Deportes

BÁSQUET

¡Muchas gracias “Generación Dorada”!

Llegó el final. El deporte nacional, nuestro deporte, está frente a un hecho histórico: se despide la “Generación Dorada” del Básquet.

Jueves 18 de agosto de 2016 | Edición del día

Cuando la chicharra de la mesa de control señaló el final entre el “Dream Team” y la “Generación Dorada”, el público deportivo del país se puso de pie para rendirle el sincero y justo homenaje que, en vida, se ha ganado este enorme representativo argentino liderado por Emanuel Ginóbili y secundado por Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y equipo.

El resultado es anecdótico; es el fin a un ciclo extraordinario, brillante e incluso, me atrevería a decir, al período de mayor esplendor que haya brindado un equipo deportivo nacional.

Desde aquel campeonato mundial de 2002, disputado en Indianápolis, el equipo fue escribiendo páginas de hazañas y alcanzando momentos de gloria. En aquel torneo logró el subcampeonato mundial, pero para nosotros y el mundo fue el campeón dado que había logrado vencer al “Dream Team”, en la misma instancia de hoy, en cuartos de final.

El deporte suele premiar, pero más sabe redimir y por ello, en los Juegos Olímpicos Atenas 2004, y tras ganarle nuevamente al “Dream Team” en semifinales, se llevó la medalla de oro al vencer categóricamente en la final al representativo de Italia.

De allí en más, la “Generación Dorada” siguió firme en su camino de éxitos, pero más en su valor estirpe, en la cualidad que lo ha distinguido hasta hoy, en la humildad.

Ellos son “dioses” del deporte y como tales, bien pudieron haber decidido a gusto y generar acciones que tiendan a satisfacer sus apetencias deportivas y profesionales. Sin embargo, ellos prefirieron optar por el trayecto del ejemplo, el del sentido colectivo, el de anteponer el prestigio conjunto por sobre el personal.

Sus nombres ya están en el olimpo del deporte nacional, pero también en el mejor escenario posible, en el del recuerdo permanente de quienes tuvieron la dicha de verlos jugar.

Fueron, son y serán el espejo en donde el deporte nacional, si o si, deberá mirarse en el futuro y por tal motivo, todos deberemos estar de pie y decirles “Más de allá de cualquier posible resultado, muchas gracias ‘Generación Dorada’”.







Temas relacionados

Emanuel Ginóbili   /    Río 2016   /    Luis Scola   /    Juegos Olímpicos   /    Basquet   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO