Internacional

POLONIA

Multitudinaria manifestación y huelga contra la prohibición del aborto en Polonia

La jornada denominada “lunes negro” reúne a miles de mujeres en protesta contra un proyecto de ley que prohíbe el aborto, que en ese país sólo rige para casos de violación, incesto o riesgo de vida.

Lunes 3 de octubre | 09:13

Miles de mujeres vestidas de negro protestan hoy en Polonia contra una iniciativa legislativa que prohibiría el aborto en todos los casos y que incluye penas de cárcel para quienes lo practiquen, en una jornada que se llamó "Lunes Negro" en la que organizaciones de mujeres han convocado una “huelga general femenina” y que logró el apoyo de cientos de miles en las redes sociales.

Desde primera hora de la mañana de hoy, en las principales ciudades de Polonia ya pueden verse grupos de mujeres vestidas de negro, que abandonaron sus trabajos y estudios para unirse a la huelga nacional, con carteles donde demandan el derecho a decidir sobre su propio cuerpo, más libertad sexual y contra el partido gobernante Ley y Justicia, la fuerza nacionalista-conservadora de Jaroslaw Kaczynsk que gobierna el país desde su victoria con mayoría absoluta en octubre de 2015.

El detonante de la protesta se produjo el pasado 23 de septiembre, cuando el Parlamento polaco admitió a trámite una iniciativa popular que propone prohibir la interrupción voluntaria del embarazo, penas de cárcel para las mujeres que aborten, mayores castigos para los médicos que realicen los abortos e incluso la apertura de investigación en los casos de aborto natural.

El partido Ley y Justicia, fuerza cercana a los postulados de la Iglesia Católica, permitió aprobar esta iniciativa gracias a su mayoría absoluta en la cámara baja

Con pancartas donde se puede leer "¡Paremos a los fanáticos!", "¡Queremos médicos, no misioneros!" o "Mi cuerpo, mi elección", las mujeres marchaban por las calles de Varsovia.
Las organizadoras de la huelga del lunes se inspiraron en una huelga de mujeres declarada en Islandia en 1975, cuando el 90% de las mujeres se negó a trabajar, limpiar o cuidar a sus hijos para expresar su descontento por la discriminación en el entorno laboral, visibilizando la situación de las mujeres entonces.

"Es inadmisible que nos puedan impedir tomar una decisión así, el Estado no puede arrogarse la capacidad de decidir nuestro futuro, y menos unos políticos como los que gobiernan Polonia", explicó a la agencia de noticias EFE la abogada y activista feminista Karolina Wiekiewic, mientras participaba en las protestas en Varsovia.

"Sentimos como mujeres que desprecian nuestra vida y nuestra opinión, que nos convierten en simples madres antes que en personas con derecho a vivir una vida plena, así que hay que posicionarse y salir a la calle", dijo otra de las manifestantes en Varsovia, Ewelina Milanowska.

La actual legislación polaca, que data de 1993, una de las más restrictivas y reaccionarias de Europa, sólo permite la interrupción del embarazo en caso de violación o incesto, cuando representa un riesgo para la salud de la madre, y cuando el feto presenta deformaciones graves.

Los datos oficiales indican que alrededor de 1.000 polacas abortan cada año en el país, aunque organizaciones feministas como la Federación para la Mujer y la Planificación Familiar creen que la cifra real se sitúa en 150.000 casos.

Además, estas organizaciones denuncian que el principal problema radica en que no siempre que se cumplen los supuestos legales se llega a interrumpir el embarazo, ya que en ocasiones los médicos se niegan o intentan persuadir a las mujeres para que no aborten.




Temas relacionados

Polonia   /    Aborto   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO