Internacional

ESTADOS UNIDOS

Momentáneo acuerdo presupuestario da tregua a Trump hasta el 8 de febrero

El senado estadounidense acordó el financiamiento para la administración estadounidense hasta el 8 de febrero. Trump amenazó que sólo llegará a un pacto sobre inmigración con el Congreso si la propuesta de los legisladores “es buena para el país”.

Lunes 22 de enero | Edición del día

Este martes reabrirá sus puertas el gobierno estadounidense luego de 60 horas de cierre, con 600.000 trabajadores públicos licenciados y gran descontento entre la población.

Los demócratas cedieron este lunes en el senado una nueva prórroga para el financiamiento federal. Así, con 81 votos a favor y 18 en contra, Trump obtuvo una tregua muy breve, de tan sólo tres semanas.

Muy tenue se dibuja un posible acuerdo migratorio tras la nueva amenaza de Trump. Según el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, “Debatiremos el futuro de los dreamers [inmigrantes llegados siendo menores a EEUU], la seguridad fronteriza y otros temas relacionados".

Por su parte, Chuck Schumer, líder demócrata en el senado, presentó el acuerdo como la apertura de un importante debate. “Votaremos a favor, pero los republicanos tendrán que cumplir” señaló.

No obstante, el “shutdown” del gobierno evidenció la profundidad de la crisis estadounidense. Mostró la debilidad de Trump como negociador, hizo visible la oposición en las filas de su propio partido –con 4 senadores republicanos que votaron en contra de su proyecto- y también le generaron una contradicción a los demócratas, que repitieron la acción de los republicanos intransigentes en 2013 bajo la administración Obama.

En septiembre de 2017, Trump puso en la cuerda floja la estancia legal de 700.000 dreamers en Estados Unidos, cuando canceló el programa de protección a las personas llegadas a ese país durante su infancia y estableció como inicio de sus deportaciones el 5 de marzo próximo. Dos veces los demócratas votaron el presupuesto gubernamental sin ninguna propuesta de una nueva reforma migratoria. Este año decidieron ejercer presión, justo cuando se cumplió un año de la administración Trump.

Ahora vibró el fin de semana con acusaciones mutuas entre republicanos y demócratas de la responsabilidad de la paralización del gobierno. Temerosos de perder popularidad de cara a las elecciones intermedias de noviembre de este año, los demócratas aceptaron incluir en este provisional financiamiento para el muro de Trump y más fondos para reforzar la militarización de la frontera.

Así como Trump profundiza las políticas antimigratorias de Barack Obama, los senadores demócratas contribuyen a mantener la misma línea. Para ellos, la comunidad latina y los migrantes son sólo un botín electoral.







Temas relacionados

dreamers   /    Donald Trump   /    Republicanos   /    Demócratas   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO