Política

Libertador Gral. San Martín

Miguel López: "No teníamos los votos para presidir el concejo y no aceptaríamos cogobernar con Cambiemos"

El domingo asumieron los concejales de Libertador Gral. San Martín, entre ellos Miguel López y Luis Guerra por el PTS - Frente de Izquierda, que fuera la primera fuerza en las elecciones del 22 de octubre.

Martes 12 de diciembre de 2017 | 07:46

Tras la sesión preparatoria donde además de jurar los concejales electos, se definieron las autoridades del concejo deliberante en la cual los representantes del Frente de Izquierda, fieles a su tradición se abstuvieron de votar. Dialogamos con Miguel López al respecto.

¿Era posible que la izquierda asuma la presidencia del Concejo?

Lo primero que hay que decir es que es mentira que podíamos asumir la presidencia ya que aunque el Frente de Izquierda se haya consagrado como primera fuerza en las últimas elecciones, somos una minoría de dos concejales en un concejo compuesto por ocho, donde cuatro responden al oficialismo de “Cambia Jujuy” y cuatro opositores. Esto quiere decir que, en el mejor de los casos, se hubiese dado un empate. En tal caso el reglamento establece que desempata el presidente saliente, con lo cual se hubiese impuesto el candidato de la UCR.

Por otra parte, lo que nadie dice es que la elección de presidente se da en base a una rosca entre los partidos del régimen en la que se intenta hasta último momento comprar voluntades a través del ofrecimiento de cargos en la función pública y dinero.

¿Cuál es el rol del presidente?

Es establecer el orden del día de las sesiones y elevar las resoluciones del cuerpo al Ejecutivo. En ese sentido si eventualmente accedíamos a la presidencia siendo una minoría de dos concejales implicaría que nuestra función hubiese sido la de elevar todos los proyectos votados por la UCR y el PJ, que son mayoría y co-gobiernan como se vió en la votación del presupuesto 2018, mientras nuestros proyectos -aun siendo presidencia- probablemente ni siquiera se tratarían. Por ejemplo, además de los cuatro representantes de “Cambia Jujuy”, hay un concejal del PJ que viene de votar el presupuesto de ajuste de 2018. Y además está la concejal electa por Unidad Ciudadana, Patricia Gutiérrez, que viene de ser funcionaria del ex intendente Marcelo Llanos, antes de Jorge Alé y antes de Guillermo Capellán, todo un prontuario. Esto demuestra que a pesar de la crisis y retroceso electoral de la UCR, y de la histórica elección del Frente de Izquierda que ni siquiera con el fraude pudieron evitar, en Libertador hay sólo dos concejales opositores que somos los de la izquierda.

Desde el PJ y Unidad Ciudadana los acusan de entregar la presidencia a la UCR por negarse a proponerse..

Lo que en realidad les molesta a estas fuerzas es que no hayamos entrado en el juego de negociar cargos y prebendas a cambio de su voto. No pueden entender que no somos como Marcelo Llanos y Jorge Ale.

La rosca habitual de compra de voluntades entre los partidos tradicionales se fortaleció al haber perdido mayoría automática el oficialismo de la UCR en la última elección, lo que ha llevado a una importante división entre sectores de este partido del régimen. En este marco se instaló intencionadamente un debate donde quisieron utilizarnos como base de maniobra para sus negociados. Pero se confundieron, lejos de estos métodos de los partidos tradicionales, los representantes del FIT hemos demostrado en todos los casos donde nos toca asumir que nuestras bancas no están para beneficios personales, por eso cobramos igual que una maestra y exigimos lo mismo para todos los funcionarios políticos y luego de ejercer nuestra función volvemos a nuestros trabajos. Porque las bancas de la izquierda son puestos de lucha y no buscamos atornillarnos en los privilegios de una casta que vive muy lejos de la realidad del pueblo trabajador.

¿Entonces cuál va a ser el rol de la izquierda en el concejo siendo minoría?

Los concejales del FIT vamos a denunciar los negociados que se tejen en este recinto a espaldas del pueblo trabajador, como lo hicimos en la sesión preparatoria donde denunciamos la votación por unanimidad de la UCR y el PJ del presupuesto 2018, donde concejales que gozan de dietas de privilegio de más de treinta mil pesos, votaron mantener las condiciones de precarización de miles de municipales que perciben sueldos miserables de $1.800, una burla.

Por otro lado, nuestras bancas estarán abiertas a los trabajadores, las mujeres y la juventud, para que por primera vez sus demandas tengan voz en el concejo deliberante. Esto quiere decir que nuestras bancas estarán al servicio de fortalecer la organización y la movilización del pueblo trabajador, que es la verdadera vía para arrancar nuestras reivindicaciones.


En la sesión denunciaste la reciente causa abierta en tu contra por apoyar la huelga de los trabajadores de Ledesma…

Si, se trata de una causa escandalosa contra 50 trabajadores, dirigentes sindicales, referentes de DD.HH y concejales, como en mi caso y el de Patricia Gutiérrez. Una nueva muestra de la persecución y criminalización de la protesta que impulsa el gobierno de Morales, al servicio de las patronales como la del genocida Blaquier. Lamentablemente, y a pesar de estar involucrada una de las concejales presentes, sólo el Frente de Izquierda levantó esta denuncia y exigió que el Concejo repudie este nuevo atropello a las libertades democráticas elementales. Una muestra de lo que decía antes, de que somos la única oposición consecuente en ese recinto.








Temas relacionados

Jujuy   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO