Mundo Obrero

LA PELEA CON EL GOBIERNO

Moyano polémico: los gordos "siempre son oficialistas" y algunos funcionarios "fueron cómplices de los milicos"

El dirigente camionero se refirió a las denuncias en su contra, la marcha del 22 de febrero y las posibilidades de una reunión con Cristina Kirchner.

Miércoles 7 de febrero | Edición del día

Hugo Moyano está en el ojo de la tormenta. O por lo menos eso indican las movidas del gobierno pero también su decisión de aumentar su exposición mediática.

El domingo había elegido Crónica TV para decir que "les queda poco tiempo, están fracasando y no tienen respuesta". No pasaron desapercibidas.

Ahora eligió C5N para seguir hablando de las denuncias en su contra, las divisiones de la CGT y la marcha que propone uno de sus sectores, y la relación con otros sectores del peronismo.

Desde del principio, el dirigente de Camioneros y el Club Independiente emprendió su defensa ante las denuncias de corrupción. “Que investiguen lo que quieran, no tengo nada que ocultar. No tengo miedo de ir presos”.

También se refirió a la relación con el gobierno, de la que durante dos años tuvo mucho más encuentros que desencuentros. “Responsablemente acompañamos, o en todo caso esperamos, pero van dos años y cada vez peor. Por eso estamos con esta movilización, que mañana definen la fecha exacta”. La misma podría pasarse para el 21 o 23 de febrero, debido a la fecha de la tragedia de Once.

Moyano denunció que “quieren crear un mal clima para que no vaya el laburante. No tiene por qué haber incidentes, si ocurre algo va a ser responsable el gobierno”.

¿Qué lo separó del macrismo hoy? “Yo no iba a decir que estaba a favor de la modificación de la ley laboral, como ellos pretendían. Eso nos fue separando. Después de esta entrevista van a salir con todo, porque son vengativos, porque creen que lo van a doblegar”.

Además se defendiendo de quienes lo acusaron de “destituyente” por sus declaraciones sobre los plazos del gobierno. “Yo defendí la democracia, cuando muchos de estos funcionarios estaban bajo la cama o eran cómplices de los milicos”.

También aprovechó para criticar a los funcionarios que tienen plata en Panamá y la avanzada de “mano dura” tras la escandalosa ejecución realizada por el policía Chocobar: “no se puede alentar que se mate a la gente, no se puede estar con la pena de muerte”.

También tuvo palabras para sus colegas de la CGT hoy alejados del moyanismo. “Ellos son oficialistas, no tienen la culpa si cambian los gobiernos” dijo en tono risueño y como si no hubiera mantenido una importante coincidencia durante dos años de Cambiemos.

La pregunta inevitable surgió. “Si el gobierno lo alienta se puede partir la CGT. Pasa cuando un gobierno se recuesta sobre un sector y el otro no se siente representado”.

Moyano tuvo además un espacio para criticar “lo que están padeciendo los trabajadores, perdiendo poder adquisitivo del salario, los despidos”. Pero no explicó por qué, ante esa situación, no convoca a una medida de fuerza a la altura de lo que están “padeciendo los trabajadores”.

También defendió las obras sociales y las paritarias. “Las paritarias son libres o no son paritarias”.

Ante la insistencia de los periodistas, reconoció que no tiene problemas en sentarse con Cristina Fernández de Kirchner. “Lo haría, ¿por qué no?” dijo Moyano en una nueva incursión mediática en medio de la disputa con el gobierno.








Temas relacionados

CGT Azopardo   /    Mauricio Macri   /    Hugo Moyano   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO