Internacional

ACTUALIDAD

Mueren al menos 35 personas por estampida en el funeral de Soleimani en Irán

Más de 30 personas murieron y decenas resultaron heridas en una estampida este martes durante el funeral del general Qasem Soleimaní en la ciudad de Kerman, en el sur de Irán, según la televisión estatal iraní.

Martes 7 de enero | 09:15

Más de un millón de personas asistieron al funeral del general Qassim Soleimani de las Fuerzas Quds ejecutado por un bombardeo de Estados Unidos al convoy que lo transportaba este viernes 3 diciembre desde el aeropuerto de Bagdad.

El asesinato de la personalidad más importante del país persa luego del Líder Supremo, convertido en héroe nacional generó enorme rechazo internacional gran conmoción en el país escalando las tensiones bélicas entre EE. UU. e Irán.

Al menos 35 personas murieron y medio centenar resultaron heridas este martes durante una avalancha humana en la ceremonia fúnebre en honor al asesinado alto mando militar iraní Qasem Soleimani en Kermán, en el centro de Irán, informaron fuentes oficiales.

La información fue confirmada por la televisión estatal iraní, junto a algunos videos viralizados en las redes sociales que mostraban a personas sin vida en un camino y otras gritando e intentando ayudarlas.

El jefe de los servicios públicos de emergencia de esa ciudad donde se fundó la Guardia Revolucionaria, Pirhossein Koulivand, habló anteriormente por teléfono con la televisión estatal confirmando el trágico suceso.

"Desafortunadamente como resultado de la estampida, algunos de nuestros compatriotas han resultado heridos y otros han muerto durante las procesiones funerarias", dijo el funcionario.

Las procesiones para brindarle el último adiós a unas de las figuras políticas y militares más importantes de Irán fueron masivas desde la llegada misma del cuerpo el domingo pasado.

El torrente de dolor fue un honor sin precedentes para un hombre visto por los iraníes como un héroe nacional por su trabajo al frente de la Fuerza Expedicionaria Quds de la Guardia.

Las ciudad de Avhaz, ciudad natal de Soleimani, Mashda, uno de los sitios sagrados del país persa y Teherán, fueron desbordadas de personas que salieron a las calles a saludar el cortejo fúnebre y pedir venganza.

Se calcula que sólo en las capital iraní, ayer se movilizaron más de un millón de personas.

La muerte de Soleimani provocó llamamientos en todo Irán para vengarse de Estados Unidos por un asesinato que ha aumentado drásticamente las tensiones en todo el Medio Oriente, al punto que distintos funcionarios y líderes de partidos armados chiítas, como Hezbollah, amenazaron con "incendiar" lugares apoyados por Estados Unidos.

Por el momento el parlamento iraní votó este lunes una ley que considera “terroristas” a todas las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, y en la jornada continuaron las críticas hacia Washington. El proceso de “expulsión de Estados Unidos de la región ha empezado”, arengó a la masa congregada en Kermán el general de división Hosein Salami, comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria. Por su parte EE. UU. no mostró intensiones de retirarse del territorio, contrariamente está aumentando su cantidad de tropas en el mismo.

El asesinato de Soleimani, líder militar encargado de ampliar la influencia iraní por Medio Oriente, incluyendo la represión a las manifestaciones en Líbano, Irak e Irán, ha desembocado en el punto máximo de tensiones entre EE. UU. e Irán, cuya respuesta mantiene al mundo expectante.







Temas relacionados

Qasem Soleimani   /    Irán   /    Bombardeos EEUU   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO