Géneros y Sexualidades

A TRES SEMANAS DE SU DESAPARICIÓN

Micaela Solano: a tres semanas de su desaparición, la familia no pudo acceder al expediente

La joven de 14 años desapareció el martes 20 de agosto y desde ese momento no se pudo dar con su paradero. Hasta el día de la fecha la familia no tiene acceso al expediente de la investigación y se tuvo que movilizar para que luego de 18 días asignen fiscales que colaboran con la causa.

Natalia Morales

Diputada del PTS-FIT en Jujuy | @NatuchaMorales

Martes 10 de septiembre | 16:13

Como venimos dando cuenta en este medio, Micaela, vive con su familia en el barrio de Monterrico, hija de madre y padre que son peones en los campos del tabaco. El martes 20 acudió como todos los días a la Escuela Agrotécnica de Perico, pero a los quince minutos de haber ingresado salió de la escuela y no se supo más de ella.
Desde ese momento que la familia ha peregrinado diariamente por comisarías, brigadas de investigación, ante diputados, funcionarios del ministerio de seguridad, del juzgado de menores, ministerio público de la acusación y fiscalía federal exigiendo información, que se activen los protocolos de búsqueda de una menor y celeridad sobre la investigación llevada adelante para encontrar a Micaela.

La familia denunció que fueron ellos los que se movieron desde el primer día aportando todo tipo de información a la Brigada para acelerar su búsqueda sin embargo notaron desde el primer momento una serie de irregularidades, como también que funcionarios y agentes de la brigada lejos de informar sembraron sospechas sobre Micaela y su familia.

“Parece que por ser pobres no se mueven y no nos dan explicaciones”

Habiendo pasado cinco días sin tener novedades, la familia de Micaela junto a vecinos de Monterrico organizaron marchas el domingo 25 en el pueblo, el lunes 26 en Perico, y el martes 27 en Tilcara, para que el caso empiece a circular por los medios de comunicación. La familia acudió el domingo 25 a la casa del diputado e intendente electo Nilson Ortega en Monterrico, para que el lunes 26 saliese una reunión entre el diputado, el ministro de seguridad Ekel Meyer, el secretario de seguridad Tejerina, y funcionarios de ese ministerio, para que se brinde nombres de encargados de la investigación, la comisario Cuellar, de la brigada de investigaciones, y la jueza de menores Pilar Medina, y se reúnan con la familia.

La segunda semana de su desaparición transcurrió con unas goteras de acciones por parte de Brigada de Investigaciones, donde la familia siguió aportando pruebas para su investigación sin tener demasiadas respuestas. El jueves 29 fuimos con Balbina, madre de Micaela, a la brigada de investigaciones, para solicitar acceso al expediente de investigación para constatar las acciones que vienen realizando y que nos informen sobre el fiscal a cargo de la causa. La comisario Tapia afirmó que no había delito para que haya fiscal en la causa y que Micaela se fue por cuenta propia, lo cual es una fuga de hogar.

Dieciocho días sin Micaela, dieciocho días para que se designen fiscales
La tercera semana luego de la desaparición de Micaela comenzó con avances concretos, no en la causa e información solicitada, sino en la coordinación con organizaciones de mujeres, sociales, de DDHH y políticas para fortalecer la denuncia por el accionar irregular y desidia del Estado y sus instituciones y por la aparición de Micaela.

A la exigencia para que se designen fiscales desde el Ministerio Público de la Acusación, se sumó la denuncia que realizaron madre y hermana de Micaela en Fiscalía Federal del Estado el martes 3 de septiembre, donde fue el mismo fiscal federal, Dr. Jure, quien puso en duda la afirmación que realizamos junto a Balbina, de que no había fiscales designados en la provincia en el caso.

Las denuncias por el manejo irregular por parte del Estado en la causa, hizo que desde la Secretaría de Paridad y de Género, se presenten abogadas a la casa de Micaela dos semanas luego de su desaparición, para ofrecer a la madre colaboración para que tenga información de la causa. Eso se tradujo en reuniones el miércoles 4, con el secretario de Seguridad Tejerina y con la jueza Pilar Medina. El primero responsabilizó a la madre y familia por la ida de la joven, e incluso cuestionó a Balbina, madre de Micaela, por haber realizado marchas y accionar junto conmigo, “diputada de la izquierda”. La segunda afirmó que ella ya había hecho todo lo que estaba a su alcance y que es incompetente, ya que tendría que tomarlo un juzgado de adolescentes. Claramente las reuniones más que aportar tranquilidad a la madre y familiares, fueron de mínima intimidatorias.

La marcha del jueves 5, convocada por la madre de Micaela, en la que participaron familiares, decenas de vecinos de San Vicente, un barrio de peones rurales de Monterrico, junto a las organizaciones de mujeres, de DDHH, y sociales, tuvo como destino el ministerio público de la acusación donde se presentó una nota al Fiscal General Lello Sánchez, quien no recibió en ese momento a la familia, porque estaba tomando examen, y donde el fiscal Lozano, salió a justificar el accionar competente de la jueza Pilar Medina.

Sin embargo, la marcha sirvió, para que recién luego de dieciocho días, el fiscal Lello Sánchez, convoque a la familia a una reunión al día siguiente, donde estuvimos acompañando desde las organizaciones, donde informó que desde ese momento quedaban designados el fiscal Cusell y Bosatti, como colaboradores de la causa llevada adelante por la jueza de menores Pilar Medina, y el ayudante fiscal Molina.
Si bien el fiscal general prometió que por la tarde la familia iba a ser convocada a una reunión con los fiscales asignados para obtener información sobre el caso, y tener acceso al expediente de investigación, a la tarde noche, en la reunión propiciada los fiscales Cusell y Bossatti, afirmaron que ellos no tuvieron acceso al expediente, que colaboran con la causa que la tiene la jueza Pilar Medina, y que el fiscal Bossatti recién lo vería el lunes, por ende nos fuimos de la reunión sin poder corroborar si es real todo lo que se informa.

Ahora, resulta indispensable que aparezca Micaela, el Estado es responsable!

Así cantaban familiares, vecinos, organizaciones de mujeres y DDHH, que marcharon el 5 de septiembre en la capital jujeña. Y es que este caso, pone en evidencia el carácter patriarcal y de clase de un Estado que ha incurrido en todo tipo de irregularidades a la hora de buscar y localizar a una joven de 14 años, hija de peones de los campos del tabaco, que no quedó exenta de la estigmatización y el cuestionamiento sobre su vida, y la de su familia, como si de eso dependería que la busquen más rápido o no.

Queda demostrada la importancia y el rol que puede cumplir nuestro movimiento de mujeres, rodeando a la familia, movilizadas en las calles, para denunciar la inacción estatal y seguir exigiendo la aparición inmediata de Micaela, a tres semanas de su desaparición. Porque Micaelas hay muchas, y somos todas.







Temas relacionados

#NiUnaMenos   /    Jujuy   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO