Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Mineros de Andacollo: mucho más que una lucha por salarios

Siguen cortando la ruta 22 a la altura de Arroyito exigiendo el pago de los salarios adeudados y respuestas del Gobierno sobre la continuidad laboral. La lucha de estos obreros del norte neuquino, suma el apoyo y la solidaridad del la población.

Miércoles 13 de mayo | 11:11

¿Quiénes son los mineros que reclaman su salario? ¿Cómo hicieron para subsistir estos meses? ¿Cómo es la vida en Andacollo? ¿Qué es ser minero? Fueron algunas de las preguntas que La Izquierda Diario le hizo a Marcelo Reyes, un obrero de la mina.

“La cultura minera de Andacollo data de más de 100 años, pero desde hace 30 años que se viene concesionando una y otra vez”, arrancó su relato Marcelo.

Y continuó: “La cultura minera empezó a perderse cuando empezaron a concesionar los yacimientos a empresas extranjeras, en algún momento la empresa Cormine S.E.P, estuvo trabajando también, haciendo extracción”.

Andacollo es la localidad cabecera del departamento de Minas. Un pueblo básicamente agricultor y ganadero sin demasiadas ofertas laborales. La mayoría de las personas que viven en la zona y en los lugares aledaños dependen del trabajo en la mina.

La otra opción que queda es conseguir un subsidio en la municipalidad y contraprestar por el mismo. Ninguna de las riquezas de salen de la gran cuenca acuífera, donde nace el Río Neuquén, se quedan en la zona.

"La falta de inversión por parte del Estado, de los gobiernos en la zona Norte, como para industrializar otros recursos que tenemos y que se puedan generar otras fuentes de trabajo, empuja a que la gente encuentre en el trabajo en la mina la salida más digna”, contó Reyes.

Te puede interesar: Mineros de Neuquén esperan el resultado de la reunión con el Gobierno provincial a la vera de la ruta 22

Las edades de los trabajadores oscilan entre los 22 y 55 años. "Hay gente con edad de jubilarse. En el conflicto anterior quedaron 70 trabajadores en Cormine, ellos son los de la planta más antigua que tiene la minería en Andacollo".

En este sentido contó que “la minería artesanal consta de muchos años y han pasado por la minería familias enteras. Desde hace unos 30 años a esta parte, la minería se transformó en otra cosa, cuando empezaron a llegar las empresas, entonces sí podemos decir que tenemos dos generaciones, el padre y los hijos están trabajando en la minería”.

Hay dos generaciones de trabajadores mineros que sufrieron el abandono de las empresas y se quedaron sin cobrar los sueldos

“Ahora, hay dos generaciones de trabajadores mineros que sufrieron el abandono de las empresas y se quedaron sin cobrar los sueldos y los hijos ahora, también sufren el abandono de la empresa y se quedan sin cobrar sus salarios. En las dos oportunidades se tuvo que ir a reclamar fuertemente”, rememoró Reyes.

Por último, hizo referencia a los contratos que viene realizando el Estado provincial con empresas extranjeras como Trident Explorations. "La historia que se repite con dos contratos usufructuados y redactados sólo en beneficio del inversor por parte de la provincia”.

La historia que se repite con dos contratos usufructuados y redactados sólo en beneficio del inversor por parte de la provincia.

Y denunció: “No puede ser que en la provincia de Neuquén dos veces haya pasado lo mismo. Nuevamente con contratos todo a favor del inversor, ahora la provincia queda en un cuello de botella que no tiene ningún punto para hacerle cumplir las obligaciones a este empresario sin que caiga y sin que repercuta la crisis a los trabajadores”.

El apoyo de un pueblo entero

Mientras se realizaba esta entrevista, la solidaridad de los familias de Andacollo y Huinganco se hizo presente en el piquete minero en Arroyito. A pesar de los fuertes controles por parte de la Gendarmería Nacional, llegó una camioneta repleta de encomiendas, mercadería para aguantar y llevar esta lucha hasta el final.







Temas relacionados

Mineros   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO