Internacional

BRASIL

Mientras Temer avanza contra las leyes laborales, la CUT se toma vacaciones

Temer anunció un conjunto de medidas que buscan destruir derechos elementales establecidos en el marco de las leyes laborales. La CUT se limita a declaraciones, parece estar de vacaciones.

Marcelo Pablito Santos

Dirigente del Sindicato de Trabajadores de la USP

Martes 27 de diciembre de 2016 | Edición del día

Michel Temer anunció “como regalo de Navidad” a los trabajadores un conjunto de medidas llamadas por él mismo y los medios golpistas como una “minirreforma”. En verdad, buscan destruir derechos elementales de los trabajadores establecidos en el marco de las leyes laborales compiladas en el CLT (Consolidación de las Leyes de Trabajo), equivalente a los convenios colectivos de trabajo de Argentina.

El conjunto de propuestas del gobierno incluye un aumento de una semana de la jornada laboral mensual actual, ya que la reforma acordada con las centrales sindicales prevé que la jornada pueda ser extendida en hasta 12 horas diarias, pudiendo llegar a las 220 mensuales. El plan oficial también prevé el fraccionamiento de las vacaciones, treinta minutos de horario de almuerzo (actual es de una hora) y el fin de los acuerdos colectivos. Todo será decidido en acuerdos firmados entre la patronal y los trabajadores por la vía de los sindicatos en forma individual. ¡Es el fin de la CLT!

Temer no esta solo en esta cruzada de ataques a los trabajadores, cuenta con apoyo de los grandes medios que distorsionando y manipulando la información buscan convencer a la población de que se trata de reformas necesarias para la modernización de las “relaciones entre capital y trabajo en Brasil que se mantienen rehenes de una visión de ochenta años atrás”.

Te puede interesar: Ofensiva de Temer sobre los derechos de los trabajadores

Mientras el gobierno sigue a la ofensiva, la CUT mantiene su parálisis completa. En una del total de las dos declaraciones realizadas por esta central sindical sobre el tema, clasificó como “ineficaz, inoportuno y autoritario el proyecto de reforma laboral” presentado por el gobierno aunque no escribió ni dijo una palabra sobre cómo dar curso a un plan para organizar la lucha de los trabajadores para enfrentarlo. Para concluir que, “en este escenario de ataques a los derechos, la CUT sigue en la construcción de la huelga general”. No se sabe cómo, ya que sin organizar el debate entre los trabajadores en los lugares de trabajo, convocando asambleas para organizar la lucha, difícilmente pueda construirse algo.

Intentan explicar su lógica de ser “pacientes”. Según declaró su presidente, Wagner Freitas, “es el debate de la Reforma del sistema previsional, que pondrá fin a la jubilación del trabajadores y de sus hijos, el que debe levantar a los trabajadores y estudiantes y salir todos a las calles”. Por lo que parece, entonces, que la CUT que no se movió un centímetro en la lucha contra el golpe, que mantiene la tregua con el gobierno golpista haciendo seguidismo a la política del PT, demostrando su responsabilidad de no “incendiar el país” tal como declaró Lula en función de preservarse como candidato hacia 2018, no hará nada o está esperando que se apruebe la reforma del sistema previsional para ponerse en movimiento.

Cuando la CUT apoyaba al gobierno petista en la implementación de las medidas de ataque contra los trabajadores decían que era necesario esperar el momento indicado para luchar; se consumó el golpe y tampoco era el momento de luchar; frente al gobierno de Temer y el endurecimiento de las medidas tampoco convocan a la lucha; se avanza contra la CLT.... pero la CUT espera por la reforma previdencial.

No hay nada que esperar. Es más urgente que nunca la preparación de un plan de lucha, construido desde las bases, en los lugares de trabajo, en los servicios junto a los jóvenes desempleados y estudiantes que vienen resistiendo y defendiendo la educación con ocupaciones de escuelas y universidades. Es necesario romper de una vez la tregua de las centrales con el gobierno porque los ataques no se toman vacaciones.

Te puede interesar: Odebrecht: cinco claves para entender las declaraciones del FBI








Temas relacionados

Michel Temer   /    Reforma laboral en Brasil   /    Lula da Silva   /    CUT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO