Deportes

BÁSQUET

NBA, un negocio que poco tiene que ver con el básquet

Equipos que son franquicias, acuerdos millonarios, entradas a precios inalcanzables, demuestran como la NBA es uno de los principales comercios capitalistas del deporte.

Gustavo Rodríguez

Estudiante de Kinesiologia

Miércoles 3 de agosto de 2016 | Edición del día

Esta liga de básquet, fundada en 1946 cuando un grupo de empresarios decidió unificar las dispersas ligas de baloncesto que había hasta el momento [1], está conformada por treinta equipos, que nos son parte de un club, sino que son franquicias y funcionan como tales; un grupo de inversores de una ciudad se hacen con una marca de la NBA, siempre y cuando el negocio sea rentable.

Si solo hablamos de cifras, La NBA ha incrementado el valor de sus franquicias un 13% en el último año, es decir, 1.250 millones de dólares [2]. Los equipos generaron 5.200 millones de dólares en ingresos, con 900 millones de dólares de beneficios, dos cifras record que provienen del contrato televisivo firmado por la NBA con Disney y Turner, por el que los equipos percibirán 24.000 millones de dólares por nueve años [3]. Además los beneficios seguirán aumentando, ya que a partir de la próxima temporada entrará en vigor el nuevo contrato con Nike, que le permite a esta empresa poner su logo en la vestimenta de los jugadores, de 1.000 millones de dólares por la duración de ocho años [4].

Aquellos que compran estas franquicias, también son reconocidos por tener bolsillos que explotan de dinero. Steven Ballmer, dueño de Los Angeles Clippers, declaro tener una fortuna de 22.300 millones de dólares; Paul Allen, dueño de Portland Trail Blazers, dijo tener 17.ooo millones de dólares [5]. Estos son algunos de los empresarios que están dentro de este negocio capitalista con máscara de entretenimiento deportivo.

En Estados Unidos, el salario mínimo es de aproximadamente 1.300 dólares mensuales [6]. Esto va en contra mano al precio de las entradas de los partidos de la liga, que parten de una base de 650 dólares –la mitad del sueldo mínimo- y con un techo que va modificando su altura a medida que se llega a la gran final de los Playoffs de la NBA, donde el precio de las entradas llegan a superar los 20.000 dólares, como por ejemplo en el séptimo juego de la última final de Playoffs entre Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors, se vendió una entrada por 49.500 dólares [7], demostrando así que este evento deportivo es exclusivo para millonarios.

Lejos de ser un entretenimiento deportivo para la clase trabajadora, entre las cuales el básquet es el deporte más practicado y con más aficionados en los EEUU, la NBA busca cualquier resquicio para explotar el rendimiento económico que solo beneficia a empresarios multimillonarios.








Temas relacionados

Golden State Warriors   /    Cleveland Cavalliers   /    NBA   /    Basquet   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO