolver la crisis medioambiental. Con sus costosas cumbres climáticas y su demagógico discurso impiden que se adopten medidas verdaderamente efectivas contra la catástrofe. No existe la posibilidad de un capitalismo verde porque la destrucción del medioambiente es el resultado inevitable de un sistema económico cuyo motor se reduce a la acumulación de ganancias por parte de las clases dominantes.

Te puede interesar Debates sobre la crisis climática, el “capitalismo verde” y la estrategia revolucionaria

Las medidas efectivas para enfrentar la magnitud del problema de la crisis climática solo pueden venir de una planificación racional y ecosostenible de la economía mundial. La juventud de la FT intervenimos en el movimiento FFF desplegando un programa transicional orientado hacia una completa reorganización racional, democrática y ecológica de la producción, la distribución y el consumo.
El próximo 27 de septiembre participaremos de manera coordinada en la huelga europea por el clima planteando la lucha por el comunismo como la única perspectiva de salvación de la humanidad y el planeta.

¡Súmate a construir una juventud anticapitalista y revolucionaria!

Los y las jóvenes de la FT somos parte de una corriente internacional presente en la mayor parte de Latinoamérica, en Estados Unidos, en el Estado español, Francia, Alemania e Italia; que apuesta por la reconstrucción de un partido de la revolución mundial, la Cuarta Internacional.

Nuestra meta es terminar con el sistema capitalista y la esclavitud asalariada para sustituirlo por una sociedad fundada sobre nuevas bases, libre de toda explotación y opresión, el comunismo. Un comunismo que defendemos de las tergiversaciones criminales del estalinismo. Por ello reivindicamos las mejores experiencias del movimiento socialista y los aportes realizados por algunos de sus mejores luchadores como Marx, Engels, Rosa Luxemburgo, Lenin y Trotski, entre otros.

La crisis del capitalismo, que ya se prolonga durante la mayor parte de nuestra vida consciente, ha mostrado que es necesario acabar con este sistema -del que solo podemos esperar infelicidad, miseria y degradación del planeta- a través de la organización y la lucha decidida del conjunto de los explotados y oprimidos. Una lucha en la que las nuevas generaciones debemos jugar un papel protagonista y para la que tenemos que organizarnos y prepararnos.

Te invitamos a conocer nuestras ideas, que puedes encontrar en la red internacional de diarios online La Izquierda Diario, y a tomar partido y construir juntos una juventud anticapitalista y revolucionaria.







Temas relacionados

Juventud militante   /    Juventud    /    Internacionalismo   /    Fracción Trotskista- Cuarta Internacional   /    Revolución   /    Europa   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO