Mundo Obrero Bolivia

ELECCIONES EN LA FEDERACIÓN FABRIL DE LA PAZ

Mientras la burocracia sindical se pelea, los trabajadores son los excluidos de estos procesos electorales

El martes 13 de junio, en el ampliado fabril se llegó a escenas de pugilato ante los intentos de controlar el comité electoral por las diversas camarillas. Entre tanto, continúan los despidos, las suspensiones y la precarización laboral.

Javo Ferreira

Bolivia

Jueves 15 de junio | 22:43

Imagen: Wilson Mamani y Evo Morales inauguran coliseo antes de jugar fútbol
Fotos: Raúl Martínez

La pugna inter burocrática en la Federación de Fabriles de La Paz entre Los diversos representantes del oficialismo como Wilson Mamani y Hugo Torrez no parece encontrar una salida. Ninguno está dispuesto a volver a trabajar. Mamani, quien controla la FDTFLP (Federación Departamental de Trabajadores Fabriles de La Paz) desde hace casi una década, hoy asumió la pose de opositor, buscando librarse de su responsabilidad en los más de 800 despidos producto del cierre de ENATEX y de casi una década de ser parte del MAS y amigotes de Evo. Participó junto a Víctor Quispe en la Confederación Fabril en la liquidación del Partido de los Trabajadores junto a burócratas como Pedro Montes primero y luego Juan Carlos Trujillo en la COB (Central Obrera Boliviana) y Miguel Pérez ex ejecutivo de la FSTMB (Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia). Durante casi una década se dedicaron a entregar una a una las demandas de los trabajadores, jugar al fútbol, viajar a Caracas y disfrutar de todas las prebendas gubernamentales destinadas a la compra de dirigentes. Por otro lado el declarado masista Hugo Torrez, de la misma forma, al mando de la Central Obrera Departamental (COD) tiene exactamente la misma responsabilidad que Mamani en las derrotas que durante estos años han sufrido los trabajadores. Hoy se enfrentan por el control de las organizaciones sindicales ya que no quieren volver a trabajar y esperan seguir controlando la mamadera de las dádivas del gobierno. En esta perversa ecuación los únicos que salen perdiendo son los trabajadores de base, quienes como en ENATEX, Polar, etc etc, no pueden salir a la calle y defender sus derechos con dirigentes que se niegan a pelear. Hoy, la precarización laboral en fábricas y talleres no ha cambiado un ápice de las condiciones que impusieron los neoliberales con el Decreto Supremo 21060. Estos burócratas corrompidos se negaron a realizar campañas de organización sindical que fortaleciera a las organizaciones sindicales y las filas obreras. Se negaron y se niegan a impulsar campañas de organización de los trabajadores de base, uniendo las filas obreras divididas por una serie de formas legales que buscan terciarizar y precarizar el empleo.

Por eso desde la LOR-CI (Liga Obrera Revolucionaria por la Cuarta Internacional), vemos como las elecciones a la Federación Fabril de La Paz, se han convertido en un espacio para que la burocracia dirima sus diferencias pero no en un espacio de organización y movilización de las fuerzas obreras. Llamamos a repudiar los mecanismos burocráticos a espaldas de los miles de trabajadores fabriles, afiliados y no afiliados. Llamamos a poner en pie una tercera corriente política sindical, contra Torrez y contra Mamani y Quispe, por traidores. Llamamos a poner en movimiento las fuerzas que reivindiquen la lucha por la independencia política de las y los trabajadores, única forma de tener las manos libres para defender el empleo, el salario y nuestras conquistas frente al MAS pero también frente a la oposición patronal de SOL.BO, Doria Medina y otras variantes burguesas. Necesitamos realizar un balance profundo de lo acontecido en los últimos años para poder enfrentar a la burocracia sindical oficialista y opositora, ambas enemigos de la independencia política de los trabajadores.

El POR, furgón de cola de Wilson Mamani

Palabras aparte las merece el POR. Esta organización ha perdido la brújula de una manera locoide los últimos años. Luego de haber mantenido un sectarismo estéril durante el ciclo de levantamientos nacionales, hoy, ha decidido romper con ese sectarismo impotente y está avanzando en coquetear y convertirse en escalera de cualquier fuerza política sindical auto titulada de oposición. En el plano político el 21F se pusieron detrás de los partidos patronales opositores, Unidad Nacional, Revilla, Leyes en Cochabamba, y en el plano sindicial hoy se subordina a Wilson Mamani a quien embellece afirmando que las tesis fabriles aprobadas son casi un calco de las tesis de Pulacayo. En un comportamiento propio de abogados, pero no de revolucionarios, están dispuestos a creer todas las radicalidades rojas que Mamani esté dispuesto a firmar, pero se guían por el papel y no por lo que realmente sucede en las fábricas y talleres donde en ningún momento Wilson, Torrez o Mitma, desde la COB, han bajado y denunciado las condiciones de trabajo a la que son sometidos decenas de miles de trabajadores fabriles. El POR se está convirtiendo en el ala izquierda de la burocracia sindical, ensuciando las banderas del trotskismo y dificultando la emergencia de verdaderas corrientes obreras, política y sindicalmente independiente para luchar por las demandas y objetivos de los trabajadores. Desde la LOR-CI llamamos a los compañeros del POR a revisar el actual rumbo oportunista al que su dirección los está conduciendo.






Temas relacionados

POR   /   Mundo Obrero Bolivia   /   Bolivia   /   LOR CI   /   FSTMB   /   ENATEX   /   COB   /   Precarización laboral   /   Burocracia sindical   /   Evo Morales

Comentarios

DEJAR COMENTARIO