Cultura

MÚSICA

Minimales: el segundo disco de Mariana Kesselman

El disco fue presentado el 8 de junio en Boris Club y, por localidades agotadas, se agregó una nueva fecha este sábado 16 de julio.

Marina Beresñak

Licenciada en Letras | UBA

Miércoles 20 de julio de 2016 | Edición del día

En ambas ocasiones, el espectáculo fue a sala llena en el Boris, una fiesta donde los espectadores pudieron disfrutar, reflexionar y emocionarse.

Acompañada por una formación impecable, la cantante desplegó su arte. En el piano, la primera fecha estuvo Federico Mizrahi y la segunda, Yonatan Mijelshon. En ambas, Pablo Green tocó guitarras; Norberto Córdoba, el bajo; Rodrigo Genni, la batería; Manuel Uriona se ocupó de la percusión y Jorge Bergero, Serdar Geldymuradov y Ezequiel Dutil, del conjunto de cuerdas.

En los temas de “Minimales”, Mariana aborda diferentes cuestiones con absoluta libertad creativa: jugando, denunciando y encarnando voces ajenas. La dulzura de su voz al interpretarlos, le da una frescura transformadora a las problemáticas representadas. Por ejemplo, como escribe en el disco, están presentes “los exilios (el mío, que aún escucharán en mi voz española y el de tantos) y el mundo que gira al revés con sus desalojados y pobrezas”. El disco viaja por diferentes lugares que fueron atravesados por conflictos: desde Belgrado hasta Coyoacán, pasando por Teherán, Senegal, Malí, el Peñón de Gibraltar y Petrogrado.

El regreso a Oktubre

Este sábado, uno de los espectadores, insistía con llevarse el disco “que tiene el tema de Trotsky”.

Editado por el Club del Disco, “Minimales” es un homenaje y relectura de algunos cineastas y escritores. El último tema se titula “Oktubre” por varias razones: es un homenaje a Los Redondos, a la Revolución Rusa de 1917 y a la película del mismo título de Serguéi Eisenstein, donde se observa cómo Stalin obliga al cineasta a tergiversar la historia de la Revolución. También es una relectura de El hombre que amaba a los perros, de Leonardo Padura y el Diario de León Trotsky. Mariana cuenta que, a partir de estas lecturas, le apareció la voz de Trotsky (una voz muy fuerte) hablándole a Stalin.

Así, en este tema de carácter rockero, Trotsky denuncia los abusos de poder durante el gobierno stalinista: “Mataste a mis amigos y a mis seguidores / Y me borraste de la Revolución (…) Me transformaste en el peor enemigo/ Falsificaste los acontecimientos”. Y amenaza: “Pero aunque robes toda nuestra sangre / la alegría no entrará en tu corazón (…) Pero aunque derrames toda nuestra sangre / la épica no entrará en tus entrañas (…) Pero aunque blasfemes toda nuestra sangre / no calmará tu resentimiento”.

Según Mariana, ese resentimiento que acompañó a Stalin durante toda su vida, se contrapone a la plenitud con la cual Trotsky vivió la suya. Este gesto vence a lo que pueda contar luego la Historia oficial e, incluso, triunfa sobre la muerte.

Creyó que venía un tiempo nuevo…

…y acabó preso de los guardianes de la libertad. Con estos versos del quinto corte del disco se podría sintetizar gran parte de la historia del siglo XX y los años transcurridos hasta ahora del siglo XXI. Los guardianes de la libertad fueron criticados por Maribel, un personaje que aparece en el escenario cada vez que Mariana se coloca sus anteojos negros. Es una amiga española que viene a presentar a la Kesselman (como la llama a veces) y a denunciar cuestiones como los tarifazos y la recesión. Los espectadores la recibieron en Boris Club con gran entusiasmo y abucheando las medidas de empobrecimiento y precarización llevadas a cabo por el actual gobierno argentino.

Al igual que con Secreto de mi amor, su primer disco, Mariana sigue apostando al arte como espacio de transformación. “La creación nos conecta con la resistencia al presente. Nos saca de la mirada monocular a la cual lleva este capitalismo salvaje, que solo nos hace pensar en cómo pagar las deudas y convertirnos en hombres endeudados y disciplinados, como dice Guilles Deleuze”.

El futuro ¿ya llegó?

Cuando le preguntamos a Mariana cómo será el futuro de “Minimales”, contó que van a seguir presentándolo en distintos puntos del país. También seguirá trabajando con Maribel, quien posiblemente se presente como psicóloga youtuber a la brevedad. Ojalá que sí, así nos ayuda a recordar la importancia de abrir nuestras miradas y apostar al arte.

Disco en Spotify: https://play.spotify.com/album/5bAQ30WQkBJ3xrr2Ds0uxV







Temas relacionados

Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO