Géneros y Sexualidades

Mujeres de Minetti en el 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias

La comisión de mujeres de Molinos Minetti en lucha se hizo presente en La Plata, llevando el reclamo de las mujeres de las familias trabajadoras cordobesas.

Domingo 13 de octubre | 16:54

La comisión de mujeres de Molinos Minetti en lucha se hizo presente en este 34 Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias, llevando el reclamo de las mujeres de las familias trabajadoras cordobesas que se ven asediadas por la falta de salario. Son los obreros de Molinos Minetti que reclaman más de 3 quincenas de su salario adeudadas, tanto para el personal de convenio como meses de deuda para quienes están fuera del convenio molinero. Esto, como ellas bien señalan en la carta que llevaron al Encuentro, es parte de la especulación de la empresa “con los únicos ingresos que tenemos para alimentar a nuestrxs hijxs, pagar su educación, vestirlxs, atender su salud, y lo hacen para hacer sus propios negocios”.

Natalia, Valeria y Briza, junto a la pequeña Kimberley de apenas unos meses, recorrieron los talleres de Mujer y trabajo, Mujer y familia, Mujer y sindicatos, para exponer la situación por la que atraviesan las familias molineras, que es semejante, además, a la de los trabajadores azucareros del Ingenio Bella Vista en Tucumán, propiedad del mismo patrón.

Este mediodía se reunieron junto a otras muchas trabajadoras y miembros de otras Comisiones de Mujeres en lucha, como la de Coca Cola, Ansabo, Siam, Kraft, Madygraf, WorldColor, trabajadoras de Nordelta, del Astillero, aeronáuticas, del Hospital Posadas, trabajadoras de salud de La Plata, docentes, para compartir experiencias de organización, de lucha y de cómo el ajuste del FMI, Macri y los gobernadores del PJ como Schiaretti, impactan sobre la vida de las mujeres.

“Sorprendida de ver tantas mujeres juntas”

Luego de la reunión, Valeria comentó que habían podido difundir el conflicto, que muchas trabajadoras les preguntaban sobre qué pasaba en el molino.

“El encuentro me pareció muy lindo, muy linda experiencia, porque no conocía de ello. Lo que más me sorprendió fue la cantidad de gente, nunca había visto a tantas mujeres juntas”, señaló Valeria, que participó junto a sus hijas Briza de 19 años y Kimberly de 4 meses.

Natalia, una de las compañeras fundadoras de la Comisión de Mujeres del molino en el conflicto del año 2015, dijo que “es lindo cómo se comparte con las demás compañeras sus luchas y conflictos” y que se va con la idea de que “no tenemos que bajar los brazos, sino seguir adelante”. Sobre los encuentros, de los que participa por segunda vez, dijo que éste le pareció “enorme, está muy bueno, me hubiera gustado estar más tiempo, pero ya hoy tenemos que volver. Este encuentro me pareció muy amplio, más que la otra vez en 2016, en todo sentido, me parece que hay más compañeras trans, de los pueblos originarios, y con una juventud enorme, desde las secundarias que vienen con mucha fuerza. Es más amplio en todo sentido. Hasta vi niñas pequeñas acompañadas con sus papás hasta los talleres, y eso también está muy bueno”.

“Es una instancia muy movilizadora también porque contar tu conflicto y escuchar los demás emociona un montón, encontrar la solidaridad y el compañerismo de todas es muy importante para seguir”. A esto, Valeria y Briza agregan que fue muy importante ir con el fondo de lucha y encontrarse con tanta solidaridad del otro lado, como la de las compañeras de la agrupación Violeta Telefónica, del gremio FOETRA, que hicieron un aporte de 10 mil pesos para este fondo de huelga de las y los trabajadoras de Molinos Minetti. “Queremos darle las gracias a la agrupación Pan y Rosas por darnos esta oportunidad de viajar y conocer esto, que ni siquiera sabíamos que existía”.

Las compañeras de Minetti estuvieron acompañadas por trabajadoras de EPEC y de la ex Comisión de Mujeres de Volkswagen, que con experiencia en otros encuentros de mujeres y habiendo compartido las luchas, estaban felices y orgullosas también de acompañar en esta oportunidad a sus hijas, que son parte de la marea verde y una nueva generación de luchadoras.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO