Internacional

ALEMANIA REFUGIADOS

Múnich abre su estadio olímpico a los refugiados

La ciudad de Múnich ha abierto su estadio olímpico a la acogida de refugiados, ante las nuevas peticiones de asilo que se registran en Alemania y mientras desde los "Länder" (estados federados) se reclama al Gobierno central más ayuda para atenderlos.

Viernes 17 de octubre de 2014 | 16:46

An asylum seeker rest on bunk beds at a refugee tent camp called ’The Tent’ in Munich October, 2014. REUTERS/Michaela Rehle

Un primer contingente de 40 peticionarios de asilo fue acomodado hoy en ese recinto, escenario de los Juegos Olímpicos de 1972 y de la final del Mundial de 1974, que ganó Alemania.

Las autoridades muniquesas han decidido utilizar el emblemático lugar para ese cometido, por lo que se ha procedido a habilitar su zona VIP para acoger a lo largo del fin de semana hasta 180 asilados, a los que se acomodará en camas de campaña a modo de campamento provisional.

La decisión se produce después de que en los últimos días los medios alemanes publicaran imágenes de refugiados durmiendo al piso en Múnich, una de las ciudades afectadas por la ola de solicitantes de asilo que están llegando al país y ante la que las autoridades de los "Länder" se declaran desbordadas.

Los ministros de Interior regionales, reunidos en su conferencia anual, reclamaron este viernes al Gobierno federal ayudas sustanciales para hacer frente a los gastos que acarrea la acogida de refugiados, cuyo peso recae principalmente en los "Länder".
Los estados federados piden ayudas económicas y que se destine a la acogida de los nuevos refugiados dependencias de uso público.

Se estima que hay actualmente unas 120.000 peticiones de asilo aún en trámite, recordaron los responsables de los "Länder", para los que no hay lugar de acogida previsto.

La reclamación de las autoridades regionales precede a la denominada "cumbre de los refugiados", que tendrá lugar el jueves próximo en la Cancillería y a la que están invitados los titulares de Interior de los dieciséis "Länder".

Entre enero y septiembre de este año se presentaron en Alemania 136.000 solicitudes de asilo, una cifra que supera las peticiones registradas en todo 2013 (127.000), según datos de Interior.

En septiembre se registraron 16.214 demandas, lo que significa un incremento del 7 % respecto a agosto y un 41,5 % más que el mismo mes del año anterior.
La cifra de septiembre es la más elevada desde 1995, según reconoció Interior al dar a conocer los datos esta semana.

Siria es el país de origen del mayor número de solicitantes de asilo (4.187 en septiembre), seguido de Eritrea y Serbia.

Tanto las autoridades de los "Länder" como el Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, aspiran a lo que denominan un “reparto más equitativo” de los refugiados entre los distintos países de la Unión Europea (UE).

En 2013, en toda la UE se registraron unas 435.000 solicitudes de asilo, de las cuales un 29 % correspondió a Alemania, según datos de la oficina comunitaria de estadística Eurostat.

En Alemania la cuestión de los refugiados viene generando debates en diferentes ámbitos, incluso el sindical.

Aun a pesar de las “quejas” alemanas, la realidad es que los países europeos solo reciben un porcentaje minoritario de los refugiados de países en conflicto. La mayor parte de ellos son acogidos por los países limítrofes o cercanos, que se encuentran en situaciones de crisis económicas o conflictos similares.

Se estima que hay más de 51 millones de refugiados en el mundo en 2014.







Temas relacionados

Refugiados   /    Inmigración   /    Xenofobia   /    Europa   /    Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO