Internacional

CORONAVIRUS EN EL MUNDO

Mientras se expande el coronavirus, Europa mantiene hacinados a decenas de miles de refugiados

Calamidades provocadas por los Estados capitalistas se pusieron de manifiesto por la pandemia. La de los refugiados que huyen de sus países en guerra es una de ellas: miles y miles de personas viviendo en condiciones inhumanas.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Jueves 26 de marzo | 01:43

Hace años que el mundo asiste entre espantado y asombrado a las imágenes de las caravanas de refugiados huyendo de la guerra civil en Siria, donde también participan Rusia e Irán, apoyando al régimen despótico de Bashar al Asad por un lado y Turquía que viene apoyando a ex militantes de Al Qaeda y el Estado Islámico.

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Siria?

Todos recordarán la imagen del chiquito sirio de 3 años, Aylan Kurdic, ahogado en las playas turcas mientras trataba de huir con su familia, de la barbarie guerrerista.

Los Estados europeos lloraron lágrimas de cocodrilo y mientras lo hacían cerraban sus fronteras a millones de personas que todo lo habían perdido.

Pero los enfrentamientos en Siria continuaron, las caravanas de refugiados también.

Hoy, en plena crisis mundial por la pandemia del covid19, popularmente llamado coronavirus, ese drama se manifiesta en toda su extensión en Lesbos, la isla de Grecia que está en frente de las costas de la Turquía gobernada por Recep Tayyip Erdogan.

En esa isla se encuentra el mayor campo de refugiados de la Unión Europea, se llama Moria, un terreno de 100 mil mts2 donde apenas sobreviven 20 mil personas, ese campo se concibió para albergar a solo 3 mil refugiados.

Pero en las 5 islas griegas, ubicadas en el Mar Egeo, viven en condiciones más que terribles un total de 41 mil personas que esperan alguna respuesta a su pedido de refugio en algún país de Europa. Un continente con países centrales que en su mayoría ya antes del Coronavirus cerraron sus fronteras a quienes huían de los efectos devastadores de la guerra o de las hambrunas. ¿Pecados capitales? No, la cara más abyecta del sistema capitalista.

En Lesbos por ejemplo, 5 o 6 miembros de una familia (o más) tienen que vivir hacinadas en pequeñas tiendas de 4 metros cuadrados. En ese campamento, en algunas de sus zonas hay solo una ducha para 240 personas, un inodoro cada 170 y en otras zonas no hay ni agua ni electricidad.

Te puede interesar: Ni agua ni jabón: en el capitalismo miles de millones están desarmados frente al coronavirus

No es exagerado decir que si el coronavirus llega a esa región, los resultados serán tremendos.

En un comunicado el Secretario General del Consejo Noruego para los Refugiados, Jan Egeland, afirmó a mediados de marzo, que: “Cuando el virus llegue a asentamientos superpoblados en lugares como Irán, Bangladesh, Afganistán y Grecia, las consecuencias serán devastadoras. Debemos actuar ahora. También habrá una carnicería cuando el virus llegue a partes de Siria, Yemen, donde los hospitales han sido demolidos y los sistemas de salud se han derrumbado”.

Ante este panorama y con la amenaza latente del coronavirus, ¿cuál fue la respuesta del gobierno conservador de Grecia? Prohibir las visitas al campo tanto de individuos como de organizaciones, incluidas las humanitarias, y suspender las actividades colectivas, como si Moria no fuera un terreno absolutamente superpoblado.

Además no permite que los que llegaron después del 1° de marzo (momento en que Turquía abrió sus fronteras para “deshacerse” de los refugiados), realicen su pedido de asilo.

Médicos sin frontera de Grecia, que trabajan en los campos, afirman que las recomendaciones para prevenir el coronavirus son imposibles de cumplir, porque falta agua y jabón y es muy difícil aislar a alguien que presente síntomas, por el lugar superpoblado.

Reproducimos un video realizado por el diario El País, "Atrapados en Moria", que refleja cuál es la situación de quienes viven en ese campo de refugiados.

Hasta mediados de este mes, se reportó un solo infectado, lo que indica que a esta altura ya deben ser muchos los contagios.

Los Estados europeos primero pusieron muchas restricciones a la entrada de inmigrantes refugiados y cuando los aceptaban, las condiciones eran brutales, luego varios cerraron sus fronteras.

Ahora por las condiciones que impone la pandemia del coronavirus la casi totalidad de países imperialistas de la Unión Europea permanecen cerrados, al igual que Gran Bretaña. Estados Unidos, como principal mentor de varias de esas guerras que provocaron la huida en masa de gran parte de la población de Siria y Afganistán, se desentiende de esta crisis humanitaria.

El coronavirus está poniendo de manifiesto diversas y brutales realidades que hunden aún más en la miseria a millones de trabajadores y pobres de todo el mundo. Pero que no caen del cielo, obedecen a políticas concretas de los países imperialistas y sus gobiernos aliados.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Guerra en Siria   /    Refugiados   /    Afganistán   /    Turquía   /    Grecia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO