Política

DENUNCIA AL PODER JUDICIAL

Mirta Baravalle exige que se haga ADN a quien hace años sospecha que es su nieto

La Madre de Plaza de Mayo y fundadora de Abuelas, tras una investigación propia, llegó a una conclusión. Se la transmitió al Poder Judicial pero hace años que no hay avances en la búsqueda de la verdad.

Daniel Satur

@saturnetroc

Viernes 16 de marzo de 2018 | Edición del día

Este jueves, en la tradicional ronda de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, una de sus máxima referentes y a la vez una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo lanzó una noticia inesperada para la gran mayoría de los presentes. Mirta Baravalle anunció que hace años sospecha quién es y dónde podría estar su nieto apropiado por los genocidas y exigió al Poder Judicial que termine con las dilaciones y tome las medidas de prueba que ella pide desde hace años.

Durante casi cuatro décadas Baravalle encaró una investigación personal, acompañada sólo por su círculo íntimo de militancia por los derechos humanos, y desde hace algunos años tiene la firme sospecha de saber quién y dónde podría estar actualmente el hijo de Ana María Baravalle y Julio César Galizzi, quien tras el secuestro de sus padres (aún desaparecidos) nació en cautiverio y fue apropiado por la maquinaria represiva.

Este jueves, en la Plaza de Mayo, Mirta Baravalle estuvo acompañada por Victoria Moyano Artigas, nieta recuperada en los años 80 por Abuelas, referente del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y una de sus personas más cercanas, afectiva y militantemente hablando. Vicky, además, integra el equipo jurídico que actualmente lleva la causa de la Madre de Plaza de Mayo a partir de la cuál ella podría lograr la recuperación de su nieto.

La causa ingresó en 2011 (con otros abogados que patrocinaban a Mirta) al Juzgado Federal de San Martín, donde se investiga la causa “Campo de Mayo”. Pero desde entonces, mientras otras causas avanzaban gracias a la lucha de sobrevivientes y organismos de derechos humanos, el expediente no avanzaba, pese a las pruebas aportadas por Baravalle y las reiteradas exigencias a que jueces y fiscales hagan lo que tienen que hacer.

En los primeros años de secuestro de sus seres queridos y de búsqueda de su nieto, la Madre de Ana María Baravalle comprendió que nada de lo que se pudiera avanzar en los Tribunales sería posible sin la lucha en la calle y sin una investigación independiente. Por eso se dedicó a buscar la verdad. Después de 35 años, llegó a algunas conclusiones y hoy tiene muy firmes sospechas de quién puede ser su nieto varón y dónde puede estar viviendo actualmente.

Un dato resulta clave. Mirta tiene 93 años y sabe que a esta altura los días, las semanas y los meses cobran un valor extra para la posibilidad de encontrarse con quien tanto buscó. Como dijo en la Plaza de Mayo este jueves, refiriéndose a quienes están al frente de la causa judicial, “ellos tienen tiempos eternos, pero para mí el tiempo es limitado”.

“Desde el primer día comencé su búsqueda. A través de los años mis pasos me guiaban a que el niño que yo seguía podía ser el hijo de Ana, pero las dificultades que hubo durante aquellos años fueron terribles y no había posibilidades de poder recuperar un niño hasta que llegaron los análisis”, relató Baravalle en medio de la histórica ronda. Y denunció que “ahora la justicia está muy lenta. Ellos tienen tiempos eternos, pero para mí el tiempo es limitado”.

Mirta agregó que está tratando de hacer de conocimiento público su caso y pidió “la colaboración de todos para que la Justicia sea más rápida y efectiva. Yo ahora no señalo a ningún tribunal o juez pero lo haré más adelante si es necesario”.

Luego de su anuncio, la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora le dio la palabra a la nieta recuperada. “Tenemos mucha historia juntas y la impunidad es tan grande que ahora, que yo tengo una hija, estoy ayudando a que Mirta recupere a su nieto o nieta”, dijo Vicky Moyano Artigas. Y coincidió con Mirta en que lo que se había “investigado desde hace tiempo y en silencio, ahora creemos que se tiene que hacer público”.

La hija de María Asunción Artigas y Alfredo Moyano (quienes también están desaparecidos) informó que el posible nieto de Baravalle “es un joven que Mirta investigó durante 35 años” y que al día de hoy el Poder Judicial no dio respuesta alguna al respecto.

“Nosotras no tenemos por qué adaptarnos a los tiempos de la justicia. Ella tiene la posibilidad de encontrar a su nieto”, afirmó Vicky. Y recordó que el Tribunal les dijo “que estaba la posibilidad de extracción de sangre para un examen de ADN, pero después piden un montón de pruebas y hasta que eso no se responda no van a realizar el examen al joven”.

Por último, quien acompaña jurídicamente a Baravalle caracterizó de “insólita” la situación, “porque Mirta tiene 93 años y de la única manera en la que todos sabemos que se pueda conocer la identidad es con un ADN de manera inmediata. Estamos trabadas con una serie de maniobras y burocracia judicial y no podemos permitir que Mirta tenga que vivir esto”, finalizó.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO