Cultura

TEATRO // DANZA

Mujeres Panfletarias: iniciativas entre la política y el arte

Las mujeres al frente, y en escena, en las calles y en el escenario. El segundo ciclo de Teatro Panfletario propone la puesta en escena de obras de mujeres creadoras.

Sábado 13 de mayo | 11:49

Fotos: Noelia Pirsic

El panfleto es un escrito que se emplea para propaganda política, y el disparador que enuncia esta convocatoria para hablar de aquello que puede parecer no tener un nexo claro: el arte y la política. El ciclo que reza Teatro Panfletario se propone a invitar a los artistas y al público a la reflexión sobre la relación del arte con la política, la relación de la vida con la política. “nace como un balbuceo para recuperar la palabra política en el arte” manifiestan los organizadores Germán Ivancic, Diego Ernesto Rodríguez.

El camino

En su segunda edición, el ciclo convocó a mujeres creadoras en artes escénicas, poniendo en el centro la problemática de género , “el objetivo de convocar a mujeres creadoras es procedimental con el tema propuesto, es decir que la palabra la tengan las mujeres (...) que sean sus voces las que estén en juego, sin intermediarios” dicen al respecto Germán y Diego. Y agregan “la lucha de la mujer ha emergido con la potencia de lo irreversible”.

Frente al ´nadiemenos´ que circuló en contraposición a las multitudinarias marchas bajo la consigna ‘Niunamenos’, plantean que “esos discursos invisibilizan la problemática en sí. En la generalidad, se borra la especificidad. Fueron las mujeres las que le hicieron el primer paro a Macri. Existe una potencia que, desde este lugar, nos parece interesante seguir construyendo”. Y basta recordar que hace 100 años las mujeres fueron la mecha que encendió la revolución más grande de la historia.

En la selección de las obras,( fueron 6 en lugar de las 4 debido a la numerosa respuesta que tuvo la convocatoria) prevaleció la claridad de la consigna panfletaria así como garantizar un campo que abarque las diversas temáticas en relación a la problemática de género. Las mismas fueron elegidas por un jurado integrado por el equipo de Barbados, Germán Ivancic, Noelia Pirsic, Diego Ernesto Rodríguez. Y participantes de la primera edición, Maiá Rivadeneira y Marcelo Eduardo Soto.

Las obras seleccionadas fueron: “Todo útero es político” de Ana Laura López; “No me chistés” de Ana Borre; “Reacciona de una vez y fabricate una CHUMBITA LOCA pistola recargable y a presión para acosadores ocultos” de Colectivo Las Berthas; “Tu sexo débil” de Cora Fairstein; “¡A las calles! ¡Habitar la resistencia!” de Leticia Morínigo Martínez; y “Mujeres contra el golpe” de Colectivo Passarinho (Brasil)

Las protagonistas

Dialogando con ellas nos contaron cuál era la motivación a participar en un ciclo con estas particularidades.

Ana Laura López , creadora de Todo útero es político plantea que “vivimos una época que nos interpela fuertemente desde lugares muy oscuros y que, tontamente, creíamos superados o en vías de serlo; y hoy las violencias de todo tipo parecen recrudecer, como aquello que se niega a morir y da unos últimos coletazos salvajes. Y tener la posibilidad de responder con arte y reflexionar desde el arte a tanta crueldad se agradece y se toma.”

Remarca además el hecho de que son “el único elenco mixto” ya que “simbólicamente yo necesitaba que el otro personaje femenino (somos dos) fuera interpretado por un actor varón, porque eso hacía al sentido de lo que quería decir en mi panfleto: que toda mujer que no cuestiona el patriarcado está hecha a imagen y necesidad del varón, es mujer-varón.”

Cora Farnstein de Tu sexo débil consideró “potente componer una pieza teatral a partir de la idea de "panfleto", pudiendo explicitar algunas ideas, así como un proyecto “ desafiante por la complejidad de la idea de panfleto en el teatro.”

Desde el Núcleo de Mujeres del Colectivo Passarinho (colectivo de artistas de Brasil que confluyen en Buenos Aires), que presentan la obra Mujeres contra el Golpe vieron en la convocatoria “una oportunidad de denunciar una vez más, el golpe de estado que sufrimos el año pasado en Brasil. Explícitamente misógino, este golpe arrastra a la sociedad brasileña hacia el retroceso, afectando principalmente a las mujeres y grupos en situación de vulnerabilidad. Impone políticas conservadoras que violan los derechos conquistados, inhiben las discusiones de género y buscan restablecer, con el apoyo de los medios, la imagen retrógrada de la mujer sumisa, que no necesita luchar por sus derechos ni ocupar espacios de poder. “

Ana Borré de No me chistes! vio la oportunidad para trabajar en ideas que le “venían dando vueltas hace un tiempo” y que “calzaban justo” con la propuesta de Mujeres Panfletarias.

Los disparadores

En Tu sexo débil dice al respecto Cora “el gran punto de partida fue la idea de la fuerza física construida alrededor de los cuerpos de los hombres y las mujeres, y cómo esa supuesta idea de debilidad y fortaleza esta en la base de muchas de las ideas que sustentan y validan el patriarcado como forma de vinculación en la sociedad. También se relaciona con las tareas que históricamente se le adjudicaron a cada género. A partir de estas ideas nos rondaban diferentes cuestiones sobre el uso del cuerpo y la fuerza en mujeres y varones. La obra ancla en el cuerpo y en la fuerza como principios constructivos. Con todo esto montamos una pieza que intenta mostrar algunas acciones cotidianas y remarcarlas para desnaturalizarlas.”

Desde Mujeres contra el golpe el proceso comenzó por “cuestionarnos sobre nuestro momento histórico, reflexionando sobre cómo nuestras herencias sociales de opresión pero también de resistencia y de lucha de nuestras antepasadas permitieron elegir a la primera mujer presidenta del país y luego destituirla a través de un golpe institucional-mediático de carácter claramente misógino. Después discutimos sobre las varias aristas misóginas del golpe, enfocándonos en aquellos aspectos que más nos afectan a nosotras, no sólo colectivamente, pero también desde un lugar bastante personal. Decidimos hablar de lo que más nos impactó, teniendo siempre presente la importancia de la historia contada desde el punto de vista de las mujeres y del feminismo.”

En Todo útero es político tomaron la temática de la maternidad como un punto controversial, la creadora, Ana Laura López, nos cuenta que “siempre me llamó la atención la violencia que suscita, especial y fundamentalmente entre congéneres, la decisión de no querer ser madre. Desde agresiones directas (recuerdo a compañeras de colegio gritándome indignadas que yo era una egoísta) hasta expresiones más sutiles, como "bueno, podés cambiar de opinión" o "ya vas a cambiar de opinión cuando encuentres al tipo correcto". Hay algo que aparece como un punto ciego: la imposibilidad para muchas de ejercer su derecho soberano a decir que no (o a decir que sí, pero desde el lugar del deseo). En el útero parecen anudarse sentidos clave para la reproducción del patriarcado y el capitalismo. Así que el nombre de nuestro montaje apunta a visibilizar que no hay nada de natural en la maternidad.”

Por su parte en No me chistes! la reflexión lleva a pensar en los femicidios y la incidencia de todas las formas de violencia salteadas y naturalizadas: “Es claro que el acoso callejero es también violencia y que es parte de la cadena que lleva a los femicidios, por eso nosotras hicimos el recorte allí: en las muertes, pensando en que la idea de panfleto es ser claro y específico, nos pareció interesante acotar la composición hacia ese lugar, teniendo en cuenta lo abstracto y rico que puede resultar el lenguaje de la danza.”

Niunamenos

Frente al momento histórico que vivimos del gran movimiento de mujeres en las calles, las marchas multitudinarias bajo la consigna `Niunamenos´, y el grito de que vivas nos queremos, las protagonistas reflexionan sobre el lugar que este fenómeno tiene en la realidad política y social.

Desde Tu sexo débil ven este movimiento como “contaminando todos los espacios y saliendo de los lugares históricos en donde solo las feministas se hacían preguntas. Llegando a lugares nuevos, reaccionando. Por todo esto mismo mucho más problemático y con riesgo de caer en los mismos errores históricos de otros movimientos sociales (...). Al movimiento `Niunamenos´ en lo macro político se corresponde el hecho de que, cada vez más, están en crisis las relaciones interpersonales, los vínculos, las parejas, las amistades, la familia, el trabajo, porque todas las relaciones se basan en una estructura patriarcal y lo que era natural progresivamente está dejando de serlo.”

Por su parte las Mujeres contra el golpe expresan que “hay muchos movimientos de mujeres que reivindican sus derechos, visibilizan y denuncian los múltiples tipos de violencia causadas por nuestras sociedades misóginas y patriarcales (...) No se puede decir que significa lo mismo para una mujer negra y pobre de las periferias de la ciudad y para una mujer blanca de clase media. No es lo mismo la violencia contra una mujer cis que contra una mujer trans. Dicho esto, sí notamos un crecimiento y un fortalecimiento de los movimientos feministas a lo largo de los últimos años y una mayor articulación entre ellos para defender causas que nos afectan a todas nosotras. Como mujeres migrantes, somos testigas de la importancia de unir nuestras voces para lograr una mayor fuerza en nuestra lucha.”

Ana Laura López de Todo útero es político sostiene que “hoy es el motor y ejemplo de numerosas luchas. Se dice que la mujer apareció como un actor político inesperado para este gobierno, pero yo creo que la cosa va más allá: apareció como un actor político inesperado para todas las instituciones y partidos tradicionales. Los interpela a todos y los incomoda, porque ellos sólo saben hablarle y darle lugar a personajes sociales que construyen como masculinos: trabajadores, ciudadanos, estudiantes (...) El movimiento de mujeres, con sus diversidades, heterogeneidades e, incluso, antagonismos, avanza y se une de un modo novedoso.”

Ana Borré de No me chistes! dice que “El movimiento de las mujeres, afortunadamente, crece día a día. Hay muchos formatos de agrupaciones de mujeres que buscan diferentes maneras de manifestarse, y nosotros formamos parte de ello.”

Iniciativas artísticas

El arte se ve interpelado por la realidad, la misma en la que se construye cotidianamente, ¿Cómo pueden aportar al movimiento de mujeres las iniciativas artísticas?

Todo útero es político: “Lo que hacemos puede ser un aporte, por mínimo que parezca y resulte, a la reflexión sobre la cultura patriarcal y la necesidad de crear nuevos modos de vida.”

No me chistés!: “El arte no se mueve por fuera del mundo, sólo cuenta con herramientas de representación, abstracción y síntesis que aportan a la reflexión y a los maneras de pensar. Pero no está ajeno a los evento sociales, económicos y políticos.
Tenemos pensado seguir y profundizar. Lo que surgió de panfletarias es muy interesante y vemos que se puede seguir explotando porque hay material.”

Mujeres contra el golpe : “Estamos convencidas de la importancia del arte en la sensibilización social. Ya sea a través de la música, la danza o el teatro, el arte permite llegar a lugares a los que las manifestaciones políticas tradicionales no alcanzan. Las performances artísticas tienen la capacidad de acercar las emociones del público a temas que de otra forma le podrían parecer ajenos.(...) Es innegable la capacidad del arte de representar lo que una podría quizá creer que solo vive en su vida privada, y así despertar conciencias.
Así que todo indica que esta obra y el teatro -como un valioso recurso político-cultural de resistencia- pasarán a ocupar un lugar importante en agenda del Colectivo de ahora en adelante.”

Tu sexo débil: “ Yo creo que el arte aporta una pata fundamental en cualquier lucha y es la posibilidad de habilitar otros mundos posibles a partir de la imaginación. Para cambiar cualquier cosa que querés cambiar primero hay que habilitar la idea de cambio, de transformación, de que las cosas son así pero podrían ser de otra manera.
Trabajar con mujeres construyendo relaciones basadas en el amor y en el respeto hacia las otras también es político. Militar con el el cuerpo y las acciones cotidianas la desarticulación de esa idea espantosa, miserable, misógina y tan conveniente para el patriarcado de que las mujeres nos odiamos, nos envidiamos o no podemos trabajar sin pelearnos es fundamental. Nosotras nos queremos mucho, nos divertimos, nos admiramos y nos gusta estar juntas y eso es parte de la potencia de nuestro trabajo.”

***

Poniendo en alza cómo desde el arte las mujeres podemos ser las protagonistas, podemos visibilizar, reivindicar, denunciar lo que existe y proponer una realidad distinta, vemos la iniciativa de este ciclo. Gritando con el cuerpo, con la voz, que este poderoso movimiento de mujeres avanza, el cierre nos conduce a la calle, donde los tambores aparecen. Y así, con ese simbolismo, la reflexión final nos lleva a sentir, a vivenciar con la propuesta, que el escenario donde confluyen arte y politica es, una vez más, la calle.

Nuevas dos funciones 21 y 28 de mayo a las 17 hs. Machado 617, CABA.
Se presentarán las 6 obras juntas cada vez (y por última vez) con brindis y charla posterior.

Evento en Facebook. https://www.facebook.com/events/175...
Valor de las entradas anticipadas con descuento: $180
+ informacion sobre el ciclo http://machadoteatro.com.ar/index.p...








Temas relacionados

Teatro   /    Danza contemporánea    /    Danza   /    Mujeres   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO