Mundo Obrero

OPINIÓN

Miles de suspensiones y despidos en Catamarca

Hay que pararle la mano a la Union Industrial de Catamarca, al gobierno y a la indiferencia de la CGT-Catamarca.

Martes 7 de febrero | 10:36

Yersiplast, ALCO, Longive, Finpak, Alumbrera, Farallón Negro, por nombrar algunas de las empresas que suspenden, despiden, ofrecen retiros voluntarios, no pagan salarios, obligan a hacer extras sin pagarlas, es decir “hacen lo que quieren”.

Si los sindicatos privados no estuvieran plenamente organizados contra los trabajadores, haciéndole el juego a la patronal, estos planes contra la clase obrera serían imposibles.

El nivel de organización que tienen los sindicatos privados con la Cámara Industrial de Catamarca es abierto, público y a la plena luz del día.
Desde el mes de Agosto, cuando la Union Industrial de Catamarca se reunió con 20 sindicatos privados nucleados en la CGT, los ataques no han cesado.

Un ataque en 3 pasos para derrotar al movimiento obrero

La primer etapa del “acuerdo” entre la Union Industrial y la CGT fue extender la jornada laboral a 12 horas, al precio de 8 de manera generazliada. Esto duro durante los meses de Agosto, Septiembre y mediados de Octubre. Luego comenzaron las suspensiones masivas. Ya en diciembre en la fábrica ALCO empezaron los despidos, que durante enero se extendieron en la misma ALCO a más de 50 y en Longive y TextilNor. Hoy las patronales amenazan con despidos masivos.
Este plan está claramente orquestado en connivencia con la CGT y la Dirección de Inspección Laboral que depende de Gustavo Saadi y Lucia Corpacci (Saadi), quienes de manera totalmente ilegal, como en la época del “Patrón Costas” (es decir sin cumplir, ni hacer cumplir ninguna ley laboral) garantizan el maltrato hacia los trabajadores fabriles haciendo la vista gorda e imcumpliendo la mínima legislación laboral argentina.

Peor aún el caso del Director de Producción quién directamente niega la realidad, con declaraciones escandalosas donde dijo que: "No hubo tantos despidos…. no tuvo situaciones de cierre de empresas como ocurrió en otros lugares”.
Cada despido es una nueva crisis política para el gobierno provincial, sin embargo la inacción de los sindicatos les permite seguir avanzando.

Organizar la solidaridad obrera

Pero el sector industrial no es el único que está bajo ataque. Los investigadores del Conicet, los docentes, los municipales, los trabajadores de la salud y os de Obras Públicas, están sufriendo la rebaja salarial con los topes a las paritarias. Nuevamente, en los sindicatos, los dirigentes están más preocupados por sus internillas gremiales que por llevar la lucha de los trabajadores a la victoria.

Conjuntamente con la lucha de los trabajadores de AGR-Clarín contra los despidos, es necesario comenzar a organizar la resistencia en Catamarca. Ya más de cien docentes, estudiantes, intelectuales, periodistas, escritores, artistas y personalidades de la cutura han dado su apoyo a esta perspectiva firmando la solicitada impulsada por el Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS) de Catamarca.

Para firmar la solicitada

Aún estamos a tiempo de empezar a expresar la solidaridad con AGR y denunciar a la UICA, al gobierno provincial y la CGT-Catamarca.






Temas relacionados

Suspensiones de la patronal   /    Catamarca   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO