Géneros y Sexualidades

ADOPCIÓN

Modificaciones a la ley de adopción: La familia que la derecha quiere imponer

Ante la controvertida propuesta de sustitución a la Ley de Adopción que tiene dividido a Chile Vamos, Natalia Castillo del Frente Amplio se refirió a esta criticando algunos puntos. Pero ¿qué es lo que hay detrás de la propuesta del gobierno que el Frente Amplio no toma en cuenta?

Suely Arancibia

Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía, ex Pedagógico. Militante de Pan y Rosas.

Lunes 11 de junio | 08:53

Luego de la cuenta pública, donde Piñera se comprometió a ingresar prontamente el proyecto de ley que sustituye la ley de adopción, el pasado miércoles el ejecutivo cumplió, realizando algunas indicaciones que han generado controversias al interior de Chile Vamos y en la opinión pública en general.

El ingreso de la propuesta que ya se había retrasado en dos ocasiones debido a las crispaciones que existían con el sector más conservador del conglomerado, ya que supuestamente dejaba una puerta abierta para la adopción homoparental, aún sigue generando conflictos, ya que en la letra f del artículo 39 se señala que “tratándose de dos postulantes relacionados entre sí, se deberá considerar la estabilidad y antigüedad de su relación, su actuar de consuno, y, especialmente, la existencia de un ambiente familiar donde se pueda ejercer adecuadamente el rol de padre y madre”.

En este párrafo, no se excluye explícitamente a las familias homoparentales y finalmente la decisión queda en manos del juez, por lo que la autodenominada “bancada cristiana” de RN salió a decir que “una decisión tan importante y delicada no puede quedar solo a los criterios que pueda aplicar un juez de familia, sino que debería especificarse el derecho claro de un niño a tener un papá y una mamá”, señalando además que “esto es adopción homoparental”.

Por su parte el Frente Amplio a través de la Diputada Natalia Castillo (RD), señaló que al decir que tiene que haber “un marcado rol paterno y materno”, "pone a las familias homoparentales en una condición que, para ellos, es imposible de cumplir" y que además "Lo que hoy día está en la palestra de la opinión pública y la ciudadanía es la corresponsabilidad, distribuir las labores de crianza y de cuidado. Esta ley nos devuelve al siglo XIX, cuando existía un rol de padre y madre".

Si bien por un lado, es correcta la crítica que realiza el Frente Amplio al señalar que las parejas homoparentales quedan a la deriva y no se garantiza que efectivamente puedan adoptar, por otro lado vemos como esto no es solo una ley que nos lleva al siglo XIX, sino que lo que está detrás y hace el gobierno es seguir reproduciendo los roles históricos de la familia que nunca han acabado, aquellos que relegan a la mujer a cumplir con el rol de cuidadora, dónde además se hace vista gorda al conservadurismo y a la responsabilidad que tiene el gobierno y sus instituciones con la reproducción de los roles de género y por ende con la violencia machista.

No debemos olvidar que son la derecha y la Iglesia quienes nos impiden el derecho al aborto libre y gratuito, castigando y criminalizando a miles de mujeres tras los abortos clandestinos; por otro lado el Gobierno y el Estado son quienes no garantizan el derecho a vivir dignamente, donde la salud hoy en día tiene un elevado costo y difícil acceso, no se garantiza el acceso a los servicios básicos, la educación tiene un filtro de clase que deja a miles fuera de la universidad por la PSU, además no debemos olvidar que se niegan a darnos educación gratuita que ha sido una de las demandas que ha impulsado el movimiento estudiantil. Nos niegan el aborto y sin embargo no son capaces de garantizar que llevemos una vida digna.

Lo que hay detrás de la propuesta de ley de adopción, es un fortalecimiento a la familia como institución, un fortalecimiento a los roles de género que debemos cumplir en esta sociedad. De esta manera al imponer que se cumpla con el rol de madre y padre, lo que se busca es que el trabajo doméstico siga a cargo de la mujer, que se garantice la alimentación y el aseo de quienes mantienen la producción andando día a día (los trabajadores) y así los empresarios sigan manteniendo su riqueza.

Si bien es progresivo que actualmente se cuestione la distribución de las labores de crianzas y cuidado, para dar solución a esto, no basta con solo modificar las leyes para que la mujer salga de este rol y que pase a ser compartido, tampoco se conseguirá remunerando el trabajo doméstico, ya que actualmente estamos inmersos en un sistema que no nos deja tiempo libre, que nos ofrece trabajos esclavizantes y que nos mantiene en condiciones miserables, es por esto que para que realmente exista una socialización del trabajo doméstico, adopción homoparental y derecho a una vida digna, debemos avanzar en pos de acabar con este sistema que es el que nos mantiene oprimidos y relegados a ciertos roles que les son serviles a sus propios intereses.






Temas relacionados

Adopción   /   familia   /   mujeres y sexualidad   /   LGTBI   /   Política   /   Opinión   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO