Cultura

MILES DAVIS EN EL CINE

Miles ahead: música social e innovación

En el año en que se cumple el 90 aniversario del nacimiento del trompetista Miles Davis, se estrena “Miles Ahead”, la ópera prima como director de Don Cheadle. Película que no intenta dar cuenta de la vida del músico de una manera documental o cronológica, sino que más bien nos presenta un recorte que deja traslucir aspectos de su personalidad y de sus ideas a partir de una mixtura entre realidad y ficción.

Domingo 2 de octubre de 2016 | Edición del día

“No digas ‘jazz’, es una palabra inventada, es como tratar de encasillar a alguien. No llames a mi música jazz, es música social”. Esta suerte de declaración es la que dispara el protagonista en el comienzo de la película Miles ahead dirigida, co-escrita, producida y actuada por Don Cheadle. El film se presentó en Argentina este año en el BAFICI y aunque no llegó al circuito comercial de cines, está disponible online desde hace algunos meses.

Cheadle adopta como punto de partida para desarrollar en la película, el paréntesis de 5 años entre los conciertos de Miles en Japón con el septeto en 1975, hasta su regreso en 1981 con el disco The man with the Horn. En este sentido no es estrictamente lo que se llama un “biopic”, ya que no es una película biográfica sobre la vida del trompetista en sí, sino que el director hace su lectura de ella, tomando dos momentos de su vida: por un lado la época de su relación con la bailarina Frances Taylor, tiempo en el que salen a la luz el legendario disco Kind of blue (1959), Flamenco Sketches (1960) o Someday my prince will come (1961). Y por otro, y centralmente como se plantea arriba, elige el período de su retirada de la escena musical a mediados de los 70. Momentos ambos entre los que el director va a ir y venir, fundiendo los tiempos de una ingeniosa manera.

La interpretación que hace Cheadle de Miles es de una profunda fidelidad a su personaje, secundado por Ewan McGregor en el papel de Dave Braden, reportero de la revista Rolling Stone, que será su compañero de aventuras.
Al respecto de la elección sobre qué mostrar de la vida de Miles, el hecho de centrarse en los años de crisis, en cierto sentido contribuye a alimentar la visión “romántica” del artista, como un ser aislado y atormentado. Es la visión del compositor como un héroe que tiene una vivencia y quiere dárnosla a conocer. Es así como en el film todos esperan ansiosos saber qué se traerá entre manos el músico después de estos años de silencio. Gran parte de la película gira alrededor de una cinta (donde se supone están las últimas e inéditas grabaciones) que Miles guarda con recelo y que todos quieren poseer, por lo que devendrá en una ficción de tiros y persecuciones varias.

Esta idea romántica del artista y su música subyacente en la trama, se da de bruces con la idea puesta en palabras por un Miles carrasposo en el reportaje de inicio de la película, la idea de música social. Si bien en sus orígenes el jazz se ha caracterizado por ser esencialmente social, en cuanto a que se desarrollaba centralmente en experiencias sociales como celebraciones, desfiles y fiestas en la Nueva Orleans de 1880, con el tiempo se ha ido corriendo hacia salas de concierto o bares y con grupos más reducidos, tanto de oyentes como de músicos. Lo que siempre se ha mantenido, y se ha desarrollado cada vez más, es esa situación de invención colectiva en que se desenvuelven los músicos, esa independencia e interdependencia de unos con otros a partir de la improvisación como motor de la música de jazz. La negativa a llamar “jazz” a su música, también es compartida por otros músicos, haciendo referencia a la discriminación social y la falta de trabajo que sufren por ser músicos negros. Como lo expresa Charles Mingus en el memorable reportaje realizado por la revista Jazz magazine: “Puede tocar donde le dé la gana (NdeR. Hace referencia a Stan Getz, músico blanco), mientras que nosotros nos vemos obligados a tocar en pocilgas. Todo esto porque nos denominan músicos de jazz. Cuando usted me clasifica dentro de la categoría de “jazzmen“, automáticamente limita mis oportunidades de trabajo. No quiero que mi música sea llamada jazz. ¿Sabe usted lo que quiere decir jazz? En Nueva Orleans, “to jazz your lady” quiere decir “follar a tu chica”. No quiero que los críticos apliquen esta palabra a mi música. Que les “jazzen”. ¡Mi música es una obra de belleza que no tiene nada que ver con esto!”.

Aunque la película no se detiene en muchas ideas de Miles sobre su música, más bien las sobrevuela, un aspecto interesante que se deja ver es su búsqueda de innovación: “Yo no hago nada como antes, la música que no se mueve es música muerta”, declara. Simultáneamente se lo ve en varias escenas peleando con radios y oyentes, sobre la difusión de sus discos más populares Kind of blue o Birth of the cool, y exigiendo se escuchen sus últimas composiciones. Esto es fiel al espíritu de Miles que consolidado ya como músico bebop (estilo en el emerge en la escena musical de la mano de Parker y Gillespie a finales de los 40’s), gira su rumbo hacia un nuevo estilo del que sería referente: el movimiento de cool jazz de los 50, para luego moverse hacia el jazz modal, el hard bop, llegando en sus últimos discos a fusionar el jazz con distintos géneros como el rock, el funk y el hip hop. Una evolución que demuestra que el arte no tiene tope sino que más bien guarda una dinámica marcada por la individualidad propia del artista en combinación con las cuestiones sociales y culturales de cada época.

La película no esconde detalles conocidos de la vida personal del músico, escritos incluso por él en su propia autobiografía, como su adicción a las drogas, su fuerte temperamento, el maltrato y agresiones hacia su compañera Frances, a quien, entre otras cosas, le exige que abandone su carrera de bailarina: “Quiero que dejes de bailar, ahora eres mi esposa, tu lugar es conmigo”.

Un proyecto muy personal de su director Don Cheadle que ha contado con la participación de la familia de Davis y que se ha llevado adelante mediante financiación colectiva. Quien quiera saber pormenorizadamente sobre la vida de Miles definitivamente no la encontrará en esta película, pero sí encontrará aspectos centrales de su personalidad musical como la búsqueda incansable de Davis de nuevos enfoques, del sonido propio; la comunicación casi telepática entre Miles y sus músicos y la revalorización de la música como un hecho social; y como parte de esto su clara postura contra la discriminación racial.

Trailer

Ficha técnica:
Título original: Miles Ahead
Año: 2015
Duración: 100 min.
País: Estados Unidos
Director: Don Cheadle
Guión: Steven Baigelman, Don Cheadle
Música: Herbie Hancock
Fotografía: Roberto Schaefer
Reparto: Don Cheadle, Ewan McGregor, Michael Stuhlbarg, Emayatzy Corinealdi, Lakeith Lee Stanfield, Morgan Wolk, Austin Lyon






Temas relacionados

Jazz   /    Cine   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO