Política

DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES

Myriam Bregman: "Somos feministas socialistas, feministas de la clase trabajadora"

En el gran acto realizado por el Frente de Izquierda en Plaza de Mayo, la diputada porteña y dirigente del PTS se refirió, entre otras cuestiones, a la pelea por los derechos de las mujeres.

Martes 1ro de mayo | Edición del día

#1deMayo | Myriam Bregman - Acto del Frente de Izquierda en Plaza de Mayo - YouTube

Buenas tardes, compañeros y compañeras. Quiero saludar a todos, en especial a los estudiantes terciarios que están dando un ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires, de lucha, contra el cierre de los profesorados.

Hace pocos días Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia lanzaron sus bombas asesinas sobre Siria, como un mensaje a las potencias que se disputan el poder en Medio Oriente. Pero también con un mensaje hacia los pueblos del mundo.

En América Latina vemos un salto en la injerencia imperialista. Ya venía con Obama y ahora se ha profundizado con Trump.

¿O acaso no estuvo la Casa Blanca detrás el golpe en Honduras? ¿No estuvo la Casa Blanca detrás de la destitución de Lugo en Paraguay? ¿No estuvo la Casa Blanca detrás del golpe institucional contra Dilma Rousseff y el encarcelamiento de Lula en Brasil?

¿O acaso, agregamos, no están sus organismos de seguridad detrás de la doctrina Chocobar y de las políticas de Macri y Patricia Bullrich para aumentar el espionaje e insertar a las FF.AA. en la represión interna?

Por eso desde acá decimos:

¡No al imperialismo! ¡no a su nueva doctrina de seguridad nacional!

Y nosotros compañeros, que enfrentamos en toda la línea todos los ataques reaccionarios, reafirmamos que no tenemos nada que ver con la política de esos gobiernos, partidos y movimientos que se supieron autodenominar “nacionales y populares”.

¡Miren Nicaragua! ¡Miren a Daniel Ortega reprimir a su pueblo que enfrenta una reforma previsional! Peor aun que la que Macri aplicó aquí en diciembre.

Obedecen al mandato del amo imperialista, que ha decidido avanzar sobre los sistemas jubilatorios en la región.

Y si algo hemos denunciado compañeros, es cómo ellos son los que le preparan el terreno a la derecha. Fue Dilma Rousseff la que empezó el ajuste en Brasil. O acaso, nos preguntamos, ¿hubiese hecho algo diferente Scioli si ganaba en la Argentina?

La experiencia reciente en nuestra región demostró que estas fuerzas son incapaces de terminar con la dependencia y el atraso, y enfrentar en serio al imperialismo.

Por eso, este 1° de Mayo. más que nunca, tenemos que poner más y más fuerzas para luchar por la independencia política de la clase trabajadora, en la perspectiva de la unidad socialista de nuestro continente.

¡Viva la unidad de los trabajadores de toda América Latina!

En esta situación irrumpió la lucha de las mujeres en distintos puntos del planeta.

Traemos el grito de #NiUnaMenos y el ejemplo de los paros internacional de mujeres que recorren el mundo!

Y no podemos dejar de señalar que este movimiento se hizo masivo cuando el gobierno era encabezado por una mujer, que no impulsó nuestras demandas, sino que aceptó el veto de la Iglesia Católica al derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Hoy el Congreso de la Nación está tratando esta ley por la que peleamos tanto tiempo. Pero convocamos a la más amplia movilización, porque no podemos dejar el destino de nuestro derecho a no morir en la clandestinidad, en manos de los que se llaman “representantes del pueblo”. Como los senadores, verdaderos representantes de los poderes feudales de sus provincias.

Y si hablamos de poderes feudales, no podemos más que mencionar a la Iglesia Católica, aliada a las iglesias evangelistas en su cruzada “contra la vida de las mujeres”.

Es nefasto, compañeros. Es nefasto compañeras, que nos hablen de la vida los apoyaron tantos genocidios. Pinochet prohibió el aborto en forma terminante en Chile, ¿dirán estos señores que era pro vida el genocida? ¿Nos dirán que fue un defensor de la vida?

Por eso, nuestra pelea es por esas niñas. Como Juana, esa nena wichí violada y ultrajada también por el Estado.

Nuestra pelea es Ana María Acevedo, de Vera, Santa Fe. Que murió porque le negaron un aborto terapéutico. Necesitaba interrumpir su embarazo para realizarse un tratamiento de quimioterapia.

El Frente de Izquierda es el único que tiene en su plataforma política el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Por eso a todas esas mujeres, a todas esas jóvenes que hoy salen a las calles, les decimos ¡nuestro compromiso de lucha está con ustedes!

Nosotras, que como ustedes saben, estamos en la primera fila a la hora de defender nuestros derechos. Porque entendemos que cada paso que conquistamos eleva la moral de lucha de las mujeres. Nosotras no nos confundimos.

Sabemos que sectores del imperialismo y de las clases dominantes hacen demagogia con nuestra causa. Quieren evitar que sepamos identificar a nuestros enemigos y nuestros aliados. Su interés es que no nos unamos al resto de los explotados.

Saben que, si unimos nuestras demandas al conjunto de la clase trabajadora, donde la mitad son mujeres, nuestra fuerza será imparable, imparable contra el capitalismo que reproduce y amplifica el patriarcado.

Por eso somos feministas socialistas, feministas de la clase trabajadora. Y no tenemos nada que ver con esas mujeres “empoderadas” como Angela Merkel o Hillary Clinton, abanderadas del guerrerismo imperialista.

Tampoco con las empresarias o gerentas de empresas como Kratf, como Pepsico. ¡A las que nuestras compañeras que están acá, como Lorena Gentile o Katy Balaguer, tuvieron que enfrentar junto con sus compañeros! Son parte de nuestros enemigos de clase. Estas y estos son nuestros compañeros.

Porque nosotras queremos mujeres empoderadas, que luchen contra el machismo pero para unir trabajadores y trabajadoras para terminar con toda forma de explotación y opresión.

Les quiero poner un ejemplo. Un ejemplo que grafica mucho. Porque en estos días se habla mucho del trabajo doméstico, del trabajo “no pago”. Y esto, sabemos, no se puede resolver bajo este sistema. ¿Se imaginan ustedes a los empresarios organizando el trabajo doméstico de forma comunitaria y cubriendo todos sus costos? No. Sin eso no hay liberación de la mujer. ¡Y eso solo podemos conseguirlo tirando abajo el capitalismo!

Por eso, compañeras, las invito a que sigamos el ejemplo de las grandes mujeres revolucionarias de la historia de la clase obrera, que dedicaron su vida a la tarea de construir un gran partido para luchar por el gobierno de los trabajadores y por el socialismo.

Por eso compañeras, hoy les digo, que nos tenemos que plantear una pelea por un mundo donde "seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres"

¡Viva la lucha de las mujeres!

¡Viva la clase obrera!

¡Viva el Día Internacional de los Trabajadores!







Temas relacionados

1º de Mayo   /    Myriam Bregman   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO