Política

GENOCIDIO

Milani: de La Rioja a Ezeiza, esposado, con chaleco y rodeado de alacranes

El exjefe del Ejército amparado por el kirchnerismo llegó a Buenos Aires. El juez hizo caso a un pedido de su defensa para que esté detenido "cerca de su familia".

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 16 de marzo | 14:16

Foto DyN (falla de origen)

El exjefe del Ejército durante el kirchnerismo César Milani fue trasladado esta mañana desde el aeropuerto de La Rioja al aeroparque Jorge Newbery, en un avión de Gendarmería. Se espera que previo paso por Tribunales sea llevado a realizarse unos estudios en el penal federal de Ezeiza y luego el juez riojano Luis Herrera Piedrabuena decida su destino.

Pasado el mediodía la nave arribó al aeropuerto porteño. Enseguida Milani fue depositado, con esposas, chaleco antibalas y custodia del grupo Alacrán (supuesto escuadrón de "elite" de esa fuerza federal) en un móvil que lo condujo a alcaidía del Palacio de Justicia.

Milani estuvo detenido en La Rioja desde hace casi un mes, procesado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico-militar.

Leé también ¿Por qué quedó detenido César Milani?

Según explicaron fuentes judiciales Milani será durante 72 horas alojado en el penal federal número 31 de Ezeiza, más precisamente en el hospital Penitenciario Central, donde se le harán una serie de estudios médicos.

Los rumores de que posiblemente iría a Campo de Mayo se disiparon luego de que desde el mismo Ejército se negaran a recibirlo allí.

Vale recordar que Herrera Piedrabuena dispuso enviar a Milani a Buenos Aires por pedido de su defensa, con la excusa de facilitar "el acercamiento familiar" del detenido que "es un derecho que tiene todo imputado". Una excusa de clase, sin dudas. Mientras miles y miles de presas y presos pobres deambulan por penales del país, muy lejos de sus familias y hasta de sus propios abogados, y por causas muchísimo más leves que las que pesan sobre este genocida, el exfeje del Ejército sostenido por Cristina Fernández de Kirchner y su Gabinete puede gozar de esos privilegios.

En una entrevista a Radio Fénix, el juez federal de La Rioja anticipó que si bien Milani "está imputado de graves delitos, por lo tanto está sometido a un proceso penal", se van a "evaluar unas pruebas que ha presentado" la defensa del imputado y luego resolverá "al respecto y definir su situación procesal".

Y quizás a modo anticipatorio, Herrea Piedrabuena dijo (como si no se supiera) que además del procesamiento o sobreseimiento "puede haber una falta de mérito también. La falta de mérito en los casos que se da no significa que la persona no tenga responsabilidades o que signifique un sobreseimiento sino que se debe seguir investigando o reunir la prueba suficiente para la imputación que se formula", añadió.

En la misma entrevista el juez aclaró que "los delitos, la acusación, que tiene Milani son graves", así que "si fuese procesado tiene que seguir el camino del juicio oral" que sería en La Rioja. Y finalmente proclamó: "Yo no soy un vengador, soy un juez y me voy a ajustar al Derecho y a la Ley".

Como viene informando este diario, Milani está imputado en varias causas que lo involucran como partícipe en violaciones a los derechos humanos cometidas durante el genocidio vivido en Argentina durante los años 70 y principios de los 80. Particularmente hoy está detenido con prisión preventiva en la causa por secuestros, torturas y demás atrocidades cometidas en La Rioja contra los exdetenidos desaparecidos Alfredo Olivera, Pedro Olivera y Verónica Matta.

A su vez está procesado aunque sin prisión preventiva en Tucumán por, al menos, el delito de encubrimiento del secuestro y desaparición del soldado Alberto Ledo, cuando el joven estaba a su cargo cumpliendo el servicio militar obligatorio en 1976.

En La Rioja tiene otra acusación por parte de Oscar Schaller, quien junto a su padre Plutarco Schaller también sufrieron la represión genocida y vieron a Milani siendo parte de esa maquinaria represiva.

Asimismo, en Buenos Aires carga con otro procesamiento por enriquecimiento ilícito, ya que no pudo justificar sus gastos ni la compra de una casa en San Isidro.

Leé también Correo Argentino y Milani: donde mueren los relatos








Temas relacionados

Verónica Matta   /    Oscar Schaller   /    Alfredo Olivera   /    Alberto Ledo   /    La Rioja   /    César Milani   /    Dictadura cívico-militar   /    Genocidio   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO