Mundo Obrero

CABA

Muertes en el subte: debate sobre el rol de la conducción del sindicato y la Naranja

La conducción Roja y Negra le permite zafar a Metrovías de las consecuencias de su desidia. La Naranja (agrupación del PO) los acompaña. La posición de la Bordó.

Pablo Peralta

Agrupación Bordó | Línea H

Martes 3 de enero | Edición del día

El 7 de diciembre fallece, producto de una descarga de alta tensión, Matías Kruger, trabajador del taller Colonia de la línea H. Esta tragedia, junto con el paro de 24 horas del conjunto de los trabajadores del subte, puso a Metrovías y a SBASE en un gran problema, porque las fallas de seguridad fueron denunciadas por la AGTSyP en incontables ocasiones. Ya habían muerto por la desidia de la empresa otros 4 compañeros en los últimos años. Además, se trataba de un joven muy conocido, un escándalo imposible de ocultar.

Después del paro, durante el cual ni los más reaccionarios medios de comunicación al servicio del gobierno logran esconder la responsabilidad patronal, quedaba claro que era el momento de imponer las medidas de seguridad que se venían negando a aceptar. Por eso el plenario de delegados reunido el siguiente lunes resolvió que si en 48 horas no se firmaba el protocolo volvíamos al paro. Desde la minoría Bordo-Violeta dimos una gran pelea para que esto quedara claro, frente a posiciones ambiguas de la Roja y Negra que se terminan reflejando en el comunicado de resoluciones adoptadas, de la siguiente manera:

“1.- Firma inmediata del Protocolo…
2.- Que Metrovías invierta en dispositivos y métodos seguros…
3.- Exigimos participar del control y certificación de herramientas…
4.- Exigimos respuestas en 48 horas a estos puntos…o comenzaremos a llevar a cabo medidas de autodefensa”

Teníamos razón en exigir precisiones. La mayoría que conduce el sindicato acepto una reunión con la empresa para el vienes 16/12, permitiendo que pasen otros 5 días sin ninguna “medida de autodefensa”. Y en esa reunión sólo reciben abiertas negativas de la empresa y… una nueva reunión para el miércoles 21! Ese 21 la empresa vuelve a negar la existencia de cualquier problema de seguridad, pero viendo que las maniobras dilatorias necesitaban de algún condimento extra, se plantea “dispuesta” a considerar las propuestas y a crear un ámbito de discusión. Nuestros representantes plantean en el acta: “…valoramos la propuesta de trabajo conjunto que realiza Metrovías S.A….” y aceptan nueva audiencia para ¡el 29 de diciembre!

Para la audiencia del 29, la delegación dirigida por la mayoría del Secretariado ejecutivo de AGTSyP modifica unilateralmente la propuesta inicial y exige sólo ciertos puntos del protocolo y algunas medidas de seguridad. Metrovías “toma conocimiento” de esta agenda y propone reunión privada para el ¡6 de enero!, a lo que el sindicato no se opone y la Subsecretaría de Trabajo archiva el expediente hasta nueva presentación de alguna de las partes.

Hasta el momento la mayoría del Secretariado Ejecutivo le ha permitido a Metrovias (y SBASE) dilatar cualquier resolución lo suficiente para alejarla de la tragedia del 7 de diciembre.

El frente interno

Luego de cada negociación con la empresa hubo reuniones gremiales. En todas ellas los compañeros de la minoría planteamos le necesidad de superar las maniobras dilatorias de la empresa y ponerle fecha y modalidad a las “medidas de autodefensa” anunciadas. El 22 sacamos un comunicado pidiendo que se respete lo votado y se llame al paro. A pesar de que muchos de los talleres, los más golpeados por la inseguridad laboral, venían con mandato de paro, los delegados aceptaron continuar con las negociaciones que no conseguían nada.

Finalmente, después de la vergonzosa acta del 29, en una reunión con algunos delegados, el 30 de diciembre, la mayoría del Secretariado informa que sus dirigentes se reunieron con la empresa y que ésta no va a firmar nada ni aceptar nada por escrito, pero que implementaría algunas cuestiones menores de las exigidas. La mayoría del Secretariado propone aceptar.

Puede ser que en algún momento la empresa realice cambios mínimos, pero la crisis por la inseguridad laboral va a continuar en nuestro ámbito de trabajo y Metrovías vuelve a zafar de la responsabilidad de 5 muertes evitables por falta de desinversión y desinterés.

El triste rol de la agrupación Naranja

Los compañeros de la Naranja en el subte son parte de los delegados que elaboraron el protocolo de seguridad y vienen siendo parte de la delegación que lo presento a la empresa previamente a la muerte de Matías. Y seguramente por ese motivo siguieron siendo parte de la delegación que discutió con la empresa en la Subsecretaría de Trabajo después.

Su rol fue acompañar a la mayoría del Secretariado, como la sombra al cuerpo, en toda la maniobra dilatoria. Aceptaron sin chistar que la primera reunión fuera el 16/12. Firmaron sin problemas el acta de esa reunión estéril, y lanzan un comunicado sin crítica a la mayoría del Secretariado planteando “que no admitiremos que el miércoles 21 vengan con las manos vacías”. Luego el 21 se irán con las manos vacías, firmando el acta que valora la propuesta de la empresa, aceptando una a nueva intermedio hasta el 29 de diciembre! A esa reunión entraran acordando previamente con la directiva reducir las exigencias, a firmar el acta que plantea seguir conversando en privado el 6 de enero…

Aún después de la audiencia del 29 de diciembre, con las actuaciones archivadas, siguen sin criticar la actuación de Pianelli y Segovia, publicando en Prensa obrera “como lógica e inmediata reacción, el sindicato ha convocado a reunión del cuerpo de delgados para mañana viernes, a las 11.30, con el objeto de determinar las medidas a tomar” olvidándose que son parte de la delegación que participo de todo el proceso. ¡Un mal chiste para el día de los inocentes!

Como dijimos, la mayoría del Secretariado convocará a esa reunión el 30 de diciembre a los delegados de los talleres y alguno más para comunicarles que habían “entendido” que la empresa no va a firmar nada y que tomaría algunas de las medidas propuestas. Es ahí cuando se quedaron sin reuniones para ir a estampar la firma que sacan un nuevo comunicado, publicado el 31 de diciembre, con el insólito título “La conducción de AGTSyP frena la lucha por la seguridad”.

Lamentablemente, el freno a la lucha por la seguridad fue por medio de negociaciones dilatorias de las que la Naranja fue parte.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO