Géneros y Sexualidades

8M

Michetti, ajustadora y antiabortista, desea a las mujeres un “feliz día”

Escribió una carta en defensa de ‘lo femenino’ donde insinuó su postura contra el aborto, uno de los derechos por los cuales marcharon decenas de miles de mujeres en todo el país.

Jueves 8 de marzo | Edición del día

Este 8 de marzo Gabriela Michetti estuvo muy activa en las redes sociales. Durante la mañana, asistió a un acto donde Mauricio Macri –recortador serial en programas de educación sexual y presupuesto para las políticas contra la violencia machista-, pretendió ser un aliado de las mujeres.

“Junto a nuestro presidente, mujeres destacadas de la política, la sociedad civil y el emprendedurismo”, tituló la vicepresidenta al álbum de fotos que subió a Twitter.

Además, en su cuenta de Facebook firmó una carta titulada “Mujeres, ¡feliz día!”. Allí aseveró ser una “apasionada por lo que ‘lo femenino’ aporta a la sociedad”. Cuando en las calles se sentía el reclamo contra la violencia machista y por el aborto legal, seguro y gratuito –lo cual se expresó en miles de pañuelos verdes-, Michetti aprovechó para dar un guiño contra aquel derecho elemental.

“En estos días se habla mucho de mujeres que son víctimas de situaciones extremas y deben enfrentar embarazos en condiciones que resultan por demás difíciles. (…) No podemos apagar esos sufrimientos con respuestas que le generen un sufrimiento mayor a la mujer. Debemos debatir como sociedad cómo ayudarlas realmente”, escribió la funcionaria quien también es una ferviente seguidora de la Iglesia Católica.

A pocos días de que se presentara por séptima vez el Proyecto de Interrupción voluntaria del embarazo para que las mujeres puedan decidir sobre sus cuerpos y dejen de morir las más pobres, la vicepresidenta afiló el teclado. Y sugirió que el “Día Internacional del Hombre” –una fecha de escasa trascendencia propuesta por un profesor norteamericano en 1992- es una “exquisita oportunidad de debatir cómo construir esta sociedad con el valor de lo masculino y lo femenino”.

Su posición antiabortista no es nueva. Tampoco su fuerte inclinación por los binarismos de género. “No voté la ley de matrimonio igualitario porque me hacía ruido, pensé en los hijos que podían adoptar”, había confesado en una ocasión.

Entre otros elementos, también incorporó la importancia de la “nivelación salarial”. “A iguales condiciones de trabajo, igual salario. No existe argumento alguno que justifique que esto no sea así”, argumentó. Vale recordar que Michetti se vio envuelta en un escándalo durante 2016 cuando trascendió que le pagaba a su empleada sólo $25 por hora. Es decir, la mitad de lo correspondiente por ley para una persona que trabajaba en su lujoso hogar cinco días a la semana durante ocho horas desde hacía 22 años.

Las mujeres realizamos un trabajo invisibilizado, recibimos salarios inferiores a los de los hombre y sufrimos condiciones laborales de explotación. Mientras la vicepresidenta se aferra a ‘lo femenino’, su gabinete se encarga de reprimir movilizaciones, despedir trabajadoras, privar de la educación sexual a jóvenes y niños, así como fomentar el desamparo a las víctimas de violencia. Nosotras no nos quedamos de brazos cruzados ni nos resignamos. Junto a compañeros que nos acompañan en nuestra lucha, hoy hicimos temblar la tierra... y no hay palabras que puedan ocultarlo.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO